"La situación es preocupante, incierta y demasiado revuelta. Las cosas ya no son como antes. Mejor evitemos mayores problemas y soportemos la crisis hasta que pase". Este es el pensamiento frecuente de muchos empresarios, ante una desestabilización en el ambiente donde se mueven sus empresas. Cuando las aguas están turbulentas, mejor quedarse lo más quieto […]

Leer más de esta entrada