Hora del Este (Miami)

Sintonizar desde su reproductor favorito ...

Winamp, iTunes Windows Media Player Real Player QuickTime Proxy Web

miércoles, 16 de diciembre de 2015

El blog de "La Visita de Miami"

El blog de "La Visita de Miami"


Con la nueva Directora, Radio y TV Martí la entregan a los Castro en bandeja de Plata

Posted: 16 Dec 2015 05:47 AM PST

Por Jesús Marzo Fernández.

Les confieso que me ha llamado en extremo  la atención la amplia cobertura periodística que ha tenido Malule González  como la  nueva directora de Radio y  Tv Martí.  Y  para quien sabe de periodismo, sabemos que esto ni es casual, ni mucho menos espontaneo.

Hace unos días, El Nuevo Herald le dedicó la primera página, espacio que normalmente no regala el periódico porque  se reserva únicamente para las noticias de gran impacto. Analizando en detalle el suceso, me surgen algunas dudas para las cuales no tengo repuestas.

En primer término, a nadie le ha quedado claro la renuncia o despido de Carlos García, ni cuales han sido los motivos de esa sustitución. Y he aquí la primera falta de respeto  porque esa emisora se financia con los impuestos de  nosotros los contribuyentes. Así que si somos nosotros los que financiamos, merecemos saber el trasfondo de este cambio en la dirección de la emisora.  Entonces  ¿Qué se puede pensar sobre  el Director saliente? ¿Fue bueno o malo  o realmente no se ajusta a las nuevas relaciones  EEUU-CUBA?¿Cuál es la verdad?

Resulta muy sospechoso-  para los que conocemos el tema de Cuba- que hayan designado a una desconocida como la Malule,  que no es cubana, para que tome las riendas de un Proyecto que supuestamente  está diseñado para defender y ayudar a la instauración de la democracia en Cuba. Es más que evidente que quien asuma esa responsabilidad debe ser un genuino conocedor de la realidad e idiosincrasias cubanas ya que sin ello es imposible un intento comunicativo que prenda en los cubanos  que reciban el mensaje.  La dirección de RTV Martí  exige verdaderos especialistas al mando y este es un requisito que no cumple la actual directora recién nombrada. 

El misterio que rodea a esta designación  impide tener una idea clara  de que objetivos se esconden detrás de todo esto, porque lo que si  se sabe es que esto no fue fortuito y  valdría una fortuna saber quien recomendó a Malule para este importante cargo , desestimando a  reconocidos periodistas cubanos del exilio  , con un  alto nivel  profesional  -que hay muchos- y con una historia de lucha en contra de la dictadura de los Castro.  Incluso en la propia Radio TV Marti laboran muchos comunicadores cubanos, altamente calificados, conocedores profundos de la realidad de la isla que merecían una posición de tal envergadura.

Este proceso de designación de una nueva directiva nos recuerda las prácticas castristas de la Revolución  , en las que-amparados por el sello de la confiabilidad política por no decir el alto grado de lamer botas- un ingeniero dirigía un Hospital  o un médico   una empresa lechera. En los medios de comunicación cubanos  la mayoría de sus dirigentes eran  ex militares o  graduados de cualquier especialidad soviética menos periodistas. ¿Y cuáles fueron las consecuencias?. Caos, intervención constante de  políticos del partido y en resumen, esclavitud  total y adoctrinamiento.

Pues esto parece que también  llegó a Miami, es decir,  a Radio y TV Martí. O será que los intereses creados  en este mar de babosería procubana y pro amistad cubano-americana no querrán disgustar a los Castro con la designación de un periodista  de probado patriotismo cubano para encaminar la ya deteriorada  imagen de RTV Martí?

Sin dudas,  la designación de Malule, fue muy bien estudiada y responde a intereses políticos, de mucha actualidad, y con mucha discreción, como todos los acontecimientos relacionados con las medidas, que se dieron a conocer el pasado 17 de diciembre. La falta de claridad se ha impuesto a las relaciones  EEUU-CUBA,  todo es un absoluto misterio al  más fiel estilo de la compartimentación comunista.

No me sorprendería, a estas alturas  que Cuba haya aprobado la designación de la puertorriqueña, no explícitamente pero si de manera  implícita como fiel reflejo del  Nuevo Orden que rigen  las relaciones entre ambos países. El silencio por parte del Catrismo equivale a una aprobación.

Ahora bien, lo más interesante de este mejunje  fue la visita no oficial de Malule a la Isla, de la cual se sabe muy poco o casi nada.  Una estancia de unos días  en la isla no logra que la nueva directora se  lleve una idea clara de lo que pasa allá adentro. Así que otro fue el motivo. Con solo preguntarle a sus empleados hubiese sido más que suficiente porque  la mayoría han sufrido en carne propia la dictadura de los Castro. Me pregunto ¿quiénes estarán detrás de este viaje?

Antes de ir a la isla, la nueva directora debió darse una vuelta por Costa Rica para visitar a los miles de cubanos varados en ese territorio en una franca crisis migratoria, pero que sin temor a equivocarme, allí podría haber recogido millones de criterios y opiniones de un pueblo que por primera vez se siente libre para expresarse, cosa que en Cuba es un peligro hacer.

Tras su visita a La Habana  ¿Malule estará consciente que se la entregaron a los Castro, que estuvo en manos de unos de los servicios de inteligencia más eficientes del mundo, que fue monitoreada desde que llegó a Cuba, que sus habitaciones estaban repletas de cámaras, y que ningunos de sus contactos escapó del control gubernamental?

Valdría la pena preguntarle a Malule si ha oído hablar de su compatriota Ana Belén Montes.  Estoy seguro y convencido que el Dossier de la nueva directora de RTV Martí,  está  listo para el momento que haya que usar el Chantaje como arma de coacción.  Así han trabajado durante anos los servicios de inteligencia comunista y esto mis amigos no puede ser una excepción.


Quisiera equivocarme, pero la emisora,   que sufragamos los contribuyentes en su sede de Miami, apunta a convertirse en la nueva Radio Rebelde Martí. Y quiera Dios que yo esté equivocado,  aunque por desventura,  no lo creo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Campaña por Eduardo Arocena