(FUERA DEL AIRE TEMPORAL) Hora del Este (Miami)

Sintonizar desde su reproductor favorito ...

Winamp, iTunes Windows Media Player Real Player QuickTime Proxy Web

domingo, 6 de diciembre de 2015

Enfoque Magazine 3

Enfoque Magazine 3


LA PROSTITUCIÓN EN CUBA ENTRE LOS SIGLOS XVI Y XIX

Posted: 05 Dec 2015 07:30 PM PST

Por, René  León Historiador y poeta

 Los aborígenes primeros habitantes del Nuevo Continente, conocido por América, fueron llamados erróneamente "indios" por creer el Almirante Cristóbal Colón que se encontraba en la India, y así se quedó el nombre, cosa que no vamos a discutir después de tantos años. Vivían una vida muy diferente a los europeos que llegaron al nuevo Continente, y en especial en Cuba, donde se vivía una vida de paz y tranquilidad. Al llegar más tarde a la Española, dejan a un grupo de hombres de las tripulaciones de los tres bergantines, y construyen un pequeño fuerte. Al regresar Colón en su segundo viaje, se encuentra que el fuerte había sido destruido y los hombres habían sido asesinados por los indígenas, motivado por los abusos contra los naturales y el abuso sexual contra las mujeres de ellos. El Almirante Colón, ordenó a sus hombres tomar represalia contra los naturales de la isla, indiscriminadamente. (Hay quien dice que quieren hacer "SANTO" a Colón, después de tantos abusos.

  Empecemos a llamar indios a los naturales, tuvieron que sufrir las vejaciones de los europeos, y el abuso sexual de sus mujeres, sin poder hacer nada, el que protestaba o se sublevaba, pagaba con su vida. Así, empieza la destrucción de América y la prostitución.

 Cuando Diego Velázquez es enviado a la conquista de Cuba, funda varios poblados. Primero Baracoa y Santiago de Cuba, siendo el más importante. Después se fundaron las otras villas, como fueron llamadas desde un principio. Le son dadas encomiendas de tierras e indios a los principales capitanes. Los indios que podían escapar o esconderse se iban lejos de las tierras de los españoles. Aquellos que estaban encomendados sufrieron los rigores del trabajo y del maltrato, trabajaban desde temprano en la mañana, hasta que oscurecía. Las mujeres eran utilizadas en la agricultura y para placer del encomendado y de sus amigos. Algunos de ellos tenían un bohío como cantina y le ofrecían a los marinos y soldados las mujeres por dinero o mercancías. Los indios cansados de tanto abuso deciden en grandes grupos tirarse en los precipicios de las montañas por familias enteras, era preferible la muerte, al maltrato y vejación. La población india va desapareciendo poco a poco. Los historiadores calcularon la población india de Cuba, en más de 300,000 habitantes, yo no sé en lo que estaban pensando, porque es imposible que desde la conquista, en 1517 a 1599, fueran a quedar en la isla menos de 4,000 indios. Se sabe que las enfermedades y en especial las venéreas, abundante en los europeos, acabaron con la población, no por ser asesinados ellos.

  Al coger importancia la villa de San Cristóbal de la Habana, los indios relocalizados en Guanabacoa, poblado cercano, eran de unos 600 en 1599. Empiezan a entrar los esclavos negros y mujeres negras libertas que se establecen en las afueras de la villa, y otras que trabajaban en las cantinas de sus dueños. Estas son las primeras prostitutas de la villa de La Habana. Con la llegada de los bergantines de España y de sobrevivientes de los naufragios, llegan algunas mujeres blancas, que venían a reunirse con los esposos, o lo habían perdido en un naufragio. La vida de ellas si no tenían familia o dinero para sobrevivir fue muy dura, algunas fueron ayudadas por "personas" caritativas que después se aprovecharon de ellas, y otras con suerte que se casaban con su protector, no importaba la edad. Pero son las negras libertas y las esclavas que reunían dinero para pagar a su dueño  por la libertad, otras vendían en sus bohíos casabe, carnes saladas y tabaco, y así sobrevivir e independizarse. En la trastienda de los bohíos se ofrecía el sexo que los marinos buscaban.
  El cabildo de la villa al ver que no podían controlar la venta de los esclavos, que perjudicaban a los comerciantes, dictan ordenes al respecto: "Cabildo, febrero 8 de 1556…fue acordado en este cabildo por los dichos Señores de Justicia y Regidores que por cuanto algunos negros o negras así los que son esclavos como de los que se han liberado de poco tiempo a esta parte venden cargas de casabe diciendo que es suyo pero que esto hurtan a sus amos lo que conviene remediar, aquí en adelante no pueden vender ningún casabe…mantienen otros vicios contra el cabildo…si fuere esclavo libre le sean dados cien azotes atado a la Ceiba de la plaza…". Cabildo, mayo 14 de 1557…se proveyó y mandó que muchas negras esclavas en esta villa han tomado por trato de tener taberna y tabaco lo que es mucho perjuicio para la republica…pregonar que ninguna negra esclava sea osada de vivir en casa ni tener taberna ni tabaco so pena de cincuenta azotes…"

  La investigadora americana ya fallecida, Irene Wright dice sobre  la villa de San Cristóbal de la Habana durante el gobierno de Mazariego, "En verdad, parece que en esta época era La Habana una congregación de gentes relajadas, muy dadas al juego…Se acuchillaban unos a otros, se colocaban carteles difamatorios, envenenaban a sus mujeres mestizas para casarse con otras nuevas…"

  El historiador Moreno Fraginals en su libro Cuba/España/España/Cuba, dice: "Quizás el caso más sencillo de entender fuese el de la prostitución. Muchas esclavas fueron puestas a trabajar como prostitutas, en una habitación o deambulando por las calles de la ciudad, tanto en La Habana, como en Santiago de Cuba…Las mujeres blancas o blanqueadas, de bajos ingresos económicos, tenían abierto el camino del mercado matrimonial. Estas realidades hicieron de la prostitución que era profesión infamante, una actividad rentable, y llevaron a numerosos amos a convertir  a sus esclavas en prostitutas". A mediados del siglo XIX llegaron a La Habana, mujeres francesas que se dedicaron a la prostitución, así como algunas que llegaron de Haití después de la revolución, que sus familias lo habían perdido todo. Hoy en día para desgracia del pueblo cubano en la isla, se les llama "jineteras" gracias a la política del gobierno castrista, de negarle todo al pueblo.

 Estas lacras llegaron de Europa, fueron introducidas en el descubrimiento y seguida después por los conquistadores. Ellos veían a los indios como una raza muy ínfima. Es muy triste ver cómo fueron tratados y considerados los indios y los negros esclavos.  








No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Campaña por Eduardo Arocena