(FUERA DEL AIRE TEMPORAL) Hora del Este (Miami)

Sintonizar desde su reproductor favorito ...

Winamp, iTunes Windows Media Player Real Player QuickTime Proxy Web

martes, 26 de enero de 2016

Enfoque Magazine 3

Enfoque Magazine 3


NADA Y TODO HA CAMBIADO

Posted: 25 Jan 2016 12:56 PM PST


Releyendo viejas notas publicada por nosotros, (ENFOQUE 3 MAGAZINE) descubrimos: más bien comprobamos, lo poco, o casi nada que han cambiado las necesidades de todos nosotros, o sea de la sociedad. Hoy podríamos repetir muchas de las notas que como editoriales hemos publicado a lo largo de estos 23 años, sin que hubiera que hacer muchas alteraciones para actualizarlas.


La desigualdad social y económica se mantiene, y en algunos casos se ha agudizado más aun. El interés por servir realmente, de muchos de los políticos que se suponen nos representan sigue ausente de la agendas de estos, y los que deben y han prometido representarnos, se han transformado, más bien son elementos de farándula o argumento para una comedia televisiva. No toman en serio a sus representados más que… "aparentemente", en los clásicos discursos, pletórico de retórica bizantina destinada al record, para posteriores y lejanas lecturas.

Nada ha cambiado. Y la culpa no es de ellos, sino de los votantes que le permiten acceder a esas posiciones y se dejan seducir por almibarados discursos y algún que otro pastelito.

Pero no es solamente el tema político. Peor aún es la interrelación entre los ciudadanos, la baja moralidad y respeto que crece dentro de la sociedad en conjunto. La ausencia de solidaridad, el rampante desinterés que se manifiesta en las relaciones entre los iguales de antaño, que hoy parece que se han convertido en extraños, en enemigos.

Nos horroriza, cuando escuchamos en las noticias, de incidentes, o accidentes, da igual, en la que alguien ha sido atropellado por un conductor que se da a la huida para no responsabilizarse de sus acciones, dejando en muchos casos que el atropellado muera. O cuando escuchamos a través de esos mismos noticieros, como son atacados, ancianos, mujeres o niños aprovechando su vulnerabilidad, para robarle, a veces unos pocos dólares, pero sobre todo poniendo en peligro la vida de estos, sin la menor señal de humanidad. Nuestra sociedad se desintegra a pasos agigantados, y aunque esta opinión parezca exagerada, creemos que nunca hemos estado tan mal.

 Y luego de este recuento, debo corregir en tema e intensión original de la nota y desmentirnos: Si han cambiado. Las relaciones y necesidades sociales, si han cambiado… pero desgraciadamente  para peor.

UNA LECCION DE HISTORIA DE MUCHA IMPORTANCIA Y ACTUALIDAD

Posted: 25 Jan 2016 12:46 PM PST

Por Arturo Pérez Reverte
Escritor español, periodista y miembro de la Real Academia de la Lengua.


 
Los americanos tienen El Álamo, Gettysburg. Los franceses, Alesia. Los judíos, Masada. Los griegos, el Paso de las Termópilas. Los alemanes, los bosques de Teutoburgo. Los ingleses, Trafalgar. Los portugueses, Aljubarrota. Los rusos, Stalingrado. Hasta los zulúes tienen algo... Insaldwana


Y los españoles, debido a los traidores por un lado y los cobardes por otro, no tenemos...


Las Navas de Tolosa, por insidiosa. La Batalla del Ebro, por fascista. Lepanto, por intolerante. Tenochtitlán, por genocida. Bailén, por retrógrado. Amberes, Breda, Northlinghen, por no herir sensibilidades. Villaviciosa, por no plural ¿Sigo?



Y un montón de ineptos, embusteros, interesados, desgraciados, chusmas, incultos, maricomplejines,... traidores y cobardes (insisto) que han dirigido, dirigen y dirigirán las mentes... de los que se dejen, de esta gran nación que es España.


Cuando paso cerca de Despeñaperros (sitio donde se despeñaron miles de perros invasores e impositores de sus ideas (políticas, religiosas, filosóficas,...), siempre salgo despotricando de que no haya nada allí para conmemorar algo tan importante, tan épico, tan cristiano.



He estado en Normandía, y estuvimos cuatro días viendo museos, cementerios, edificios históricos de la batalla de Normandía.

En Estados Unidos, de cualquier escaramuza sin importancia hacen un centro histórico, con museo incluido, y aquí tenemos el 800 aniversario de lo que considero la batalla más importante de la historia de Europa (o sea del mundo) y no hacemos nada.


...Ya ni siquiera se estudia en los colegios, creo. Moros y cristianos degollándose, nada menos. Carnicería sangrienta. Ese medioevo fascista, etc. Pero es posible que, gracias a aquello,... mi hija no lleve hoy velo cuando sale a la calle.


Ocurrió hace ocho siglos, cuando tres reyes españoles dieron, hombro con hombro, una carga de caballería que cambió la historia de Europa. El próximo 16 de julio se cumple el 803 aniversario de aquel lunes del año 1212, en que el ejército almohade del Miramamolín Al Nasir, un ultra radical islámico que había jurado plantar la media luna en Roma, fue destrozado por los cristianos cerca de Despeñaperros.


Tras proclamar la yihad -seguro que el término les suena- contra los infieles, Al Nasir había cruzado con su ejército el estrecho de Gibraltar, resuelto a reconquistar para el Islam la España cristiana e invadir una Europa -también esto les suena-, imagino debilitada e indecisa.


Los paró un rey castellano, Alfonso VIII. Consciente de que en España al enemigo pocas veces lo tienes enfrente, hizo que el papa de Roma proclamase aquello cruzada contra los sarracenos, para evitar que, mientras guerreaba contra el moro, los reyes de Navarra y de León, adversarios suyos, le jugaran la del chino, atacándolo por la espalda.

Resumiendo mucho la cosa, diremos que Alfonso de Castilla consiguió reunir en el campo de batalla a unos 27.000 hombres, entre los que se contaban algunos voluntarios extranjeros, sobre todo franceses, y los duros monjes soldados de las órdenes militares españolas. Núcleo principal eran las milicias concejiles castellanas -tropas populares, para entendernos- y 8.500 catalanes y aragoneses traídos por el rey Pedro II de Aragón; que, como gentil caballero que era, acudió a socorrer a su vecino y colega. A última hora, a regañadientes y por no quedar mal, Sancho VII de Navarra se presentó con una reducida peña de doscientos jinetes -Alfonso IX de León se quedó en casa-.


Por su parte, Al Nasir alineó casi 60.000 guerreros entre soldados norteafricanos, tropas andalusíes y un nutrido contingente de voluntarios fanáticos de poco valor militar y escasa disciplina: chusma a la que el rey moro, resuelto a facilitar su viaje al anhelado paraíso de las huríes, colocó en primera fila para que se comieran el primer marrón, haciendo allí de carne de lanza.


La escabechina, muy propia de aquel tiempo feroz, hizo época. En el cerro de los Olivares, cerca de Santa Elena, los cristianos dieron el asalto ladera arriba, bajo una lluvia de flechas de los temibles arcos almohades, intentando alcanzar el palenque fortificado donde Al Nasir, que, sentado sobre un escudo leía el Corán, o hacía el paripé de leerlo -imagino que tendría otras cosas en la cabeza-, había plantado su famosa tienda roja. La vanguardia cristiana, mandada por el vasco Diego López de Haro, con jinetes e infantes castellanos, aragoneses y navarros, deshizo la primera línea enemiga y quedó frenada en sangriento combate con la segunda.


Milicias como la de Madrid fueron casi aniquiladas tras luchar igual que leones de la Metro Goldwyn Mayer. Atacó entonces la segunda oleada, con los veteranos caballeros de las órdenes militares como núcleo duro, sin lograr romper tampoco la resistencia moruna. La situación empezaba a ser crítica para los nuestros -porque sintiéndolo mucho, señor presidente, allí los cristianos eran los nuestros-; que, imposibilitados de maniobrar, ya no peleaban por la victoria, sino por la vida.


Junto a López de Haro, a quien sólo quedaban cuarenta jinetes de sus quinientos, los caballeros templarios, calatravos y santiaguistas, revueltos con amigos y enemigos, se batían como gato panza arriba. Fue entonces cuando Alfonso VIII, visto el panorama, desenvainó la espada, hizo ondear su pendón, se puso al frente de la línea de reserva, tragó saliva y, volviéndose al arzobispo Jiménez de Rada, gritó: «Aquí, señor obispo, morimos todos». Luego, picando espuelas, cabalgó hacia el enemigo. Los reyes de Aragón y de Navarra, viendo a su colega, hicieron lo mismo. Con vergüenza torera y un par de huevos, ondearon sus pendones y fueron a la carga espada en mano.


El resto es Historia: tres reyes españoles cabalgando juntos por las lomas de Las Navas, con la exhausta infantería gritando de entusiasmo mientras abría sus filas para dejarles paso. Y el combate final en torno al palenque, con la huida de Al Nasir, el degüello y la victoria.


¿Imaginan la película?... ¿Imaginan ese material en manos de ingleses, o norteamericanos?.. Supongo que sí. Pero tengan la certeza de que, en este país imbécil, acomplejado de sí mismo, gobernado por políticos aún más imbéciles carentes de toda identidad... no la rodará ninguna televisión, ni la subvencionará jamás ningún ministerio de Educación, ni de Cultura, porque aquí no habría despelote ni mariconeo, sino gente real que por amar a su tierra luchaban a morir.


¡Ojo! ¡Importante!


Tardamos 8 SIGLOS, o sea, ¡¡800 AÑOS!! en echarles de la península, nuestra tierra! Fue por nuestra desunión, porque España la formaban distintos reinos y no uno solo. Combatíamos entre nosotros -como ahora con las 17 autonomías innecesarias- y no tuvimos un solo Rey, una sola nación, un único mando militar para expulsarles, de eso se aprovecharon durante ¡8 siglos! y ellos, los de la media luna sí que lo recuerdan, por eso se aprovechan, de nuestra actual desunión, para una segunda invasión silenciosa... bajo la permisividad de políticos de bajo perfil, acomplejados, miedosos de llamar las cosas por su nombre..., nada que ver con aquellos valerosos guerreros cristianos que combatieron y derramaron su sangre ¡para.... nada!


Ellos recuerdan nuestra desunión, la misma que tenemos ahora y que muchos políticos fomentan. Y ellos lo saben... y de paso, se frotan las manos, se ríen y se aprovechan para su segunda invasión...


Nosotros hemos olvidado la historia, pero ellos no.... mal asunto.





 

 

CERRAR LA GRIETA DEMANDARA MUCHO ESMERO

Posted: 25 Jan 2016 12:24 PM PST

Alberto Medina Méndez (albertomedinamendez@gmail.com)

La crispación no es un fenómeno nuevo, pero es evidente que en los últimos años se ha exacerbado. Mucho se podría decir acerca de cómo se gestó, se desarrolló y escaló este perverso proceso, pero vale la pena poner todas las energías, más bien, en debatir como superar esta situación de coyuntura.
La "grieta" existe y es indisimulable. Esa división entre "ellos y nosotros" está presente en la sociedad y tiene poco sentido negarla o minimizarla. Tampoco parece razonable detenerse para asignar culpas y cargar las tintas sobre unos u otros. Es hora de asumir con hidalguía y humildad que, como bien se dice en el boxeo, "cuando uno no quiere, dos no pelean".
Es el momento de dar vuelta la página o, al menos, intentarlo. La meta no es que desaparezcan los desacuerdos, ni que las miradas sean todas idénticas, ni parecidas. El disenso no solo es deseable sino que también es necesario para luego hurgar sobre los diferentes senderos posibles, esos que conducen a mejores soluciones como resultado de un profundo análisis.


Los encargados de construir la armonía social no son los gobernantes, ni los políticos. No es bueno que la sociedad se haga la distraída quitándose cualquier tipo de responsabilidad cívica. Claro que la política es protagonista y debe aportar ejemplaridad. Cuando la dirigencia apuesta a la confrontación multiplica la gravedad del problema. Por eso son bienvenidos los buenos gestos y los estilos que contribuyen a generar ese clima adecuado. Es el mínimo aporte que la política puede hacer a este loable fin.
Por difícil que parezca este objetivo no hay que resignarse ni bajar los brazos. La historia de la humanidad muestra innumerables ejemplos de sociedades que estuvieron divididas por hechos más graves que los actuales, con odio, resentimiento y muertes como ingredientes centrales. Pese a ello, lograron sobreponerse, con tropiezos, escollos, idas y vueltas, pero con una contundencia absolutamente verificable.

Los intelectuales y comunicadores deben también cumplir con la parte que les toca en suerte. Desde el periodismo, la academia y cualquier tribuna disponible se puede hacer mucho en favor de esta dinámica, ayudando a pensar con inteligencia y sin inútiles sobreactuaciones.
Pero indudablemente la responsabilidad mayor recae sobre la gente, sobre cada uno de los ciudadanos en su actividad diaria. Allí empieza el trabajo y es donde realmente se harán notar los eventuales progresos concretos. Es en la rutina más mundana donde florecerá la verdadera convivencia.
Si la sociedad no logra entender su rol vital en esta difícil reconstrucción, es improbable modificar la tendencia. Es imperioso recorrer ese camino de aprendizaje y autocrítica. Ha sido demasiado tiempo el vivido bajo estas hostiles reglas de juego. Abandonar esos malos hábitos requerirá de una adaptación que no todos lograrán. Es posible que la mayoría de la sociedad lo consiga y que los violentos, solo terminen siendo una insignificante minoría que no logre impregnar a los demás con sus patéticas costumbres.
Importa mucho aquí la escala de valores que hay que decodificar y luego intentar  alinear. El respeto por el otro, por su vida e integridad, debe incluir la tolerancia por sus ideas, aunque ellas puedan considerarse equivocadas. Un epíteto despreciativo, una agresión sin sentido, no solo no consigue cambiar posiciones, sino que evita el camino de la sensata reflexión e invita a ratificar posturas encerrándose en lo conocido. Así solo se empeora todo.
Las modernas herramientas de comunicación, no siempre ayudan en este devenir. Cierta despersonalización, hace que sea más fácil decir lo indebido por esos medios que en persona. El "cara a cara", disminuye los niveles de belicosidad en casi todas las circunstancias. Es necesario, entonces, no alejarse de las personas con las que se discrepa. Por el contrario, se debe tomar contacto real con ellas, justamente, para acortar las distancias.
Es indispensable hacer el esfuerzo y desarrollar ese talento que permite separar a las personas de sus ideas. Las visiones son siempre opinables. No existen dos individuos que piensen igual. A Jorge Luis Borges se le atribuye aquella ironía que dice que "ni siquiera uno mismo comparte su propia opinión, si solo espera unos instantes". Lo que no es admisible es renegar de ciertas personas solo por discrepar con sus convicciones. Todas merecen ser toleradas, mucho más aún cuando no se comparten sus opiniones, porque se debe respetar a las personas, más allá de sus concepciones.
Es esencial comprender que no todo tiene que ver con las formas. El reto no pasa por simular adoptando actitudes impostadas, sino que se trata de internalizar que se vive en comunidad, con interdependencia del resto, que todos los días se hacen transacciones de bienes y servicios con personas con las que no se coincide en muchos aspectos, y que para cooperar no es imprescindible estar de acuerdo en todo, sino solo en aquello que, específicamente, es el objeto de ese saludable intercambio pacífico.
El problema es complejo, existe y es bueno que pueda ser abordado cuanto antes, con perseverancia. No es solo tarea de la política, aunque ella debe contribuir con esa misión. Es la gente la que tendrá que tomar la decisión de dejar atrás esta calamidad cotidiana que destruye todo a su paso, y deberá trabajar de un modo muy personal para conseguirlo. Es trascendental entender que cerrar la grieta demandará de mucho esmero.


 

¿QUE REALMENTE PENSABA ORSON WELLES SOBRE SU "MACHISTA" Y TAURINO AMIGO HEMINGWAY?

Posted: 25 Jan 2016 12:11 PM PST

LATINEWS

La relación entre Orson Welles y Ernest Hemingway siempre se había considerado, incluso por los propios involucrados, como extraña y contradictoria

 Orson Welles acompañado de los toreros Julio Aparicio Martínez y Antonio Ordóñez –
 
La fascinación compartida del cineasta Orson Welles y del escritor Ernest Hemingway hacia España y hacia los toros se ha convertido en el paradigma de lo diferente que resultaba la Península Ibérica a ojos de un norteamericano de los años sesenta. Los dos eran, de hecho, amigos y amaban por igual España. O tal vez no tanto. Un manuscrito de un guión que Welles preparó, bajo el título «Crazy Weather», narra la historia de un estadounidense aficionado a los toros y casado con una española, un personaje que bien podría estar inspirado en su gran y célebre amigo. La visión que da sobre este supuesto Hemingway es tan negativa como la propia imagen que tiene de los norteamericanos que se lanzan a vivir la aventura española sin conocer siquiera el idioma ni el país.
La relación entre Orson Welles y Ernest Hemingway siempre se había considerado, incluso por los propios involucrados, como extraña y contradictoria. Los dos se conocieron en 1937 durante la proyección de un documental que apoyaba al bando republicano español durante la Guerra Civil. Sin saber que el escritor estaba en la sala, Welles criticó al autor. Pese a lo cual, cuando finalizó la película ya se habían convertido en amigos.

 
A pesar de vivir en España, Foster no habla bien castellano y es ridiculizado por la idea estereotipada que tiene el país.

                                                         
Cineasta y escritor fueron amigos y rivales al mismo tiempo, lo cual queda reflejado en el mencionado manuscrito de 1973, que se encuentra actualmente en la Universidad de Michigan, según apunta una información publicada por The Guardian. El académico australiano Matthew Asprey Gear cree que el guión es un reflejo del amor que el director sentía por España, a la vez que se muestra escéptico ante el «entusiasmo machista de su, en ocasiones, amigo Hemingway».
La historia, que Welles escribió junto a su colaboradora Oja Kodar, se centra en Jim Foster, un estadounidense que acude a una corrida de toros junto a su mujer Amparo. En el trayecto se encuentran con unos jóvenes que se burlan de su misoginia, flirtean con su esposa y finalmente les pinchan las ruedas del coche. A pesar de vivir en España, Foster no habla bien castellano y es ridiculizado por la idea estereotipada que tiene del país.
«Es un análisis de la forma superficial en la que los estadounidenses adoptan la cultura española», ha apuntado Gear. En el guión Welles se muestra «muy crítico con la clase de aficionado a los toros estadounidense que busca formas de mostrar su masculinidad, pero que realmente no siente un profundo aprecio o entendimiento de España y ni siquiera habla español».

 

 

 

 

DE LA TRANSICION A LA TRANSACCION

Posted: 25 Jan 2016 11:56 AM PST


Por Luis Marín politólogo y abogado

 Ver a Henry Ramos Allup recibiendo la tiara y el báculo para convertirse en Pontífice debe haber causado tanta consternación a más de uno dentro y fuera del hemiciclo que no habrá podido contener la exclamación: ¡Dios mío! ¿Qué hemos hecho?

 Pero si la solución de nuestros males siempre estuvo allí, delante de nuestras narices, esta sí que es una generación perdida. Para eso hubiéramos elegido a Luis Alfaro Ucero en 1998. ¿Qué podrá hacer ahora AD que no haya hecho en ochenta años?

 En su discurso de apertura HRA describe puntualmente el pacto electoral de la MUD con miras al 6D; pero se sabe que ese no es el único pacto que lo vincula. Los hay con el régimen, los cubanos, las FFAA, su propio partido, sombríos empresarios y la mafia que sería muy peligroso siquiera recordar.
Su política es una constelación de compromisos, algunos impresentables en público, aunque quien no los conoce, los sospecha. En apenas una semana de estrenada la AN ya se percibe el abismo que separa al muchísimo ruido de las poquísimas nueces.

 El pintoresco episodio de los diputados de Amazonas, hasta adornados con penachos de plumas para la ocasión, puede servir al menos de ilustración, dejando de lado  cuestiones formales como una supuesta demanda introducida en vísperas de año nuevo, admitida y decidida de un día para otro, con argumentos fútiles y consecuencias exorbitantes, como que todo un Poder Público sea abolido por una orden dictada por partisanos sin la menor legitimidad ni competencia.

 Pero cuando al fin las fuerzas de Og y Magog estaban alineadas para la Gran Batalla del Armagedón, que presagió desde las alturas, entre rayos y truenos, el iracundo profeta Heinz Dieterich, como por arte de magia, no pasó nada.

 Ya había ocurrido el 5E, Día de la Instalación y antes el 6D, cuando transcurrió la elección más tranquila en décadas, donde no se vio ni un motorizado, ni una franelita roja, nada, más pacífica que un Viernes Santo, en lugar del vaticinado Apocalipsis.

 Lo que se revela es que detrás de las tremebundas declaraciones de lado y lado hay un modus vivendi, que no es nuevo pero sí variable. La MUD declara que va a cambiar al gobierno en forma democrática, constitucional y sobre todo electoral; pero eso es lo que ocurre en Suiza, Noruega o el primer mundo en general. ¿Qué tiene que ver con nuestra realidad? ¿En qué mundo estamos?

 En la práctica, la MUD le presta al régimen el piso político que ha perdido, para que no naufrague en la tormenta que ellos mismos han desatado. El riesgo es que podrían estar sobreestimando sus posibilidades y creyendo sus propias mentiras, que representan a la mayoría del país o que entre gobierno y oposición no hay más nadie.

Mientras tanto, el régimen con el tiempo ganado acelera su proceso de destrucción, se asegura de que si pierden esta partida será por el momento y los otros no ganaran nada, por su política de tierra arrasada.

 El Estado de fachada sigue engañando hábilmente, por ejemplo, un superministro que basta verlo para advertir su función de pararrayos, es decir, el objetivo de todas las burlas y críticas, mientras en la sombra opera el poder real a través del agente comunista cubano Orlando Borrego, cuya mejor credencial es la de asistente del Che Guevara.

 Mario Vargas Llosa y su Fundación Internacional para la Libertad felicitan a la MUD por su éxito arrollador sin parar mientes en que el 100% de los opositores electos sean de ella, lo cual implica que nadie tiene vida fuera de la Unidad. Ahora el supercogollo de la MUD decidirá quién puede ser gobernador o alcalde en las próximas elecciones.

 Reconocen el "resultado abrumador de las urnas" a favor de la libertad de los venezolanos, así como Luis Almagro escribió a Maduro: "interpretar y o distorsionar lo que éste ha expresado en las urnas, afecta directamente la voluntad popular". Concluyendo que: "El pueblo expreso su voluntad en las urnas".

 Mienten deliberadamente, no sólo porque suene muy mal decir "el pueblo expresó su voluntad en las máquinas" sino porque eso es otra falsedad. En Derecho, la voluntad se expresa de viva voz o por escrito; pero nadie dice que la voluntad pueda manifestarse mediante una máquina, ni puede decirlo porque la máquina no expresa la voluntad de la persona sino que la sustituye por la voluntad del programador.

 Esa es la esencia fraudulenta del sistema electoral que se ha impuesto en Venezuela, que mediante un mecanismo que nadie entiende la voluntad de los electores se pierde en una maraña de maquinitas Smartmatic, fibra óptica, software, microondas y al final lo que aparece es la voluntad del Gran Elector, el dueño del aparato, que antes era Chávez y ahora ya ni se sabe quién es, un Deus Absconditus.

 MVLl y la FIL se unen a las voces que dentro y fuera del país piden el inicio de una auténtica transición que garantice "la alternancia en el poder", ¿de Ramos Allup, de Capriles Radowsky? Por favor, que alguien les diga que la MUD no predica ni practica la alternatividad, para que no sigan haciendo el ridículo.

Venezuela sigue entrampada en una conspiración socialista internacional que ahora entra en una etapa superior de alianza de élites contra una población inerme.

LAS ARMAS Y LA POLITICA

Posted: 25 Jan 2016 01:02 PM PST


José M. Izquierdo (josemizquierdo.hotmail.com)

Como ser humano, el llanto de Obama puede ser legítimo, pero como mandatario, político y presidente de la nación más poderosa del mundo, su llanto puede ser interpretado diferente. "Los políticos no lloran, los políticos actúan para lograr un propósito". Los políticos pertenecen a una dimensión de la realidad separada de la nuestra por una pared transparente a través de la cual los podemos ver, pero ellos no nos ven a nosotros.

El tema de la venta y tenencias de armas de fuego en los EEUU, es ante todo un tema político,  económico y controversial, que envuelve una arraigada tradición. No Obstante, las regulaciones que impidan que las armas caigan en manos equivocadas, son correctas si no se mezclan con la política.


Las medidas que anuncio Obama sobre el control de ventas de armas, son poco afectivas para las expectativas que esperan las personas que se oponen a la venta y tenencia de armas de fuego a la población, lo que evidencia que Obama está ante todo haciendo política. Tuvo que hacer uso de sus poderes ejecutivos para imponer lo que su capital político no le permite. Pero, porque Obama no usa esos poderes para endurecer las leyes contra las personas que compran, venden y usan armas de forma ilegal, contra la violencia que se exhibe en la TV, el cine y los juegos infantiles, contra el uso y abuso de drogas que genera tanta violencia, en lugar de seguir haciendo regulaciones hacia las personas que tienen un arma respetando la ley,

Es evidente que el debate de las armas, es ante todo un tema de profundo y fuerte interés político, para desviar la atención sobre otros problemas más importantes. No es honesto querer prohibir a los estadounidenses el derecho a portar armas según establece la ley, mientras se es condescendiente y flojo con los terroristas internaciones, permitiéndole a Irán y Corea que desarrollen armas de exterminio masivo, y no se combate con determinación a los terroristas musulmanes de ISIS. 

Nuestros medios de entretenimiento están repletos de contenido violento, predomina el hacer daño a quienes nos rodean, con o sin razón. Se producen y transmiten materiales que muestran un exceso de imágenes agresivas y vocabularios indebidos, dañinos para la educación y formación de los niños y su posterior conducta como adulto, que estimulan a una conducta agresiva y poco razonable.

Mientras el nutrido ejército de políticos que forman nuestro sistema, necesite para sus campañas políticas el dinero de la industria de armas, la salud, los seguros, los espectáculos, Etc., nunca tendremos un eficiente sistema de salud, nunca podremos regular el mal uso de las armas, la violencia social y nunca, podremos creer que el llanto de un político ante las cámaras es una muestra de sus verdaderos sentimientos humanos porque todos sin excepción, necesitan de este dinero.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Campaña por Eduardo Arocena