Nadie en su sano juicio desea para sí y su familia la persistencia de una sociedad económica y moralmente aturdida como la que trató de instituir el oficialismo sobre todo en el último trienio. El venezolano habla de caos porque percibe a diario un país desequilibrado, de concepción brutal y hasta deforme en lo más […]

Leer más de esta entrada