Hora del Este (Miami)

Sintonizar desde su reproductor favorito ...

Winamp, iTunes Windows Media Player Real Player QuickTime Proxy Web

lunes, 29 de febrero de 2016

Enfoque Magazine 3

Enfoque Magazine 3


ANECDOTARIO DE VIEJAS LEYENDAS CUBANAS

Posted: 28 Feb 2016 11:42 AM PST

Vasco Porcallo de Figueroa
A cargo de René León historiador y poeta
 
Vasco Porcallo de Figueroa, nacido en Cáceres llegó a Cuba con Diego Velázquez, en el año de 1510. Participó en la fundación de las diferentes villas en Cuba. En el año de 1514 se avecindó en la villa de Trinidad como fundador de ella, aparte de sus propiedades, también tenía propiedades en Puerto Príncipe y Sancti Spíritus.
  Vasco Porcallo, fue uno de los hombres de confianza de Velázquez en Cuba. Fue con Narváez en busca de Cortés, pero el deslumbramiento de las riquezas lo hicieron pasarse al bando del conquistador de las nuevas tierras. En el año de 1521 regresaría a Trinidad. Se vio envuelto en varias revueltas de los vecinos de la localidad, donde fue acusado de maltratos y de haber mutilado a varios indios. El siguiente dato aparece en las actas de la ciudad, que están bajo el cuidado del ayuntamiento:
   "preguntado Porcallo a que tanto indios les ha hecho cortar los compañones e miembros, dijo que a tres y aun muchacho, que les quería quemar, les hizo cortar las vergas y compañones y se las hizo comer. Hizo quemar alrededor de doce e hizo quemar a otros".
   Allá en el año de 1540 Porcallo se avecindó en Puerto Príncipe, pero seguía teniendo propiedades en la zona de Trinidad. Sus descendientes eran mestizos, pues había tenido hijos con negra esclavas e indias. Estos ocuparon importantes cargos en diferentes villas en Cuba. Vasco Porcallo sigue siendo parte de la historia de Trinidad, y sobre ello hablan las actas del ayuntamiento de la ciudad.

 

LA TECNOCRACIA SE PUSO DE MODA

Posted: 28 Feb 2016 11:04 AM PST


Alberto Medina Méndez

Desde hace algún tiempo se ha instalado una perversa idea que parece muy simpática y cuenta con muchos adeptos, pero que oculta profundos riesgos. La llegada de algunos personajes a la política, que no provienen de ella y que han intentado diferenciarse, es la marca registrada de este tiempo.
                Ellos pretenden mostrar que existe una nueva forma de hacer las cosas y sostienen que los gobiernos deben simplemente emular a las empresas. Este recurrente planteo convoca a un desafiante debate de fondo.
              Es probable, que el desparpajo de muchos dirigentes políticos en el pasado, quienes a la hora de tomar decisiones apelaron solo a su intuición, haya generado esta huella, creando el campo propicio para el aterrizaje masivo de una casta de profesionales enrolados en esta moderna tecnocracia.

             Esta suerte de "gobierno de los técnicos" intenta anteponer sus métodos científicos por delante de la política. Creen, firmemente, en la neutralidad de los criterios técnicos y afirman que todo se puede hacer sin orientación ideológica alguna, apostando a la contundencia de una supuesta evidencia.
               Colocar en un plano de igualdad al gobierno con las empresas constituye un grosero error conceptual. Una empresa tiene accionistas, que invierten voluntariamente su propio dinero con el objeto de maximizar ganancias, crear valor e incrementar sus beneficios, utilizando el estímulo del lucro.

            Un gobierno tiene un rol bien diferente. Fue creado para garantizar el pleno ejercicio de derechos fundamentales para los miembros de una comunidad. Se nutre exclusivamente de recursos que extrae de la gente coercitivamente y no existe en su esencia ni la rentabilidad, ni la búsqueda de dividendos. Jamás podría funcionar como una empresa, porque no lo es.
            A no equivocarse. La tecnología es siempre bienvenida, pero se debe entender que solo es una herramienta y no una meta en sí misma. Es saludable ofrecer excelentes resultados. Lo peligroso es creer que gobernar solo conlleva hacer una buena gestión, administrar con eficiencia los recursos o disponer de conocimientos especiales en abundancia.
             La política es algo mucho más trascendente, que está distante de esas incompletas concepciones que los tecnócratas traen consigo. La tarea de gobernar implica proyectar una visión integradora que abarca la filosofía, la economía y la política. Los técnicos solo deben adaptarse a ella e intentar implementar esas decisiones estratégicas de un modo inteligente.
                Es innegable que son tiempos de profesionalización de la política. Pero no se debe confundir una cosa con la otra. Los que conocen el ruedo, los que dominan una materia, los que se han formado en los diferentes campos, deben ser parte, protagonizando esos procesos. Pero la conducción general del gobierno no puede quedar en manos de esos "gerentes". Ellos pueden aportar una mirada específica, única, muy útil, pero siempre parcial. Están para integrarse a los equipos de trabajo y administrar lo  que les toca.
             Cierta tentación contemporánea ha llevado a exacerbar esta tendencia. Convocar a los mejores técnicos no hará que todo funcione de maravillas, porque las cuestiones humanas son mucho más complejas y asegurar derechos esenciales no es territorio exclusivo de los especialistas en ciencias duras.
              Existen, en la historia reciente, muchas experiencias parecidas con gobiernos regidos por la dinámica de los números, pero que no han logrado avances concretos en la calidad de vida, que sean tangibles para los ciudadanos. Las cifras ayudan a evaluar la marcha de los acontecimientos, contribuyen de un modo decidido como parámetros, aportan referencias vitales, pero jamás logran ser el alma de una gestión de gobierno.
              El rumbo lo determina siempre la impronta ideológica de quienes han sido elegidos para encaminar la coyuntura. De eso depende, en buena medida, el éxito o el fracaso de esa etapa. Los aspectos técnicos siempre inciden y contribuyen mucho, pero lo hacen respecto de las definiciones políticas previas. Es imperioso, entonces, eludir la creencia de que los técnicos pueden gobernar y desterrar esta simplificación que sostiene que poblar el Estado con este tipo de perfiles es sinónimo de magníficos resultados.
               Se trata de lograr un sano equilibrio. La política sin técnicos no marchará adecuadamente, porque las mejores ideas necesitan ser instrumentadas de un modo eficaz. Un gobierno repleto de técnicos, pero sin norte, sin las sutilezas de la política, sin el talento de esos liderazgos que permiten convertir lo imposible en factible, tampoco puede lograr nada bueno.
               Las reacciones espasmódicas nunca ayudan. La sensatez y la racionalidad no deben perderse nunca, y mucho menos a la hora de ocuparse de los asuntos públicos. Ya se sabe que cuando llegan al poder los demagogos, intuitivos e improvisados nada termina bien, pero se debe evitar caer en la trampa de pensar que los expertos son una alternativa válida para obtener todas las soluciones anheladas.
              Si la dirección elegida, si la ruta seleccionada, no es la correcta ningún avezado profesional, ni la suma de muchos de ellos logrará llegar a buen puerto y nada resultará cómo algunos ingenuos esperan. Lamentablemente, todo hace pensar que los errores están asomando a la puerta, porque otra vez, la tecnocracia se puso de moda.

 

 

                                                                                                          

 

RAUL, EL PACIFICADOR

Posted: 28 Feb 2016 10:51 AM PST

Por Pedro Corzo periodista e historiador

 Es muy difícil comprender el papel de pacificador en diferendos internacionales que pretende interpretar el dictador Raúl Castro, rol en el que cuenta con el respaldo de gobiernos y dignatarios extranjeros, cuando los ciudadanos de la isla viven bajo un clima de represión, inseguridad y miedo.
       Recurrir a Cuba como sede para encuentros de paz y conciliación de partes en disputa es una profunda ironía,  porque el gobierno le niega con violencia y encarcelamiento a sus opositores, el derecho a expresarse, manifestarse libremente,  y organizarse en partidos políticos que puedan convertirse en alternativas de poder.
          No obstante  hay que reconocer que el gobierno de los hermanos Fidel y Raúl Castro han creado un ambiente muy especial para que encuentros internacionales que demandan extrema discreción, puedan realizarse en la isla en un marco de seguridad que quizás solo pueda ser superado por Corea del Norte.
              En el mundo exterior se conoce la circunspección de los funcionarios cubanos, también que el país cuenta con un excelente servicio de inteligencia que muta a diplomático o publicista, según las necesidades y conveniencia.
            Otro punto de atracción para los negociadores de conflicto es el control que ejerce el gobierno sobre la prensa nacional y extranjera al interior de la isla.
              Los medios están censurados y los periodistas nacionales y extranjeros están sometidos a una fiscalización extrema que  incluye el contenido de las informaciones que trasmiten, pero también, el acceso a los recursos técnicos que hacen posible la divulgación de los debates y posibles acuerdos.
              Las entradas y salidas del país están estrictamente controladas, condición que significa un sin número de limitaciones para los que rechazan el encuentro de partes en conflicto.
               En lo que respecta a los habitantes de la isla el control es aún más estricto. La curiosidad en la isla puede ser considerado un delito, al extremo,  que el  ciudadano está habituado a no preguntar el por qué un área está cercada y qué ha motivado un despliegue policial. Tampoco se acerca a la residencia de los funcionarios y evita acercarse a las embajadas.
           Al individuo se le ha inoculado por décadas la idea  de que lo que no está expresamente permitido está prohibido. La inseguridad es un sentimiento compartido en toda la sociedad, al igual que la desconfianza  y la desinformación.
               El temor a las autoridades está ampliamente extendido, el sujeto no sabe cuándo un funcionario policial va a recurrir a la sacrosanta acusación de que "Ud. está atentando contra la seguridad del estado", lo que puede acarrear prisión, con el riesgo de que al carcelero se le olvide donde dejó la llave.
        El miedo está en todas partes, en cada esquina y rincón del país. La incertidumbre es una certeza que angustia. El sujeto es capaz de reprimir sus pensamientos para evitar la indiscreción de la palabra.
        La primera evidencia de que Cuba podía ser un remanso de paz para los extranjeros, no para los nacionales, fue la decisión del   gobierno de Colombia de dialogar en La Habana con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, un viejo aliado de la dictadura que recibió por años el respaldo militar y logístico del régimen de la isla.
                   Por supuesto que sorprendió que el presidente Juan Manuel Santos no considerara que su delegación podía ser espiada, tomando como referencia las estrechas relaciones entre el anfitrión y su contraparte, pero es posible que los encuentros fueran simplemente la crónica de un entendimiento previamente acordado.
              Posteriormente, en el 2014, se celebró en La Habana la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, Celac,  todos los mandatarios que participaron habían sido elegidos en comicios secretos y plurales, pero ninguno puso reparos a que la cita fuera presidido por un dictador dinástico,  que había heredado el gobierno por designación de su hermano, sin que la voluntad popular hubiera podido manifestarse al respecto.
               Por último, la cita en la capital cubana entre el papa Francisco y el Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Kiril, aparte de atentar contra la memoria de los numerosos jóvenes que murieron frente al paredón gritando "Viva Cristo Rey", el honor de los que se encuentran en prisión y la golpiza que reciben religiosamente las Damas de Blanco todos los fines de semana, permite considerar que La Habana puede convertirse en una seria rival de la ciudad de Ginebra en Suiza, en eso de servir a los usos de la diplomacia a favor de la Pax a lo cubano. 

     

RENUNCIA A LA PRESIDENCIA

Posted: 28 Feb 2016 10:41 AM PST

Luis Marín, abogado y politólogo venezolano

 La Cátedra Pío Tamayo de la UCV realizó un foro con María Corina Machado el lunes 22-02-16 para debatir sobre la renuncia, a la que se añadió el abandono del cargo como otra propuesta sobrevenida a la que no podía dejar de prestarle atención, en el entendido de que las otras opciones han sido ya bastante discutidas, aunque no agotadas.

 El tema de La Salida alcanzó el primer lugar en la palestra pública, lo que ya de por sí es un gran éxito para sus proponentes, al punto de que el mismo Maduro propuso que le hicieran un referéndum revocatorio, no porque se le hubiera ocurrido sino para hacer lo mismo que hizo Chávez para meter a la oposición en ese pantano con los resultados que son harto conocidos y en los que ya nadie debería volver a caer.

 Pero el consenso se deshace en el cómo: referendo revocatorio, asamblea constituyente, reforma o enmienda constitucional, renuncia, abandono del cargo e incluso la usurpación, que es lo que se infiere de pedir la partida de nacimiento del "ilegítimo".


 Como antecedentes de renuncias presidenciales pueden encontrarse uno remoto y otro muy reciente. El primero fue José María Vargas que renunció en 1836, con la salvedad de que en realidad nunca quiso ser elegido, aceptó con mucha reticencia el mandato y una vez escarmentado le rogó al Congreso que lo relevara de esa obligación para la que no se consideraba capacitado.


 Un caso único en la historia y muy caro a la UCV que todavía sigue llamando a la del Rector "la silla de Vargas", que ocupó de 1827 a 1829. Mucho ha cambiado desde entonces: la actual rectora es quien la ha ocupado por más tiempo, rompiendo el record anterior de siete años que ostentaba Jesús María Bianco.

 Sin que esto implique ninguna acusación, porque ha sido el régimen quien a través de su Tribunal Supremo de Justicia ha impedido que se hagan elecciones en las universidades y todos los cargos tienden a volverse interinos y sin término definido.

 El caso más reciente fue el de Chávez, que podríamos denominar como el mundo al revés del general Lucas Rincón, que puede resumirse en su célebre frase: "Se le solicitó al señor presidente de la República la renuncia de su cargo, la cual aceptó".

 Una confusión ilustrativa de la turbulencia mental de Lucas Rincón: ¿Quién renuncia? ¿Quién acepta? El que renuncia no es el que acepta. En Derecho, la renuncia es una declaración unilateral de voluntad a la que sigue la aceptación. Es lo que recoge la Ley del Estatuto de la Función Pública que exige sólo dos requisitos: que sea escrita y debidamente aceptada. Importa añadir que si la renuncia no es aceptada el funcionario debe permanecer en el cargo, en todo caso, mantenerse allí mientras llega su reemplazo.

 Ahora bien, el Presidente es un funcionario electivo (no de carrera) para un período fijo determinado y aunque la renuncia está contemplada no está reglamentada, ni hay precedentes salvo el de Vargas, pero en aquel entonces como elegía indirectamente el Congreso es comprensible su ruego para que éste le aceptara la renuncia.

No es el caso hoy que la elección es universal, directa y secreta; pero es absurdo pensar que se renuncie ante el pueblo y esperar que éste acepte. La solución obvia es que haya un consentimiento tácito y funcione el mecanismo para cubrir la vacante.

La Asociación de Profesores de la UCV acogió en un comunicado la tesis de la renuncia pero a ninguno se le escapa la respuesta que tradicionalmente se da a estas demandas acuñada por Rómulo Betancourt: "Yo no renuncio, ni me renuncian".

 Con lo que resulta doblemente necesario considerar la siguiente alternative.

LAS NACIONALIZACIONES, EL EMBARGO Y OBAMA

Posted: 28 Feb 2016 10:24 AM PST


Las Nacionalizaciones, el embargo y Obama.

José M. Izquierdo@hotmail.com

Cuando en 1959 la "Revolución" castrista tomo el poder, nadie podía haber imaginado cual sería el tortuoso e incierto futuro que esperaba a los cubanos en las próximas décadas. Para una gran parte de la población, eran días de júbilo, alegría contagiosa, sentimientos populares que se mezclaban con el fanatismo y no dejaban ver con claridad, el momento histórico que estaban viviendo y el futuro que se estaba construyendo, permitiendo a los barbudos cometer con impunidad todo tipo de atrocidades, entre las más significativas, la destrucción de la poderosa y productiva industria privada de Cuba.
En una época donde la justicia la administraba el odio de clases, se fusilaba por mandato directo de los principales líderes revolucionarios, se encarcelaba sin justificación, se destruía la prensa, la economía, la nacionalización de las principales empresas cubanas era motivo de júbilo para las turbas castristas bajo la excusa de poner en manos del pueblo el control de la economía nacional, así fueron nacionalizadas (Robadas a sus legítimos dueños) cientos de industria, negocios, propiedades y entre las más importantes, estaba la empresa Cubana de aviación y las instalaciones del aeropuerto de Rancho Boyeros.

A causa de esas expropiaciones, surge el Embargo Comercial y Financiero de Estados Unidos en contra de Cuba (También conocido como Bloqueo), impuesto en octubre de 1960 como respuesta a las indiscriminadas nacionalizaciones por parte del régimen castrista, de propiedades privadas de cubanos y ciudadanos y compañías estadounidenses. En 1992 el embargo adquirió el carácter de ley, con el propósito de mantener las sanciones contra el régimen castrista y según lo recogido en el "Cuban Democracy Act", estas sanciones continuarían mientras el gobierno se negara a dar pasos hacia la democratización y mostrara más respeto hacia los derechos humanos. En 1996, el Congreso de los EEUU aprobó la ley llamada Helms-Burton Act. De esta forma se eliminó la posibilidad de hacer negocios dentro de la isla o con el Gobierno de Cuba por parte de ciudadanos estadounidenses. En 1999, el presidente Bill Clinton amplio el embargo comercial prohibiendo a las filiales extranjeras de compañías estadounidenses, comerciar con Cuba por valores superiores a los $700 millones anuales.

O sea, el embargo no salió de la nada, no fue producto de la influencia de los cubanos exiliados y contrarios a Castro, que en épocas tan tempranas tenían muy poca influencia en el gobierno de los EEUU, tuvo causas que aún existen y para su derogación, la ley es bien clara al expresar que continuará, mientras el gobierno de Cuba (El Régimen Castrista) se niegue a dar pasos concretos hacia la democratización y muestre más respeto hacia los derechos humanos.

Al principio, muchos propietarios  "Siquitrillados" tanto nacionales como extranjeros, conservaban las esperanzas de recuperar sus propiedades robadas por los "Barbudos" pero con el tiempo se fueron diluyendo, aunque se han realizado algunos esfuerzos aislados de algún que otro litigio internacional o dentro del territorio de los EEUU, de compañías que defienden sus derechos a comercializar marcas y productos en el mercado mundial y estadounidenses. Ese es el caso de la conocida marca de Ron Cubano Bacardi y sus derechos sobre la marca "Habana Club", que el gobierno de los EEUU autorizo de forma inexplicable, fuera comercializada en territorio de los EEUU por el actual régimen de Cuba, ignorando los derechos de sus legítimos dueños.

Cada día que pasa, es más difícil para los propietarios "Siquitrillados" por la Revolución Castrista, reclamar sus propiedades o recibir algún tipo de indemnización por ellas. En una inmensa mayoría, muchas de esas propiedades no existen, fueron destruidas, hay industrias que han desaparecido porque fueron demolidas, muchos edificios de viviendas han sido habitados por varias generaciones de ciudadanos, y solo una pequeña parte de estas propiedades son recuperables como es el caso de la tierra. Existen casos como el derecho a comercializar marcas de diferentes productos, un campo donde existen permanentes litigios como el derecho a comercializar el Ron Habana Club, y un nuevo caso se abre sobre la empresa Cubana de aviación y las instalaciones del aeropuerto de Rancho Boyeros, propiedades que se encuentra en funcionamiento y sus legítimos dueños, permanecen aún con la esperanza que la justicia se abra paso y reconozca sus derechos. 

Sin embargo, Ignorando las causas por las cuales en octubre de 1960 fue aprobada la ley del embargo comercial y financiero de EEUU hacia Cuba, e ignorando lo que establece la ley y los derechos que asisten a los legítimos dueños de esas propiedades que fueron expropiadas sin compensación por el régimen castrista, la administración del presidente Obama por decreto, autoriza negocios entre compañías estadounidenses y compañías cubanas operadas por el régimen castrista, que fueron anteriormente nacionalizadas a sus legítimos dueños. Es precisamente en la nación capitalista más poderosa del mundo, donde su presidente viola la ley de su propio país e ignora los derechos de propiedad de ciudadanos estadounidenses, para beneficiar a comerciantes y en especial a enemigos históricos de los EEUU y los valores que este país representa. Sin lugar a dudas, esta acción del presidente Obama es condenable y además, puede con mucho mérito llegar a ser también ilegal.

 

LA VISITA DEL PRESIDENTE OBAMA A CUBA

Posted: 28 Feb 2016 10:41 AM PST

Declaración de Ros-Lehtinen Sobre La Visita Del Presidente Obama A Cuba


"Si los reportes son ciertos, es absolutamente vergonzoso que Obama recompense a los hermanos Castro con la primera visita de un presidente Estadounidense aun en poder desde que el reino de terror comenzara en la Habana."

 (Washington, DC) – La Congresista Ileana Ros-Lehtinen (R-FL), Presidente del Subcomité del Medio Oriente y África del Norte, hizo la siguiente declaración tras el anuncio de la posible visita del Presidente Obama a Cuba en Marzo del 2016.  
Declaración de Ros-Lehtinen:

      "Si los reportes son ciertos, es absolutamente vergonzoso que Obama recompense a los hermanos Castro con la primera visita de un presidente Estadounidense aun en poder desde que el reino de terror comenzara en la Habana. Por más de 50 años, miles de cubanos han huido del abuso y la opresión del régimen Castrista.  Pero hoy el líder del país que por tantos años les ha brindado refugio, ha decidido literalmente abrazar y aceptar a sus opresores.  No hemos visto progreso en cuanto a los derechos humanos en la isla gulag de los Castro. Tampoco han mejorado las condiciones en Cuba desde que la Administración Obama comenzó su estrategia de extender concesión tras concesión a estos dictadores. Esta visita del Presidente Obama a Cuba, solo servirá para brindar legitimidad a la conducta represiva de los Castro contra su propio pueblo.  
      Este anuncio es como una bofetada a la memoria de los pilotos de los Hermanos al Rescate, tres ciudadanos y un residente Estadounidenses, quienes fueron asesinados por los Castro y para aquellos que por años han huido de la opresión en Cuba, el ver al Air Force One aterrizar en la Habana.  En vez de defender a aquellos que como Las Damas de Blanco, Jorge Luis García Perez "Antunez," y otros que luchan por la democracia y los derechos humanos en la isla, la Administración Obama ha decidido doblegarse frente a los autócratas que reinan en Cuba negando los derechos más basicos a su propio pueblo.  Desafortunadamente, este anuncio encapsula la política de Obama hacia Cuba, la cual es caracterizada por concesiones unilaterales y la negligencia intencional cuando se trata de poner en fuerza las reclamaciones contra Cuba de parte de ciudadanos Estadounidenses."  

TEATRO "MAÑANA ES UNA PALABRA"

Posted: 28 Feb 2016 10:10 AM PST


786-704.5715 / artefactusteatro@gmail.com
Mañana es una palabra

Corre el año 1948 y la radio cubana sufre la pérdida de una de sus figuras emblemáticas: María Valero, actriz española establecida en Cuba desde 1939. Su trágico accidente aflige al país que había conquistado con su arte. Multitudes de habaneros se vuelcan a las calles para acompañarla en su última hora. El suceso es recreado por Eddy Díaz Souza, en un guiño a figuras de la talla de María Valero y tantas otras que brillaron en los dorados años de la radio cubana.
El espectáculo toma el título del monodrama de Norah Badía (1921-2007), Mañana es una palabra,y recurre a los textos de esta obra con el propósito de recomponer, un poco en broma y otro tanto en serio, la esencia de la radio llevada al teatro. Escrita en 1947, la pieza de Badía obtuvo el tercer premio de dramaturgia de la Academia Municipal de Arte Dramático (ADAD).
Mañana es una palabra conserva algunos parlamentos del monólogo e introduce la historia de un ama de casa que arrastrada por su pena y liada por un equívoco, termina cantando boleros en una modesta estación de radio.
Esta nueva propuesta teatral de Artefactus Cultural Project reúne un atractivo elenco integrado por Belkis Proenza, Marcia Arencibia, Jorge Ovies y Angelo Jamaica. La puesta en escena de Eddy Díaz Souza opta por los tonos blancos, negros y grises para el vestuario y la escenografía. Las áreas de luz y sombra coquetean con las penumbras de los filmes noir de los años cuarenta. La música, seleccionada por Nelson Jiménez, añade sonoridades de esta época: bandas sonoras de películas, canciones de Elvira Ríos y Miguelito Valdés, entre otros.
  
Las funciones de Mañana es una palabra han sido programadas del 4 al 26 de marzo de 2016. Viernes y sábados, 8:30 p.m. y domingos, 6:00 p.m.  Boletos: $20.00.

Artefactus Teatro del fin del mundo está ubicado en West Kendall, 12302 SW 133 CT., Miami, Fl 33186. 
Para información o reservaciones llamar al (786) 704-5715

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Campaña por Eduardo Arocena