Alguien te platica algo, y mientras, tu mente vaga por mil lugares. Escribes una nota y al mismo tiempo respondes correos y llamadas. Completas apresuradamente tus tareas mientras terminas tu desayuno. ¿Te suena familiar? Con una vida así de agitada, resulta imposible no tener una mente dispersa. Esto, además de influir de manera negativa en […]

Leer más de esta entrada