Si según el Génesis,  Dios habla y con su palabra crea, las palabras nos hacen a los hombres y mujeres dioses: con ellas podemos fortalecer la vida o asfixiarla, expresar amor u odio; podemos animar,  entusiasmar, o podemos desanimar, aplastar, destruir. Hay palabras que son golpes, puños, bofetadas. Y palabras que son caricias, estímulos, abrazos. Lamentablemente,  […]

Leer más de esta entrada