Si no puedes prodigar amor como fueran tus deseos, prodiga en este caso la sublime elocuencia del silencio y del no menor y elocuente alejamiento de todo aquello que pueda constituir un estorbo para el engrandecimiento de tu vida. Para algunos el sembrar odio y discordia es una distracción que les produce placer; esto naturalmente […]

Leer más de esta entrada