Me contaban el otro día el caso de un directivo intermedio al que su empresa había enviado a una prestigiosa escuela de negocios extranjera a hacer un curso de liderazgo. El curso en cuestión costaba por encima de los 20.000 euros y no duraba dos semanas. Quién me lo contaba me decía que le hacía […]

Leer más de esta entrada