El líder disidente cubano Antonio Rodiles ha sido acosado, golpeado, encarcelado y podría haber sido inyectado con una sustancia extraña —de la cual revelaré más enseguida— por los matones de Castro. Y sin embargo, se muestra calmado e imperturbable: "No van a detenernos", me dijo Rodiles mientras almorzábamos recientemente con su esposa, Ailer González. La […]

Leer más de esta entrada