Lo primero no es salvar corruptos "buenos" o llegar antes al timón del Titanic sino cumplir con el electorado que quiere sus líderes libres. Venezuela está hoy como el Titanic luego de chocar con el iceberg. Escorado y con daños en un tercio de su casco, flota a duras penas, mientras hace aguas. Pero en […]

Leer más de esta entrada