Hora del Este (Miami)

Sintonizar desde su reproductor favorito ...

Winamp, iTunes Windows Media Player Real Player QuickTime Proxy Web

sábado, 26 de marzo de 2016

Enfoque Magazine 3

Enfoque Magazine 3


VIERNES SANTO: EL DIA QUE TEMBLO LA TIERRA

Posted: 25 Mar 2016 11:15 AM PDT

Por, Santiago Cárdenas MD
 No sabemos cuando nació; pero sí que murió el 14 de Nissan. Era viernes. A  la caída del sol comenzaba el sabattoh judío con descanso obligatorio y muy severo, según la Torah, varios  siglos antes.
        Dicen las  escrituras cristianas, llamados evangelios, –escritas aproximadamente unos setenta años después–  que ese día  desde el mediodía las penumbras envolvieron la tierra y aproximadamente a las tres de la tarde  tembló la Tierra; el velo del Templo se rasgó de arriba abajo y muchos de los muertos volvieron a la vida y se manifestaron en diversas partes de Jerusalén.
     Quien murió en ese día y hora  era el Cristo, el Ungido, el  Consagrado. El Mesías esperado desde siglos.
        Dios encarnado en un hombre de  "flesh"  y hueso  como tú y yo. Misterio que nunca entenderemos a plenitud.
     No había iglesias; ni templos ni biblias, ni religión organizada  como la conocemos hoy. Solamente un cadáver  de un crucificado  de treinta y tres años  al que había que enterrar  antes del oscurecer, porque por la noche se lo comerían los perros salvajes y las aves depredadoras          
       Aparecieron un grupo de mujeres estoicas –los hombres  fueron a esconderse–  y un rico con un sepulcro nunca usado. Allí pusieron al galileo, esperando  al  domingo para limpiar el cadáver.
       El desastre total. Completo, absoluto. Para los judíos no existía el "alma". El cuerpo lo era todo. El principio vital  se había  situado desde el cerebro a  los testículos, pasando por el corazón o los intestinos. Este principio  que animaba  al corpse se destruía al corromperse la carne después de la muerte.
        Ignoraban los judíos de la época el dualismo platónico de cuerpo-alma (eterno y etéreo). Esos conocimientos  vinieron siglos después, cuando  se infiltraron sutilmente en la religión cristiana  hasta nuestros días.
       Por eso las apariciones del Señor tres días después fueron el milagro entre los milagros; lo inédito. Lo sensacional. Un cuerpo judío ciento por ciento vuelto a la vida. Desde la tristeza y las penumbras del viernes santo que hoy conmemoramos hasta la luminosidad  de un cuerpo  resucitado  el domingo de resurrección
        Ese es el misterio esencial de la fe. Lo demás es secundario.                                  

MIENTRAS AGONIZA LA ESPERANZA

Posted: 25 Mar 2016 10:00 AM PDT


Ramiro Gómez Barrueco   Ex preso político. Empresario. Escritor.
William Faulkner, en su famosa novela "Mientras Agonizo", narra el drama de una familia campesina sureña, blanca y pobre, durante la posguerra civil. El padre agonizaba y sus hijos apresuradamente aserraban, cortaban y clavaban las maderas del ataúd. El padre, moribundo, escuchaba además sus comentarios y discusiones. En un  desvencijado carretón viajaron varios días, para enterrar legalmente al viejo, mientras el hedor atraía sobre el ataúd a los buitres hambrientos. ¿La muerte del espíritu sureño y el nacimiento de su materialismo?
     Una tragicomedia similar nos ofrece el Partido Republicano. Carson, Christie, Rick Scott y otros ya olfatean y  revolotean; aunque reiteradamente su jefe ha reconocido públicamente no serle fiel a sus inversionistas. La derrota y retirada de Marco Rubio tiende la anhelada alfombra roja a Hillary Clinton. El Caudillo Corruptor ahora dirige el carretón  del partido conservador muerto. La inteligencia de Cruz y la experiencia de Kasich, poco o nada podrán hacer para detener el triunfo de Donald o por evitar lo  inevitable, la división del Partido en la convención abierta, donde arderá Troya.  
        Las emociones talámicas nuevamente se impusieron a las razones corticales. El Caudillo fue ridiculizado y pulverizado en todos los debates, pero sus fanáticos se alimentaron del ridículo polvo autocrático. La razón fundamental de su obnubilación es la ley del péndulo político; pasar de un pedidor de perdones a un fanfarrón de puñetazos en la cara. Manipulador irrestricto del orgullo nacional malentendido. El equilibrio no suele ser una virtud popular. El 40% del Partido lo apoya apasionadamente y casi el 70% de todo el país lo desprecia profundamente. Pese a que muchos conservadores votarán contra ellos mismos, perderá Donald ante Hillary por más del 12%.
       La tragedia existencial de los militantes republicanos se escucha constantemente por doquier. ¿Votar por Trump? ¿Votar por Hillary? ¿No votar? ¿Por qué el Partido nos ha abandonado y no ponen a cualquier otro, A CUALQUIER OTRO?
   Y como no hay agallas para actuar, ahora votarán por el candidato que defiende: el tratado con Irán, la normalización y profundización de las relaciones con Cuba, el abandono a Israel, la admiración y apoyo a Putin como líder del Oriente Medio, la ampliación del Obamacare, la restricción de la libre empresa condicionándola políticamente, el aislamiento del mercado internacional, la subida de impuestos, la subida de los aranceles y el derecho de corrupción exclusiva del Caudillo. Hay muchísimo más. ¿Dónde están las voces aguerridas y estridentes de los patriotas que se rasgaban las vestiduras y lloraban lágrimas de sangre por "LAS TRAICIONES" de Obama? ¿Cuándo van a exigirle al Establishment un candidato consecuente, conservador y decente? ¿Qué nueva excusa van a inventar para no actuar? ¿Hipocresía? ¿Cobardía?

       El Partido Republicano tiene que declararse Partido Republicano Conservador, y separarse del Partido Republicano NAZI (o como quieran ellos llamarle a su populismo nacional socialista). Al igual que en la Alemania de 1930 ya comenzaron los primeros golpes entre socialistas y nazistas ¿Qué pasará mañana? También los socialistas, tarde o temprano, abandonarán al Partido Demócrata; y los independientes votaremos por quien consideremos sea la mejor opción para USA, sin compromisos institucionales. El pentagrama político futuro de USA ya es evidente.
           Existe la sensación generalizada de un apocalipsis social inminente; esto no significa en modo alguno que sucederá, pero este sentimiento siempre precede a las convulsiones sociales. Trump es el arquetipo de la tormenta social perfecta. El establishment sembró estos vientos y abrió las grietas que ahora pretenden tapar con voces de algodón. El histórico suicidio de un invidente político. La juventud tiene que tomar las riendas del Partido ahora mismo, y reforzar sus cuadros con la clase media y el proletariado conservador. A los gatos gordos les pesan mucho las barrigas y los bolsillos, apenas aúllan y ya no quieren ni caminar. O triunfa hoy La Rebelión de la Nueva Vida, o mañana en La Convención veremos con una lupa  La Microscópica Resurrección de los Muertos.    

LA VERDADERA DISCUSION DE FONDO

Posted: 25 Mar 2016 09:42 AM PDT


Alberto Medina Méndez


La política contemporánea invita permanentemente a encarar debates que son absolutamente periféricos e intranscendentes, que tienen la intención de ocultar contenidos de mayor magnitud. No importa cuál sea el tema que propone la coyuntura. Invariablemente todo gira alrededor de lo mismo.
        Lo concreto es que el gasto estatal está totalmente desbordado. La sociedad pretende que el Estado lo haga todo, barato y bien. Eso requiere de recursos que no son inacabables. En ese contexto, la disyuntiva central pasa por definir a quienes saquear en cada ocasión.
       Vale la pena recordar que los gobiernos se alimentan de tres únicas fuentes y por más creatividad que se le imprima a este dilema, serán los impuestos, el endeudamiento o la emisión de dinero, las únicas alternativas a las que pueden recurrir los que conducen los destinos políticos de la comunidad.
      Se podrán buscar atajos, se utilizarán ardides, se encontrarán inclusive métodos para dilatar los impactos, pero inexorablemente la cuenta algún día se paga. Las vivencias dan testimonio de que cuanto más retorcido es el artilugio, desenredarlo resulta, a su vez, mucho más engorroso.
      Esta es la radiografía de muchas sociedades que han intentado hacer del gasto estatal un mecanismo flexible, capaz de soportar cualquier dislate, sin advertir que han fabricado una verdadera "bomba de tiempo".
       Esa intrincada construcción no resiste más y administrarla con sensatez parece casi imposible. La clase política ha decidido no dar la mala noticia. Es por eso que siguen hablando del Estado como un ente mágico que todo lo puede y que es capaz de brindar múltiples soluciones a los problemas.
        Tal vez sea el momento de empezar a admitir que ese discurso está repleto de repetidas falacias y absurdas mentiras. El Estado no puede siquiera resolver los asuntos más elementales, esos que le dieron nacimiento en el origen de las sociedades organizadas.
        La Justicia ya no goza de ninguna respetabilidad y los ciudadanos saben que su seguridad personal, depende más de las acciones preventivas que encara cada individuo que de la protección del las leyes. El Estado no aborda sus funciones esenciales con eficiencia. No puede ocuparse siquiera de lo menos, por lo tanto tampoco puede hacer bien el resto de esas misiones que la ciudadana, en un acto de candidez e ingenuidad, le encomienda.
        Claro que la política miente cuando dice que puede hacerse cargo de esos nobles objetivos. El Estado moderno no puede garantizar ni seguridad ni justicia, pero tampoco es eficaz a la hora de educar o curar, mucho menos puede ser empresario o administrar algo más complejo con cierto criterio.
       Es tiempo de entender que los dirigentes han ingresado al círculo vicioso del embuste eterno, solo porque no han reunido el valor suficiente para confesar que el sistema que ellos defienden ha colapsado y es ingobernable.
        Es importante aceptar que la mayoría de ellos, también, siguen en esa inercia crónica porque existe una sociedad que prefiere la ceguera y la inocencia a la verdad, esa que se verifica en la propia experiencia empírica.
         Es más fácil delegar responsabilidades que asumirlas como propias. Será por eso, probablemente, que los ciudadanos siguen buscando a quien endilgarle la tarea que ellos mismos no desean tomar en sus manos.
         No se trata de defenestrar a la política y convertirla en la única responsable de todas las calamidades de esta era sino, en todo caso, de comprender que parte de este desatino permanente le toca a cada uno en este juego.
          La política debe ser el instrumento para transformar la realidad. Pero es vital distinguir entre su potencial, lo que se puede esperar de ella y su dramático presente, diferenciando lo que debería hacer de lo que hace.
       La dirigencia actual ha elegido obedecer a la sociedad, intentando ser consecuente con sus demandas, por eso solo dice lo que la gente quiere escuchar. Son los ciudadanos los que parecen estar muy confundidos al creer que lo que el Estado gasta nace del aire, al punto que muchos se han convencido de que si los políticos dejan de robar, el dinero es inagotable.      
       La corrupción es mala y no debería ser tolerada jamás, en ninguna de sus formas. Pero es muy ingenuo creer que si el gobierno fuera honesto le sobrarían los recursos para hacer todo lo que la gente pretende.    
      Como en la vida misma, se precisa comprender que las necesidades insatisfechas son ilimitadas pero también que los recursos son siempre escasos. En definitiva, solo se trata de asignar prioridades y eso implica, irremediablemente, dejar de lado ciertas cuestiones para privilegiar otras.      
      Mientras no se comprenda esta lógica básica, se seguirá tropezando indefinidamente. En esto, todos son responsables. Primero los líderes por no plantear con franqueza la verdad, aunque sea políticamente incorrecta, pero también la ciudadanía que, a estas alturas, ya no puede alegar ignorancia.       
      Se puede seguir debatiendo sobre las circunstancias emergentes del presente, sobre si es mejor crear nuevos impuestos o aumentar los existentes, emitir a mansalva o endeudarse como tantas otras veces en el pasado, pero más tarde o más temprano, habrá que enfrentar la verdadera discusión de fondo.

OBAMA EN LA HABANA

Posted: 25 Mar 2016 09:34 AM PDT

Por. MARY ANASTASIA O'GRADY

El presidente Barack Obama se encuentra en La Habana esta semana en un esfuerzo por extraer concesiones, no de la Cuba comunista, sino del Congreso estadounidense. Para lograrlo, prepárese para lo que en el mundo del espectáculo llaman "un gran show".
         Tenga en cuenta que a medida que este carnaval se desarrolla durante los próximos días, algunos extranjeros que han sido críticos del régimen, incluyendo esta columnista, tienen prohibido informar desde la isla.
          El 17 de diciembre de 2014, Obama anunció que normalizaría las relaciones entre Estados Unidos y Cuba. El mandatario agregó que el embargo de EE.UU., el cual prohíbe la inversión extranjera directa en Cuba por parte de estadounidenses, la extensión de crédito a la isla por parte de instituciones financieras del país norteamericano y la venta de bienes cubanos a EE.UU., debería ser levantado.
          A la dictadura le encanta la idea. Sin embargo, el Congreso cree que antes de que haya inversiones estadounidenses en Cuba, el régimen debe pagar por las propiedades que robó después de la revolución de 1959 y garantizar los derechos humanos básicos para los cubanos. Debido a que las leyes en EE.UU. todavía tienen que contar con el visto bueno del Congreso, el capitalismo de Obama para los Castro sigue siendo incierto hasta que los legisladores capitulen.
          El espectáculo coreografiado por el régimen, en el que Obama interpretará el papel estelar, está diseñado para hacer que los estadounidenses se sientan cómodos financiando a los dueños de la plantación y hacer que el Congreso parezca poco razonable.
         El asesor adjunto de Seguridad Nacional de EE.UU., Ben Rhodes, señala que la intención del viaje es hacer que las políticas del gobierno de Obama sobre Cuba sean "irreversibles". Del lado de Cuba, no hay nada que revertir. Desde que Obama lanzó su plan de acercamiento, el régimen ha redoblado sus tradicionales prácticas de negar empleo a los disidentes, así como golpearlos, torturarlos y encarcelarlos.
         El gobierno de Obama se jacta de haber negociado la liberación de 53 prisioneros políticos en 2014, pero más de la mitad de ellos han vuelto a ser arrestados y cuatro que recibieron sentencias de varios años fueron exiliados la semana pasada. En 2015 hubo más de 8.600 detenciones políticas y en los dos primeros meses del año hubo 2.555, según la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional.
          El 13 de marzo, la policía secreta en La Habana volvió a abalanzarse sobre las Damas de Blanco, un grupo de disidentes pacífico. Uno de sus miembros, Aliuska Gómez, describió su arresto a la publicación digital Diario de Cuba. "Después que me recogieron todas mis pertenencias, me dijeron que me tenía que desnudar y me negué (…) Me tiraron al suelo, me desvistieron completamente delante de dos hombres" y "me arrastraron sin ropa hasta el calabozo", relató. Eso por sí solo debería haber bastado para que Obama cancelara su viaje.
           El régimen proveerá una gran cantidad de cubanos obedientes que les dirán a los periodistas que el embargo es la fuente de la pobreza cubana. Obama ha invitado a algunos disidentes a la Embajada estadounidense, pero durante el fin de semana la dictadura les advirtió que no acudieran. Sin embargo, incluso si hay un gesto de EE.UU. hacia la oposición, también habrá hacia el régimen, cuando el presidente ejerza presión por políticas estadounidenses que financien el aparato totalitario y cuando pose con el dictador en compañía de miembros de las FARC, el grupo terrorista colombiano, invitados por Obama a un juego de béisbol.
           La gran mentira es que al legalizar las relaciones comerciales y bancarias con Cuba, EE.UU. empoderará al pueblo cubano. La verdad es la contraria.
           Raúl Castro legalizó un estrecho número de actividades económicas con el propósito de proveer trabajo a millones de cubanos que el quebrado Estado no puede seguir "empleando". No obstante, estos negocios, como vender fruta y lustrar zapatos, tienen prohibido contratar personal y son legales siempre y cuando sigan como el equivalente urbano a la agricultura de subsistencia.
         Si hay una gran inyección de capital proveniente de EE.UU., sólo puede ir a parar a los monopolios en manos del Estado. Las cadenas de hoteles estadounidenses, por ejemplo, pasarían a ser socios minoritarios del Ejército cubano, el cual es dueño de la industria turística.
           A los visitantes a la isla se les cobra en moneda fuerte, pero los cubanos que trabajan en el turismo son contratados y pagados por el Estado en pesos, que casi no tienen valor. No pueden formar sindicatos independientes. Las grandes ganancias van a la mafia de los Castro, que usa parte del dinero para dirigir la represiva red de inteligencia necesaria para contener la rebelión y mantiene el resto como ganancia personal. La semana pasada, Obama ayudó a los Castro a trasladar estas ganancias por el sistema bancario internacional al levantar la prohibición de EE.UU. al facilitamiento de las transacciones en dólares.
           Nada de esto liberará a los cubanos, quienes están respondiendo de la única forma que pueden. Cerca de 51.011 cubanos indocumentados llegaron a EE.UU. en 2015, un incremento de 84% frente al año anterior. Otros 20.000 entraron al país con visas.
           Como el primer presidente estadounidense en visitar Cuba en 88 años, el viaje de Obama será histórico. Sin embargo, si no denuncia la dictadura racista y marxista y pide la liberación del pueblo cubano, el viaje pasará a los anales de la infamia.  Esperemos que no sea así.

MUERTE POR GLOTONERIA

Posted: 25 Mar 2016 09:11 AM PDT

Por Adam Dehoy

¿Hay alguien que aun crea que las palabras del presidente de los EUA van a cambiar el régimen castrista?  Yo no.
          Esta nueva interpretación del garrote y la zanahoria, creo que está mal interpretada, sobre todo cuando se le brinda a un régimen que ha hecho de las leyes: sus leyes…–y debe quedar bien claro que ley no es un sinónimo de justicia–, sino, que a veces, –y esta es una de ella–, es todo lo opuesto.
        ¿Qué presión produce al régimen castrista, el que lo fortalezcan económicamente, a ellos, no olvidemos que el régimen castrista, y sus incondicionales son los únicos empresarios con poder real dentro del país. (Al menos que un peluquero, un estirador de bastidores o un fabricante de pull-over puedan influir en la defensa de los derechos de la sociedad en conjunto)  Y después brinden un discurso, enumerando lo que ya todos sabemos, o sea, que se le recuerde al gobierno, que en Cuba, no existe  el más mínimo respeto a la defensa de la democracia, y que el pueblo esta esclavizado "legalmente", porque las leyes castristas ha hecho de los derechos humanos y civiles, un delito. O sea que el castrismo cumple sus leyes y el que reclame justicia es de hecho un delincuente.
           El discurso y algunas de las actividades desarrollada por el presidente de los EUA, en Cuba, son bienvenidas pero sin valor alguno, más allá de que los cubanos que ya han empezado a rebelarse, sigan haciéndolo, pero que además, cada vez le sea más difícil, porque, cuando más facilidades económica le brinden al gobierno mayor será sus posibilidades represivas.
           Ya lo hemos visto antes. El castrismo donde más invierte es en su capacidad represiva, así ha sido siempre.
           O sea que esa teoría Obamense de que "mataran" al castrismo por indigestión, no parece tener asidero lógico ninguno. El castrismo con dinero, es mucho más peligroso. Miremos hacia atrás, aprendamos de las experiencias, y obremos en consonancia con sus enseñanzas.
           Al menos que lo que se esté buscando sea otra cosa….¿…?

RECUERDO DEL AYER: FRITAS SANTIAGO

Posted: 25 Mar 2016 09:07 PM PDT

René  León Poeta e historiador
 

  Hablaba mucho con mi amigo Manuel Rivero, antiguo dueño del bar "OK" en la Habana, situado en la calle de Zanja y Belascoaín, hombre trabajador y atento con todos los que iban a comer sus famosos sándwiches cubanos , pero los verdaderos, no los cubanos de aquí en Tampa, que se han americanizado, con lechuga y tomate. Abierto las 24 horas del día, punto fijo de los madrugadores.
      Frente a su negocio en la misma calle, pero en la acera del frente, había un griego que se llamaba Santiago Papadopulos, creo que ese era su apellido: tenía un negocio de vender fritas. Recuerdo cuando pasaba con mi hermano  Julio de regreso del colegio para la casa de mis padres, siempre estaba allí y nos saludaba, algunas veces comíamos sus sabrosas fritas..

     La historia que hoy voy a contar es de la vida real. Vestido de pantalón y camisa blanca y de sombrero uno de esos que usan los cocineros en los restaurantes, atendía a sus clientes. Conocido en la calle de Zanja y Belascoaín, como el "Rey de la Frita". Hombre trabajador, cumplidor y honesto. Se sentía contento de lo que vendía al público. Cuando los ómnibus pasaban por allí los conductores, le decían que le tuviera preparada una frita para cuando volviera. En aquellos años el transporte pasaba a su hora en las paradas, pues era chequeado por los inspectores. Se viajaba la ciudad de la Habana, por el costo de centavos.
    Santiago fue prosperando y se decide a abrir otras friteras en la ciudad, recuerdo había una en la calle de 23 y 12, y creo otra cerca del Mercado de la Habana. Tenía amigos en todas partes de la ciudad. Cuando alguien le decía que tenía hambre, y no tenía dinero, siempre y cuando él supiera que la persona no era un sinvergüenza o borracho, le preparaba su frita con papitas. Hubo veces que le hicieron ofertas de comprar el negocio de Zanja y Belascoaín, cosa que rehusaba, y siempre decía: "Ahí, di mis primeros pasos".

     Creo en el año de 1957 hace una oferta por la contrata de las ventas al público dentro del Stadium del Cerro, donde en aquellos años se jugaba la pelota profesional, entre los cuatros equipos. No faltaba un solo día. Pero otros vientos empezaron a soplar en nuestra Cuba, llega la revolución castrista, y sus nuevas leyes; los peloteros cubanos profesionales se empezaron a quedar en los Estados Unidos, y los americanos no volvieron más.
     El año de 1961 sería el último año de la pelota profesional en Cuba. La situación de Santiago era bien mala, el gobierno le había quitado sus propiedades, acusado de colaborar con el gobierno de Batista. Santiago le había dicho a ciertos amigos, que había perdido todo lo levantado con su esfuerzo y honradez de años. Había tomado una decisión.
     El día que se iba a jugar el último juego, espero que se fuera llenando el Studium. Santiago se fue detrás de los palcos y asientos de preferencia, atrás le quedaba el "home plate". Debajo de la camisa tenía un cuchillo afilado y largo. Con el cuchillo en la mano empezó a gritarle al público para que le pusieran atención. Unos le gritaban que estaba loco, otros que se encontraba borracho. Cuando se callaron, les dijo a ellos con el cuchillo en la mano y puesto frente a su estómago: "Se acabó la pelota y se acabó Santiago". Se lo enterró en el estómago, muchos corrieron para ayudarlo, pero ya era tarde. La revolución lo había llevado al desastre, el prefirió la muerte a la deshonra.
    Los periódicos no hicieron mención de lo pasado. Así es la vida.
 

EL SUEÑO DE GABO

Posted: 25 Mar 2016 08:18 AM PDT

Por Luis Marín. Abogado y politólogo venezolano

Apenas consiguió su reelección JMS nos encajó otra sorpresa todavía mayor: "Hoy, colombianos, al recibir su voto de confianza para un segundo período de gobierno, me comprometo con ustedes a trabajar por ese país que soñó Gabo y soñamos todos nosotros." Pero, ¿qué  país podría ser ese? ¿Quiénes serán ese "nosotros"?
          Veamos, Gabo era comunista, más que amigo, fiel emisario y propagandista de Castro. El país soñado por Gabo no puede ser sino aquél por el que siempre luchó (aunque vivía espléndidamente en México). Pronosticó que para 1985 Cuba sería una potencia, con todos sus problemas resueltos. "Nosotros" no puede referirse sino a los revolucionarios, quienes comparten el sueño de Gabo de una sociedad comunista.
           En sus memorias se autodefinió como no creyente, que en buen cristiano quiere decir "ateo". Para más señas, relata una misa profana que habría oficiado en agosto de 1959 en la Capilla de la Clínica Palermo de Bogotá el "cura guerrillero" Camilo Torres para bautizar a su primogénito Rodrigo con testigos de excepción, Plinio Apuleyo Mendoza, Susana Linares y la madre, Mercedes Barcha.
          Lo de profana viene porque ninguno era creyente, por lo que no acompañaban el ritual de la misa y cuenta García Márquez a título de chiste que como por milagro aparecieron unos campesinos (quizás llevados por el mismo Camilo) que rezaban, se persignaban, arrodillaban y  levantaban cuando era propicio, lo que ninguno de ellos hacía.
             Camilo Torres Restrepo es una prueba ambulante, si hiciera falta alguna, de que el conflicto colombiano no es horizontal, entre ricos y pobres, como quiere vender la propaganda castro comunista, sino un conflicto vertical, entre la oligarquía conservadora y liberal a la que se debe añadir la oligarquía comunista.
          Los jefes rebeldes, histórica y actualmente, provienen de sectores privilegiados que, por razones que sería arduo explicar, insurgen contra la sociedad que los ha mimado. Sus vástagos estudian en Suiza, conocen los aeropuertos mejor que la selva y ganan premios de viajeros frecuentes, tal como los herederos del Castrismo.
           El biógrafo de Camilo, Walter Joe Broderick, cura y revolucionario errante, cuenta: "Sé que Camilo Torres estaba oficiando el matrimonio de una pareja de la alta sociedad bogotana que estaba emparentada con la familia Santos Calderón y Camilo era el oficiante". De resto no sabe, pero otros testimonios revelan los vínculos del hermano de JMS, Enrique Santos Calderón, con la guerrilla del M-19.
         A principios de año JMS dio instrucciones públicas para que el ejército iniciara el proceso de búsqueda y exhumación de los restos de Camilo Torres como un gesto simbólico para allanar las negociaciones con el ELN.
          Un acto público teatral porque se sabe que los restos siempre estuvieron guardados en el Panteón de la V Brigada de Bucaramanga, capital del Departamento de Santander, muy cerca del Municipio de San Vicente de Chucurí, donde fue abatido en el lugar conocido como Patio Cemento, el 15 de febrero de 1966, según el libro publicado por el general Álvaro Valencia Tovar, quien realizó las operaciones y que también resulta ser íntimo amigo de la familia.
          El cuerpo fue exhumado a fines de enero muy oportunamente para la conmemoración del cincuenta aniversario de su muerte. Un hecho curiosísimo es que la certificación del  ADN tuvo que esperar que se enviaran las pruebas desde Cuba, donde reposan los restos de su madre, Isabel Restrepo Gaviria, que falleció en La Habana, el 14 de enero de 1973, a los 73 años de edad, alabando a sus tres amores: Fidel, el Che y Camilo.
       Los vínculos directos de Castro con todas las guerrillas de Centroamérica y el Caribe, incluyendo a Puerto Rico, saltan a la vista de modo que es imposible ignorarlos; así que resulta increíble que ahora los presenten como los grandes pacificadores, que traen armonía y concordia a todo el Universo.
       El país que soñó Gabo es la pesadilla de Venezuela.

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Campaña por Eduardo Arocena