Por Dan Waldschmidt No tienes que ser perfecto para ser impresionante. Ni siquiera tienes que estar en lo correcto la mayoría de las veces. Pero no puedes poner excusas por lo que haces, y tampoco puedes evitar trabajar muy duro. Ser impresionante (no importa cómo lo definas ahora mismo) es resultado de tenacidad, enfoque y […]

Leer más de esta entrada