No podremos hacer por otras personas, aquello que aún no hemos hecho por nosotros mismos, porque un seco manantial ¿Qué sed puede saciar? Y un estéril terreno ¿Qué frutos puede dar? Obviamente que nada, pues ¿cómo puede alguien ofrecer aquello de lo cual carece? ¿Con qué moral exigimos  a los demás lo que no tenemos? […]

Leer más de esta entrada