Hora del Este (Miami)

Sintonizar desde su reproductor favorito ...

Winamp, iTunes Windows Media Player Real Player QuickTime Proxy Web

martes, 2 de agosto de 2016

Enfoque Magazine 3

Enfoque Magazine 3


DIVERSIONISMO FASCISTA

Posted: 01 Aug 2016 09:22 AM PDT


Por Luis Marin

Hace tiempo que dejaron de hacer gracia los comentaristas que acusan el gobierno de "fascista" y los agentes provocadores que llaman a las radios para denunciar la instauración en Venezuela de un régimen "fascista", para revelarse como otro encubrimiento deliberado, una política comunicacional que dificulta identificar como partidos de gobierno al Partido Socialista Unido, al Partido Comunista, Liga Socialista, PODEMOS, PPT, MAS, MIR y paremos de contar para no añadir a las FARC, al ELN, la ETA, etcétera.
¿Cómo va a ser fascista Nicolás Maduro cuyos escasos estudios sistemáticos los realizó en la escuela de formación de cuadros del Partido Comunista Cubano Ñico López? ¿Cómo van a ser fascistas el ejército y policía cubanos de ocupación?
Sorprende que el rector de la Universidad de Los Andes denuncie que está siendo perseguido por "bandas fascistas" y cuando un grupo de seminaristas es golpeado, desnudado y correteado por las calles de Mérida todo el mundo clama contra esta infame "agresión fascista" muy a pesar de que son perpetradas por bandas oficialistas, que visten camisetas con la imagen del Che Guevara, portando banderas rojas.
¿Cómo es esto posible? ¿Cómo un gobierno subsidiario de la tiranía castro comunista puede ser catalogado de "fascista"? Esto no debe sorprender si leemos la carta de un honesto representante demócrata americano que denuncia a Castro como fascista o a un respetable articulista que arriba a la conclusión de que el Che Guevara, en realidad, era un fascista.
La ecuación es de una simplicidad asombrosa, como las buenas ecuaciones: como el crimen, la violencia, la intimidación política son fascistas por naturaleza, entonces, todo el que incurra en estas prácticas es un fascista, aunque calce boina roja y sea un agente del camarada Castro.
Se ha denunciado tan inútil como innumerables veces ese mecanismo psicológico de ciertos izquierdistas que, puestos ante la evidencia de funcionarios rojos que piden coimas para realizar trámites ordinarios, no concluyen de ello que los comunistas son corruptos sino que "este camarada sufrió una desviación de derecha".
La derecha es vil y mezquina; la izquierda no, algunos izquierdistas se pasan de bando, en realidad, son traidores o inconsecuentes. Quizás por esto los filósofos han concluido que el marxismo-leninismo no es ni puede ser una ciencia, porque no es falseable, sino un sistema de creencias, una religión, paradójicamente atea, pero tan impermeable como la de los evangélicos.
Obama eliminó la palabra "comunista" de su discurso hacia La Habana para no incomodar a sus asesores en Washington y a sus propagandistas en Hollywood; el Papa Francisco la palabra "libertad", que nunca pronuncia en sus repetidas visitas a Cuba, aunque San Juan Pablo II la pronunció 17 veces en una sola visita.
Por suerte no se declaran antifascistas porque se confundirían insoportablemente con Putin.
 
 

UNA EPICA VULGAR

Posted: 01 Aug 2016 09:22 AM PDT

Por Alberto Medina Méndez

A estas alturas ya no se puede discutir demasiado acerca de la vital importancia que tiene la construcción de un relato compacto e inteligente que acompañe permanentemente a la gestión de gobierno.
       Se sabe que los resultados efectivos de la política práctica no dependen, exclusivamente, del discurso que se logra edificar, pero es bueno asumir que sin él, es difícil darle sustentabilidad a la cotidianeidad.
       El populismo ha sido muy astuto y fue capaz de influir lo suficiente en el lenguaje como para que muchas palabras tengan ahora un significado diferente. Esas acepciones hoy son totalmente aceptadas por todos como si fueran verdades reveladas y prácticamente no admiten discusión alguna.
 Esos gobiernos demagógicos han fracasado sistemáticamente, y los que aun resisten a duras penas, solo logran destruir a sus comunidades día a día, empobreciéndolas cada vez más y llenándolas de odio indefinidamente.
        Sus políticas han sido y son nefastas, pero buena parte de su prolongada existencia tiene que ver con esa dinámica de haber convertido cada determinación en una epopeya irremplazable que transmite vivencias como si se tratara de un reto enorme con una secuencia interminable de victorias.
             Claro que todo ese engendro termina invariablemente mal, pero no porque no hayan conseguido imponer su discurso, sino porque los hechos finalmente se han precipitado desnudándose la falsedad argumental frente a lo irrefutable que plantean los propios acontecimientos.
           Es tan potente esa narración política, que buena parte de la sociedad termina concluyendo que son los protagonistas los que eventualmente decepcionan y no sus políticas. Asignan toda la culpabilidad a meros errores instrumentales y a la presencia de ciertos personajes corruptos que desdibujan todo lo positivo y arruinan el supuesto éxito de esas ideas.
           Esa visión ideológica sobrevive gracias a un giro de ese mismo relato, que convierte a los verdaderos delincuentes e ineficaces gestores en víctimas de la persecución política y héroes expulsados por los grandes poderes económicos que rigen los destinos del mundo.
Nada de eso va a cambiar demasiado en el corto plazo. La izquierda, el socialismo en todas sus formas, se reinventará, como tantas otras veces mutando para sobrevivir eternamente y volver de nuevo a la escena.
        Lo que no es aceptable es pretender contrarrestar esa estudiada estrategia con la infantil idea de recurrir al vaciamiento ideológico, apelando siempre a esa visión tecnocrática de la política, que ha demostrado su fugacidad.
         Los gobiernos necesitan tener su propia épica, con una línea argumental sólida, con suficiente contenido, que explique pormenorizadamente los motivos por los cuales debe recorrerse el camino seleccionado.
         No se trata de edificar retorcidas miradas repletas de racionalidad sino, muy por el contrario, de darle un hilo conductor al discurso, con altísimas cuotas de emotividad, que permitan que la sociedad haga propia esas ideas y se involucre en ese proceso con compromiso y convicción.
        Deben existir allí motivos reales, razones suficientes, justificaciones contundentes que le brinden soporte. Pero esa matriz intelectual, sin contenido emotivo no tiene futuro alguno y es por ello que para ser exitoso en el proceso se deben contemplar abundantes dosis de estos ingredientes.
       El horizonte siempre es complejo. No son estas ciencias exactas. Se trata de personas, seres humanos con experiencias y percepciones anteriores que condicionan su modo de visualizar e interpretar la realidad.
          La tarea no pasa por mentir, ni tampoco por falsear los hechos. Eso no solo sería tramposo y deshonesto, sino que violaría los principios éticos elementales que solo consolidan el desprestigio de la política.
         Lo relevante es darle trascendencia superlativa pero ya no a la acción específica de un gobierno, sino a sus esperables consecuencias favorables y a los innegables impactos positivos que son el fin último de cada decisión.
           Los gobernantes no deben desarrollar acciones en la búsqueda del infaltable aplauso vacío y el elogio superficial de los aduladores de siempre. Tampoco deben intentarlo como único medio para sumar votos, sino porque comprenden, que la política brinda una excelente oportunidad para dejar un legado, para marcar una huella, esa que seguirán los que vengan atrás.
        Si realmente los que detentan el poder, creen férreamente en su visión, están convencidos de que lo que plantean es lo necesario para la sociedad, pues entonces deben nutrir de significativos contenidos a su discurso.
         No sirve de mucho gestionar bien, ni tampoco hacer lo correcto si no se logra articular complementariamente una narrativa creativa, movilizadora, desafiante que invite a la sociedad toda a sumarse de un modo responsable a esa ambiciosa labor de cimentar los pilares de un porvenir mejor.
          Algunos gobernantes parecen no haber entendido esta lógica tan esencial. Siguen confiando únicamente en sus propios talentos e ignoran deliberadamente ciertas consignas universales de la política. Están persuadidos de que "haciendo" alcanza y es por eso que insisten en su tesitura y recurren nuevamente a una épica vulgar.


CIUDAD SITIADA. EL EXILIO

Posted: 01 Aug 2016 09:19 AM PDT

Por: Ángel Cuadra

 
La dictadura totalitaria castrocomunista ha tenido, entre otras características, la intensidad y persistencia de la represión, y la amplitud de sus tentáculos más allá de sus fronteras.

Consumada la traición de Castro y su pandilla a los planteamientos que movieron a la insurrección, al imponer en Cuba un sistema marxista comunista, dicho gobierno reprimió con éxito las distintas formas de oposición al mismo.
Primero, el régimen dominó el temprano y heroico levantamiento en montañas y llanos. Asimismo, la lucha clandestina y subversiva también la dominó, con el resultado de miles de cubanos ultimados en los paredones de fusilamientos; y miles encerrados con largas condenas en las más de doscientas cárceles que el gobierno castrocomunista a lo largo de la Isla.

Fueron contrarrestadas las riesgosas infiltraciones que desde el exterior hicieron valientes cubanos para reforzar la lucha interna en la Isla y también la que se llamó Guerra por los Caminos del Mundo, contra embarcaciones e intereses del régimen fuera de la Isla.
Pero el exilio político (e histórico) se constituyó en un frente de lucha, ya para contrarrestar la propaganda engañosa a nivel internacional, como para ayudar a los organismos de disidencia y oposición en pro de los derechos humanos y el periodismo independiente en la Isla. Era así ese exilio el último frente y el último bastión a conquistar o mediatizar.
El gobierno castrocomunista no podía destruir o dominar a ese exilio militante desde afuera; tenía que atacarlo o mediatizarlo desde adentro del mismo. Y así, hábilmente (no faltó la complicidad de simpatizantes y servidores) fue infiltrando ese exilio con el objetivo no inmediato de crear una "emigración" favorable o, en última instancia, no enemiga de ese gobierno, y al cabo contemporizadora.
Ese sería el puente para después entrar en triunfo en esa plaza sitiada.
Primero fueron pequeños grupos de activistas reclutados en el exterior, como las brigadas conocidas por "maceítos", que hacían breves visitas a Cuba. Otros de sus activistas arrendaron espacios radiales en la radio local, sin dudas financiados por la bolsa económica del régimen.
Otro paso fue penetrar ideológicamente el mundo académico de los Estados Unidos: profesores y alumnos de Universidades y Colleges. Como también fueron tentando a intelectuales y escritores del propio exilio, con invitaciones a Cuba, propuestas como "no comprometidas", así como bajo la inicial seña de intercambios culturales... En la Isla les organizaban charlas, lecturas de sus obras, y algunas publicaciones en revistas y otras publicaciones oficiales. (El que "mordía el anzuelo" ya no habría de atacar más a aquel régimen acogedor: estaba mediatizado políticamente).
Después vinieron los llamados intercambios culturales –que ahora marchan a toda velocidad– entre "las dos orillas" que, en la práctica funcionan en una sola dirección. Y en la práctica casi han copado el escenario artístico cultural, incluso en Miami.
Todo eso, y más, encuentran el camino trillado con las relaciones diplomáticas Cuba/USA, dada la unilateral condescendencia de este último para el primero.
En medio de ese panorama, como andando sobre un puente de plata, aparece CUBAMAX que de la mano empresarial de Dish Latino, hace su triunfal irrupción en el exilio. Es así que la televisión del gobierno castrocomunista estará ya ondeando sus banderas en este último bastión a tomar por la dictadura cubana.
Primero, los promotores de este asunto anuncian que CUBAMAX sólo traerá a nuestras pantallas de TV programas de entretenimiento: musicales, musicales, de cultura popular. (Todos conocemos ese cuento). Después, por esa grieta amplia, vendrán las otras ofertas, de más seria y lamentable intención. El siniestro plan del castrocomunismo que al principio señalamos, está consumando su objetivo... o uno de sus objetivos.
Como curiosa coincidencia con este éxito del régimen castrocomunista, recientemente al conocido exiliado y opositor de dicho régimen, Ramón Saúl Sánchez, el Depto. de Inmigración le envió un documento anunciándole su posible deportación. Aunque esto no será fácil o inmediato, el asunto conlleva más el meter miedo al activismo anticastrista del exilio. (Hay otros muchos casos en esa situación). Otra coincidencia ha sido el caso de un cantautor en el exilio, que en su repertorio incluye también canciones anticastristas, la empresa que lo tendría contratado para actuar aquí donde reside, le anunció que ya no iba a formalizar dicho contrato.
Echando al vuelo la suspicacia, algunos observadores de este panorama se preguntan si será posible que, a corto plazo, cualquier cubano anticastrista en este exilio, por actos o campaña contra el gobierno cubano, pudiera ser reprimido, aleccionado o arrestado por la propia acción policial o administrativa de los Estados Unidos. Lo cual nos hace pensar que tal cosa será posible si la administración de este país sigue la línea de especial condescendencia que hasta ahora está teniendo en sus relaciones con el gobierno de Cuba, ante las exigencias de este régimen. Lo cual sería el logro triunfal del antes citado proyecto que contra ese último bastión a conquistar, que es el exilio histórico, o militante, habrá tenido la dictadura militar que es el régimen castrocomunista.

 

HAGASE LA LUZ

Posted: 01 Aug 2016 01:50 PM PDT

PELIGRA LA SALUD DE "Coco" Fariña'


Querido Hermano Coco: Los que escribimos esta carta somos algo más que tus viejos hermanos de lucha. Somos algo más que patriotas que hemos entregado nuestras vidas al sacrificio por un mundo mejor en una patria libre. Como todo patriota hemos cumplido nuestro deber con devoción ferviente, a sabiendas que el fruto de nuestra sangre, sudor y lágrimas es generalmente la incomprensión y la ingratitud humana. Pero tenemos lo que hay que tener para seguir sembrando esperanzas.
Nosotros somos algo más que los demás: SOMOS TUS AMIGOS. Solo esperamos de ti la reciprocidad del amor que orgullosamente te profesamos. En nombre de ese amor te recordamos dos aspectos muy importantes de una huelga de hambre que tú conoces mejor que nosotros pero no se te pueden olvidar.

a)      Las huelgas de hambre son, o deben ser, herramientas políticas tácticas dentro de la estrategia de la lucha no violenta. Su objetivo real es llamar la atención sobre un hecho que en nuestro caso, casi siempre o siempre, está relacionado con las violaciones permanentes de todos los derechos humanos por parte de la tiranía totalitaria. Ya la huelga es noticia internacional y esto significa que Amel, tú y el resto de los hermanos, siguen clavando dardos a la tiranía. ¡BRAVO!
b)      Algunos de nosotros hemos sido reincidentes en esa práctica patriótica. Sabemos que progresivamente se pasa de la iluminación a la obnubilación y la táctica se convierte en un reto personal a la tiranía totalitaria. ERROR.
c)       Nosotros, tus amigos indiscutibles, te brindamos nuestra total solidaridad. Pero estamos en la obligación de sacudirte la conciencia y evitar tu caída en el letargo que antecede a la muerte. No es un egoísmo nuestro para no tener que seguir sufriendo tus tormentos junto contigo. Sabemos que tu salud es en extremo delicada y un día de huelga tuya equivale a diez de un hombre joven y saludable. Tú no tienes que demostrarle nada a nadie. La llama esta prendida.
MISION CUMPLIDA.
El objetivo de esta carta es claro y lo especificaremos aún más. No solo consideramos que debes detener esta huelga ya, sino que nos hacemos responsables ante nuestros hermanos de lucha, ante nuestro pueblo y ante la historia, de influir decisivamente en tu decisión que esperamos sea positiva y pronto.  
Acuérdate de los planes que tenemos sobre el encuentro y otras cuestiones… Te pedimos fidelidad al futuro que juntos hemos proyectado. No queremos dar en el Encuentro un minuto de silencio ni alzar una andera llamada Coco Fariñas. Tenemos que seguir halando juntos la carreta de la libertad hasta su destino manifiesto.
Rogamos a Dios para que te ilumine y que sea nuestro amor la llave que te abra los tímpanos del alma.
José Daniel, Pedro Corzo, Carmen y Ramiro, Idolidia y Mario, Enrique Ruano, J.A. Albertini,
Toledo, Barbara y Borges, Silvia y Paco.

LOLA BENITEZ MOLINA Y SU NOVELA "La Soledad del Cuerdo"

Posted: 01 Aug 2016 02:22 PM PDT

Por: Leonora Acuña de Marmolejo,

La Soledad del Cuerdo es el interesante e inquietante título (que invita a su lectura inmediata) de la maravillosa primera novela de la autoría de la talentosa joven Lola Benítez Molina, nacida en Málaga (España) e hija del famoso y prolífico escritor y poeta Carlos Benítez Villodres.
El meollo de esta obra vertebrada por 13 capítulos, se basa en el interesante programa encauzado hacia la interesante y transcendental investigación de las células madre, el cual tiene lugar en New York, uno de los puntos focales en donde se desarrollan los estudios. El otro es Granada, la ciudad de la protagonista Cris, y adonde ella regresó tras de un año en el que trabajó como enfermera en el hospital Mount Sinaí, lugar que había sido asignado a su marido mediante una beca para la investigación de las susodichas células madre
 En el hospital trabajó bajo las órdenes del prestigioso escritor y psiquiatra, doctor Richard Stanton (el principal protagonista) de quien quedó prendada desde el momento en que lo conoció. Le impresionaron de él muchas cualidades: Su personalidad carismática; su don de gentes; su varonil y gallarda apostura; su inteligencia; y su gran sentido del humor.
A la larga, esa admiración que ella sentía por él, se convirtió en un amor platónico pues aunque Richard alguna vez llegó a decirle que le gustaría envejecer a su lado, no pasó de allí, porque él respetaba su condición de mujer casada como aún lo era.
Al llegar aquí a la Gran Manzana, Cris puso a sus hijos al colegio, y con su esposo comenzó su vida normal como pareja laboral que frecuentemente llega a la rutina de: Trabajo-casa, casa-trabajo. Para romper esa monotonía, ella frecuentemente tenía reuniones y pequeñas fiestas con sus más allegados amigos y en las cuales -por supuesto- no podían faltar Richard y Gustav (con Dana, su esposa), el amigo de él desde la infancia y con quien continuaba sosteniendo una bella, leal e inquebrantable amistad.
El año de residencia en New York fue un tiempo de inolvidables y enriquecedoras experiencias, y encuentros; mas también lo fue de dolorosas pérdidas, y de ausencias irreparables, como la muerte de la esposa de Richard, quien murió de Alzheimer, y el deceso a temprana edad, de la hermana de Gustav.
Refiriéndose a este exitoso amigo, habla de sus avances y sus descubrimientos sobre cómo los órganos vitales del pez cebra se pueden regenerar por completo; y muy satisfecha, a su debido tiempo comenta que su marido y sus compañeros continúan progresando en el hospital Mount Sinaí con las innovaciones de las células madre, llegando a descubrir la célula resistente a la quimioterapia, y el bloqueo que debe hacerse de la célula mutada responsable de que el tumor avance, para frenarla a fin de detener su crecimiento y expansión. Además -según dice-, llegan a producir órganos en perfectas condiciones, capaces de sostener nuestra subsistencia. También en lugar de emplear embriones congelados para la fecundación "in vitro" como solía hacerse, "descubren un nuevo procedimiento de obtención. Aprovechan cuando fallece un donante de órganos y, antes de implantarlo, obtienen parte de la célula madre de ese órgano, para luego en el laboratorio poder obtener uno nuevo a partir de ahí. Es así como comienzan a curar la diabetes a partir del trasplante de páncreas. De esa forma, muchas de las enfermedades crónicas podrían dejar de serlo".
Volviendo atrás y como se mencionó antes, el amor de Cris por Richard continuó entronizado en su corazón hasta el final, mas quien le ganó la partida fue su amiga Graciela, por ser una mujer determinada y audaz que siempre conseguía sus propósitos (tesón que a ella le faltaba), y quien se valió de diferentes subterfugios para conquistarlo, tales como por ejemplo el de hacerse enviar flores ella misma a fin de despertar interés y celos en él. Esto lo supo Cris, mas siendo mujer de gran probidad e integridad, muy noblemente le guardó el secreto. Más tarde ella deploraba no haber terminado a tiempo la relación con su marido (quien finalmente terminó dejándola), ya que la unión familiar que tanto había anhelado no se había dado aunque para entonces, ella continuara obstinadamente pensando lo contrario.
Tras de su regreso definitivo a Granada, y en un congreso al cual asistió Richard (de quien ella no pudo ni siquiera despedirse en New York) como ponente del Congreso Internacional de Salud Mental, ella volvió a verlo y con inmenso dolor y desencanto, supo que lo acompañaba Graciela, con quien se había casado. Aquel día él estaba tan inmerso en su tesis que no se percató rápido de su presencia. Luego conversaron brevemente, aunque paradójicamente hubiera mucho y a la vez muy poco para compartir. Reconocía que Richard nunca fue realmente suyo, y en ese encuentro, amargamente comprobó que lo había perdido para siempre. Aceptó con tristeza su realidad, mas con gran fortaleza espiritual, se prometió a sí misma, no buscarlo nunca más.
Para abrillantar aún más esta novela, no falta la transcripción de dos bellísimos sonetos de la autoría de su padre, Carlos Benitez Villodres, y otro de su madre Loli Molina Díaz, titulada "Mi Silencio".
Como es de suponer, en este maravilloso libro no pueden faltar los relatos sobre la cotidianidad de la vida familiar, cultural y social de la Babel de Hierro, ni la cita de sus lugares típicos como el Central Park, Rockefeller Center y los sitios más turísticos de la 5a. Avenida, en donde precisamente tenía su residencia su amigo Gustav, como también connotados artistas y escritores, algunos de los cuales en ciertas ocasiones se hacían presentes en sus reuniones sociales.
He de poner de relieve, que esta novela está también enriquecida por muchas anécdotas basadas en las experiencias psiquiátricas de los protagonistas, con conclusiones por demás interesantes por sus pragmáticos análisis como el de la transformación sufrida por nuestra sociedad actual, y por consiguiente la necesidad de inculcar en ella nuevos valores. Asimismo se encuentran reflexiones cual epílogos o epigramas como por ejemplo: "No hay peor batalla que la que se entabla consigo mismo" –Churchill. O: "Las pérdidas y los encuentros son los que marcan nuestras vidas"; o citas de frases de famosos intelectuales como la de Walt Whitman: "No dejes nunca de soñar, porque en sueños es libre el hombre. No caigas en el peor de los errores: el silencio. La mayoría vive en silencio espantoso. No te resignes"; o la de Flaubert: "Cuidado con la tristeza, que ésta puede convertirse en vicio"; o en su propio concepto: "Uno puede elegir entre dos caminos: el de las lamentaciones o el de la superación". Por la esencia de la obra, frecuentemente se mencionan enfermedades de carácter mental como por ejemplo: "Trastorno bipolar"; y otros diagnósticos como "traumatismo craneoencefálico", o "fractura de meseta trivial" o "cifosis dorsal", amén de otras anomalías de esta índole.
Describiendo a Gustav, uno de los más destacados protagonistas, y de su afición por leer a los grandes filósofos y eruditos de la época, se refiere al difícil y aparentemente contradictorio y especial carácter (con cambios extremos en su comportamiento) de algunos de estos destacados personajes y genios de la historia, de quienes se ha llegado a considerar (quizás incomprensivamente), que arribaron casi al borde de la locura, como Picasso, Van Gogh, Beethoven, y muchos otros que nos han dejado un legado de incalculable valor, a pesar de que el ente humano dentro de ellos, estuviese lleno de conflictos internos que se reflejan en su obra. Así, ella dice: "Algunos de ellos llegarán a rozar la locura, pero no será sino su extrema cordura la que les llevará por unos derroteros de angustia infinita. La soledad del cuerdo es como yo lo llamo, y aquí expongo… ". De esta cláusula se origina el título de su originalísima novela que refleja su gran talento e inquieta intelectualidad investigativa.
Es de anotar que destacados escritores e intelectuales han abordado el tema de esa inquietante, aparente locura de algunos de los grandes genios, como por ejemplo el humanista holandés Erasmo (Desiderio) n. en Rotterdam con su admirable libro "Elogio de la locura". Y viene al caso también (y para orgullo de nuestra Lengua Cervantina), mencionar que recientemente la talentosa poeta y escritora hispalense Isabel Diez Serrano, publicó el maravilloso poemario titulado "La llamaban loca", sobre el cual -dicho sea de paso-, esta servidora se permitió escribir una reseña.
Volviendo atrás: Cuando Cris regresó definitivamente a Granada, llena de nostálgicos recuerdos y pesares, más sobreponiéndose fuertemente a sus sentimientos amorosos y desencantos, continuó trabajando en el área de psiquiatría. Mas he aquí el final e inquietante desenlace: Un día ya a las puertas de la tan ansiada primavera (su estación preferida), sorpresivamente recibió un paquete certificado y sin remitente, que ella abrió con gran curiosidad. Era el tan significativo libro de lomos gastados que había tenido entre sus manos un par de veces cuando residía en New York. Adentro a guisa de marca páginas sobresalía la foto de su amor inalcanzado: Richard. Era la misma foto que su mujer le había mostrado el día en que había ido a visitarla a su casa: "Cuando esta foto hable, dejaré de quererte". Una luz de esperanza que la envolvió en un halo de embriagadora sensación, volvió a brillar en su vida… Quizás algún día fuera suyo este hombre que había cautivado sus sentimientos de mujer…
Resumiendo: Es digna de ser leída esta admirable novela cuyo tema principal que es la transcendental investigación con células madre, está bellamente entretejido entre la traba y la urdimbre de una bellísima historia de amor. ¡Albricias para Lola Benítez Molina, la inteligentísima autora de mentalidad muy avanzada y futurista, quien visualiza avances y cambios estructurales en nuestra sociedad, y quien con su admirable obra nos enorgullece poniendo una estrella más de triunfo en el firmamento de nuestras letras!
Lola Benítez Molina nace en Málaga donde reside habitualmente. Ha participado en distintos medios de comunicación. Tiene escritos varios relatos en diversas antologías, entre ellas: "La verdad muda". Esta es su primera novela.
Leonora Acuña de Marmolejo, Colombo Americana. Escritora, poeta, periodista, crítica literaria, y pintora. Autora de varios poemarios, libros de cuentos, y una novela. Reside en Levittown, New York desde 1966.
 
 
 

UNA LEYENDA CUBANA "25 de febrero 1945"

Posted: 01 Aug 2016 08:27 AM PDT

A cargo de René León, historiador y poeta

 
  El remolcador Manatí arrastraba las patanas cargadas de azúcar moreno del central Trinidad por el río Jobabo hasta el fondeadero del mismo nombre para cargar un barco japonés de los Marú  con capacidad para 45,000 sacos.
 
  La labor de los lancheros, pantaneros, eslingadores, entongadores y jefes de cuadrillas, se realizaban con regularidad y eficiencia. La jornada de trabajo comenzaba a las 7 de la mañana y finalizaba a las 3 de la tarde, de acuerdo a las leyes sociales, y teniendo en cuenta que el viaje en las lanchas, con capacidad para 80 trabajadores, tenía una duración de 2 horas del puerto de Casilda hasta el citado fondeadero y viceversa. A las 4 y media de la madrugada salían las lanchas con el personal para la zona de trabajo desde el Muelle Real.
     Llegados los trabajadores al mencionado muelle sobre las 5 de la tarde con la bolsas de yute a cuestas conteniendo el jarro, plato, cuchara, cigarros, fósforos y alguna caneca de ron, eran requisados por los miembros de la Marina de Guerra, en evitación de que pasaran algún cartón conteniendo paquetes de cigarrillos norteamericanos, y cualquier otro artículo prohibido por la reglamentación aduanera.
        El buque de carga y pasajes la Santa Isabel hacía un recorrido dos veces por semana del puerto de Casilda hasta el de Cienfuegos, en la propia costa sur, y el regreso en igual lapso.
        La madrugada se había presentado con una espesa neblina. La Santa Isabel, con su nuevo motor navegaba despacio y con precaución. Cuando se encontraba entre el Masío y Bajos del Medio,  de pronto se sintió un gran encontronazo. Había pasado por ojo a la lancha Agabama cargada de obreros hacia la zona de trabajo.
         La muralla de neblina reinante hacía más espantosa la escena con los gritos de los que fueron precipitados al mar dando a conocer su exacta posición dentro del agua. Los llamados de socorro salían de todas partes.
         Dar bordadas con los faros de búsqueda encendidos, casi inoperantes por la niebla, para recoger a los náufragos, resultaba una maniobra de mucha prudencia llevada a cabo por la Santa Isabel, el remolcador Manatí, y la lancha Los Nietos. Para estas dos embarcaciones les resultaba fácil recoger a los accidentados ya que estaban dotadas con bordas de poca altura, no así la primera de costados y amura más elevada. Las naves comenzaron a maniobrar en círculo. Era necesario ampliar la zona de búsqueda.
           A éstas se sumaron los botes de pesca de motor o vela que se dirigían a sus respectivos pesqueros. Dos de los botes regresaron  a puerto en busca de ayuda y para informar a la Capitanía de la Marina y a los vecinos de la tragedia habida entre la Santa Isabel y el Agabama en  Bajos del Medio.
          La neblina ya se había disipado, pero el rastreo continuaba. Cuando llegaron al lugar del accidente el Capitán de la Marina, en la lancha del Práctico del Puerto que era propiedad de éste, y utilizada por dicho Cuerpo para todo tipo de parecidas circunstancias o para visitar los buques de carga en los fondeaderos. Seguida por otras embarcaciones para prestar auxilio en el sitio del desastre, ya se sabía, que cinco eran los trabajadores desaparecidos.  El Capitán de la Marina, ordenó que llevaran de regreso a Casilda a los rescatados. Más adelante se les tomaría declaración. Mientras tanto, comenzó sus investigaciones con los capitanes de las naves envueltas en el choque y a levantar las actas correspondientes.
           Con la ropa mojada, o casi seca, envueltos en sacos abiertos de yute, con el pelo revuelto, el rostro con signos de espanto; aquellos hombres hechos a la dura faena, a las penalidades de la vida, unos pocos minutos dentro de la vorágine de lo inesperado los había convertido en seres mudos, o de ojos huidizos, de reflejos incontrolados y un enorme cansancio corporal inexplicable, como si toda la energía vital se hubiese esfumado. Estaban como petrificados dentro de una tragedia que para ellos había terminado. Lo imprevisto siempre asalta por sorpresa. La víctima queda por segundos paralizada y sorprendida.
          El gentío colmaba el Muelle Real o subido en las cubiertas de embarcaciones atracadas al desembarcadero. Había una expectación  latente. Sólo tenían nociones de la coalición. No sabían nada más.
          Cuando la lancha Los Nietos terminó la maniobra de arrimar la nave al muelle, los casildeños de ambos sexos, los adolescentes y hasta los niños, se precipitaron a extender las manos para ayudar a subir a los náufragos hasta el andén. Quedaron perplejos cuando observaron los rostros de aquellos hombres. El pánico había estampado sus huellas en la faz de cada uno. Sin hacerles preguntas comprendieron que el abordaje había cobrado una o más víctimas ¿Quién o quiénes?
  Poco a poco, con un volteo de cabeza, se susurraban los nombres de los desaparecidos…
               José Llanes…,
               Manolo Llanes…, hijo del anterior.
  Con cada nombre se oía el desgarrador grito de una mujer que a codazos atravesaba la multitud hasta situarse en primer plano para conocer de cerca, por boca de un náufrago, la verdad. Volvía a oír el nombre del familiar y el último átomo de esperanza desaparecía en la oscuridad.
               Guillermo Otero…
               Emiliano Albert…
               Alberto Colina…
  Las lágrimas se posesionaron de todos los ojos. Los desaparecidos mantenían algún tipo de lazo familiar con muchos de los que en el muelle esperaban. Fue un duelo general. De familiares cercanos, de parientes, amigos, del pueblo.
              Aun cuando los siguientes tres días continuaron las pesquisas en el lugar del accidente y se registraron todos los manglares de los alrededores por si alguno había podido salvarse a nado, todo fue en balde.
              Se acordó el arrastre de los chichorros por el Masío y la bahía de Casilda. Esto dio el resultado deseado. En el Bajo se rescataron 3 cadáveres y 2 en la bahía.
             La autopsia reveló que dos de las muertes se debieron a que se ahogaron –no sabían nadar–, y las otras tres a golpes recibidos por las embarcaciones en la tarea de rescate.
               Como una muestra de solidaridad humana y como obreros del mar, parte de la oficialidad y simples marinos del barco japonés Marú concurrieron al masivo velorio expuesto en el Gremio de Lancheros del Puerto de Casilda.
              El 25 de Febrero de 1945, quedó grabada en los corazones de los casildeños como un día de dolor y luto y cómo la oscuridad mancomunada con el imponderable puede desembocar en la muerte o, quizás, algunas veces, en la suerte.
              Cuando esto sucedió, tenía 9 años de edad, y me encontraba en Casilda. Mis padres me dijeron que no se sabía nada, que me quedara en él chalet. Mi padre fue al puerto para averiguar lo que había pasado, pues él representaba a todos los obreros del sector marítimo en Cuba, en  esa época. Más tarde supe lo que había pasado. Fue terrible para las familias que perdieron un familiar.
 
 
 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.