Hora del Este (Miami)

Sintonizar desde su reproductor favorito ...

Winamp, iTunes Windows Media Player Real Player QuickTime Proxy Web

viernes, 2 de septiembre de 2016

¿QUÉ SE HA HECHO DEL "SUEÑO AMERICANO"?

 


 

¿QUÉ SE HA HECHO DEL "SUEÑO AMERICANO"?

Por Alfredo M. Cepero

Director de www.lanuevanacion.com

Sígame en: http://twitter.com/@AlfredoCepero

…podemos decir con toda propiedad que el "Crisol de Razas" ha ido a parar al basurero de la historia y que el "Sueño Americano" está en peligro de convertirse en pesadilla.

Comenzando con el centenar de peregrinos que desafiaron el Atlántico a bordo del Mayflower y que estuvieron a punto de perecer de hambre y de frío, antes y después de tocar tierra el 9 de noviembre de 1620 en el actual estado de Massachusetts, millones de inmigrantes de todo el mundo han superado obstáculos y se han enfrentado a los elementos para disfrutar de los beneficios del añorado "sueño americano". Como la mayoría de quienes hemos llegado después, aquellos hombres y mujeres vinieron en busca de la libertad religiosa y de la igualdad ante la ley que les negaba un régimen despótico y una sociedad intolerante.

Con el propósito de dar contenido y sentido a su sueño, los peregrinos que llegaron a Plymouth Rock suscribieron un documento que titularon el "Pacto del Mayflower" que, en términos breves, obligaba a sus signatarios a crear un "cuerpo político" cuyo objetivo sería la aprobación de leyes encaminadas al bienestar colectivo. Pero en esas pocas palabras fue consagrado por primera vez en el Nuevo Mundo el concepto del autogobierno frente al abuso de los tiranos. Y, precisamente porque escapaban de la intolerancia de su época en su país de origen, trajeron consigo los principios del "Rule of Law" y de la Ética Judío-Cristiana, que hicieron de Inglaterra pionera de la libertad en el mundo. A ellos haremos referencia más adelante.

Un siglo y medio después, los padres fundadores que se reunieron en Filadelfia en el verano de 1776 dieron continuidad a las ideas del "Rule of Law" y de la Ética Judío-Cristiana con una Declaración de Independencia y una Constitución que han servido de modelos a docenas de naciones del mundo. En la redacción de esos documentos extrajeron sabiduría de una comprensión básica de las leyes, del gobierno, del orden social y de los principios morales. No se limitaron a un sistema de pensamiento teológico sino a una cultura de valores relacionada con "el derecho a la vida, a la libertad y a la búsqueda de la felicidad".

¿Qué cosa es lo que se entiende como "Rule of Law"? Es el principio legal por el cual una nación es gobernada por la ley y no por las decisiones arbitrarias de funcionarios gubernamentales como oligarcas, autócratas o dictadores. Dicha regla implica que la ley no sólo debe de ser obedecida por los ciudadanos comunes sino incluso por aquellos que las hacen y tienen la obligación de aplicarlas. La consagración de la igualdad más absoluta entre gobernantes y gobernados.

¿Sobre cuales principios descansa la Ética Judío-Cristiana? El Reverendo Richard Lee, editor de la "Biblia de los Patriotas Americanos", enumera una serie de principios sobre los que descansa dicha ética. Entre ellos: la dignidad de la vida humana, la familia tradicional, la ética del trabajo, el derecho a una educación que tenga a Dios como centro, la decencia en las relaciones humanas y la responsabilidad de cada ciudadano ante Dios y ante sus conciudadanos.

Volvamos a la historia. Concluida la devastadora Guerra Civil, los Estados Unidos recuperaron lentamente su prosperidad económica y estaban urgidos de mano de obra para continuar su desarrollo económico. En Europa, el final del Siglo XIX estuvo marcado por persecución a minorías étnicas como los judíos rusos y miseria económica en varias regiones europeas. Fue así como entre 1892 y tan entrado el Siglo XX como 1954, más de doce millones de irlandeses, judíos, italianos, checos, griegos, húngaros y polacos entraron a los Estados Unidos por la puerta generosa de Ellis Island, en la Bahía de Nueva York. Llegaron en su mayoría en grupos familiares y con la disposición de compartir los valores e integrarse a la sociedad de su nueva patria adoptiva. No trajeron consigo agendas, ideologías o religiones contrarias a las predominantes en aquellos Estados Unidos. Vinieron a unirse al sistema, a adaptarse a su cultura y a respetar sus leyes, no a cambiarlo según sus caprichos o preferencias previas. Se calcula que el 40 por ciento de los habitantes actuales de los Estados Unidas pueden trazar su descendencia a los inmigrantes de Ellis Island.

Para mediados del Siglo XX gana entonces popularidad una vieja idea que había nacido cuarenta años antes en una obra teatral de Israel Zangwill, titulada The Melting Pot, que libremente traduzco como "Crisol de Razas". La definición más breve sería la de una sociedad heterogénea convirtiéndose en homogénea por medio de la fusión progresiva de diferentes razas y culturas. Una meta alcanzable en una sociedad que, a principios del Siglo XX, tenía 80 millones de habitantes de los cuales el 90 por ciento eran de ascendencia europea, compartían una cultura occidental y profesaban algún tipo de religión cristiana.

El tiempo, la reproducción y la inmigración se encargarían de aumentar la cantidad de habitantes, cambiar la composición demográfica, diversificar el origen y la cultura de los inmigrantes y multiplicar tanto el número de fieles como la influencia de distintas religiones, algunas de las cuales, como la musulmana, entran en franco conflicto con nuestro Rule of Law y con la Ética Judío Cristiana sobre las que descansan nuestra cultura occidental. Los cambios dramáticos producidos por los factores citados me han llevado a la conclusión de que, hoy en día, podemos decir con toda propiedad que el "Crisol de Razas" ha ido a parar al basurero de la historia y que el "Sueño Americano" está en peligro de convertirse en pesadilla.

¿Cuáles han sido las razones para el deterioro acelerado de lo que una vez pareció la utopía realizable del "sueño americano"? Después de hacerme esta pregunta me doy cuenta de que es difícil formular una respuesta acertada y concluyente. Pero si ya los traje hasta este punto del camino me siento obligado a elaborar una respuesta, aunque admito que la misma será incompleta.

Comienzo por un salto adelante al Censo de Población de 2010 en los Estados Unidos. Dicho censo arrojó una población total de 308 millones de habitantes, clasificados en un 75 por ciento de las llamadas "mayorías blancas:" y un 25 por ciento de las llamadas "minorías étnicas", predominante negros e hispanos. Los datos sobre preferencias religiosas mostraron un 70 por ciento de cristianos, 2 por ciento de judíos y 1 por ciento de budistas, hinduistas e islámicos, con una ominosa cifra del 25 por ciento de americanos que se declararon agnósticos o ateos. Pero el dato más alucinante es que uno de cada cuatro ciudadanos de este país rechaza toda relación con Dios.

Otro factor contribuyente a la erosión del sueño americano ha sido la desintegración de la familia como "célula fundamental" de una sociedad. Esta erosión se ha producido en todas las religiones y razas de ciudadanos que habitan en los Estados Unidos. Según el mismo censo, el 54 por ciento de los niños negros y el 30 por ciento de los niños blancos están creciendo en hogares encabezados por un solo padre, mayoritariamente la madre.

Este deterioro de los principios que forman la Ética Judío-Cristiana ha abierto la puerta a un "estado benefactor" manipulado a su antojo por demagogos empeñados en crear ciudadanos dependientes de las larguezas del gobierno. Ciudadanos que, como dijo Benjamín Franklin, han cambiado libertad por seguridad y se han quedado sin libertad y sin seguridad. Y gobernantes disfrazados de demócratas que violan la constitución y las leyes en una borrachera de poder que los pone al mismo nivel de corrupción y arrogancia de tiranos y autócratas del Tercer Mundo.

Aún a sabiendas de que mi explicación se queda corta, concluyo con una breve mirada a la inmigración de los últimos 50 años. Aunque la mayoría de los nuevos inmigrantes son gente de bien que han venido a ganarse el pan y a respetar las leyes, no tienen la homogeneidad cultural, étnica y religiosa de los inmigrantes que entraron a principios de Siglo XX por Ellis Island. Estos vienen de los cinco continentes y su diversidad refleja su origen. Y, para complicar las cosas, la demagogia de los demócratas y la avaricia de los republicanos han promovido una política de "fronteras abiertas" que ha hecho una burla de la soberanía de este país y ha puesto en peligro la seguridad de quienes llegamos antes.

La conclusión inescapable: La única nación en el mundo, que por su diversidad racial, cultural y religiosa puede ser considerada como un microcosmos de la humanidad, confronta retos que amenazan su existencia. Todo ello, porque no ha sido capaz de conjurar los peligros de un crecimiento acelerado, de un deterioro de los valores éticos y de una erosión de los principios jurídicos que una vez fueron los cimientos de una gran esperanza. Esa esperanza se llamó el "Sueño Americano".

9-1-2016

La Nueva Nación es una publicación independiente cuyas metas son la defensa de la libertad, la preservación de la democracia y la promoción de la libre empresa. Visítenos en : http://www.lanuevanacion.com

SI NO DESEA SEGUIR RECIBIENDO LA NUEVA NACION, PINCHAR ABAJO

FAVOR DE BORRARME DE SU LISTA DE DIRECCIONES

 

 

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.