Hora del Este (Miami)

Sintonizar desde su reproductor favorito ...

Winamp, iTunes Windows Media Player Real Player QuickTime Proxy Web

sábado, 17 de septiembre de 2016

¡¡¡ A TRANCA LIMPIA !!!

¡¡¡ A TRANCA LIMPIA !!!


UNIFICACIÓN DE LA MONEDA CASTRISTA ¿Y DE LA LIBRETA QUÉ?

Posted: 17 Sep 2016 12:32 PM PDT


Por Marzo Fernández

EL CUC tiene que desaparecer, exige la Camara de Comercio de EEUU, de lo contrario no podrá haber créditos.

Como todo el proceso de la reforma económica en Cuba, la eliminación de la dualidad monetaria transcurre sin prisa pero sin pausa. 

Aunque el peso convertible (CUC), -foto debajo-, dejará de circular más temprano que tarde, ya el proceso de unificación se siente en las calles: desde la novedosa posibilidad de comprar con pesos cubanos (CUP) en algunas de las llamadas tiendas recaudadoras de divisas, hasta la publicación de reglas de contabilidad para formar precios después el Día Cero.

Algunos centros comerciales de la provincia de Camagüey recaudan más "moneda nacional", (foto debjo) que pesos convertibles por sus ventas:


Una parte del plan de acción para una economía sin dualidad fue estudiado en conferencias por economistas y contadores (y hasta pregonado en la vía pública por vendedores callejeros).

Un año después de anunciarse el "cronograma de ejecución de las medidas que conducirán a la unificación monetaria y cambiaria", parte de ese calendario ya es un hecho, aunque el resto siga siendo un secreto de Estado.

En enero de 2014, el Banco Central de Cuba (BCC) solo afirmaba generalidades como "el país avanza de forma sostenida" en la unificación, sin mayores detalles, mientras que diez meses después, el ministro presidente de esa institución, Ernesto Medina, informó de la puesta en marcha de una concertación de esfuerzos con la Administración Central del Estado para eliminar la dualidad.

Como han explicado los economistas, el problema no es la doble moneda, sino la doble tasa de cambio en la economía cubana: las empresas y entidades estatales compran 1 CUC con 1 CUP mientras que el ciudadano cubano tiene que pagar 25 CUP para adquirir esa cantidad. La desproporción es del 2500%.

También existe un 1 CUC por 10 CUP, utilizado en la compraventa de productos agrícolas a las instalaciones turísticas y hoteleras, vigente desde 2011 y precedido por un "siete por uno" utilizado anteriormente.

El Ministerio de Finanzas y Precios declaró en exclusiva para OnCuba que el diez por uno no era una tasa de cambio, sino una compensación o subsidio aplicado a la cotización vigente para el Estado.

No es gratuito que el término oficial utilizado por el gobierno sea unificación monetaria y cambiaria, pues se fusionarán las dos tasas de cotización: "No existe un tipo de cambio de referencia para toda la economía, o sea, se precisa una tasa de cambio económica y científicamente fundamentada" explicó el economista cubano Francisco Pérez Rosado al semanario cubano Trabajadores.

La distorsión cambiaria puede remontarse al surgimiento mismo del peso cubano, cuya tasa de conversión inicial en 1914, al igual que en el presente, era de uno por un dólar.

Un cáncer en forma de dinero

En Cuba, "el problema macroeconómico más agudo es la dualidad monetaria, pues distorsiona la estructura de costos y los precios relativos, incidiendo nocivamente en la asignación de recursos en la economía" escribió Vilma Hidalgo, profesora de Economía y vicerrectora de la Universidad de La Habana.

Pérez Rosado predice que la unificación permitirá "favorecer a las empresas exportadoras cuyos ingresos se incrementarían, y además, quedaría eliminado el estímulo artificial a la importación que presupone hoy la existencia de una tasa de cambio de un CUP equivalente a un CUC".

Vilma Hidalgo apunta que "la dualidad penaliza al sector exportador, y no permite registrar adecuadamente el costo de oportunidad de la divisa en el sector empresarial, reduciendo las oportunidades de encadenamientos nacionales. Asimismo, impide evaluar correctamente las finanzas públicas y los proyectos de inversión."

Marino Murillo, vicepresidente a cargo de la actualización económica, informó que la unificación no cambiará el poder adquisitivo de los asalariados cubanos: "No habrá, tampoco, incrementos de precios por esa razón, no se va a afectar a las persona" declaró el ahora también ministro de Economía.

Autoridades económicas y estatales coinciden que el fin de la dualidad monetaria no cambiará al instante la vida de los cubanos. Como el resto de las reformas, abrirá las puertas para una transformación mayor en el futuro.

Como es costumbre, Marino Murillo ofreció una conferencia en la sesión plenaria del Parlamento cubano, en la que explicó el estado de cosas en la economía cubana. 

El Vicepresidente del Consejo de Ministros y Jefe de la Comisión de Implementación de los Lineamientos, disertó sobre temas tan variados como la distribución de tierras, el salario y la migración hacia las energías renovables, un tema recurrente en sus últimas declaraciones públicas.

Doble moneda

La eliminación de la doble moneda no afectará el poder adquisitivo de los cubanos, pero tampoco lo incrementará, una declaración que pone un punto final a un debate que dividía a los economistas cubanos: "No habrá, tampoco, incrementos de precios por esa razón, no se va a afectar a las personas", dijo Murrillo, según el sitio web Cubadebate,
"Los precios minoristas se mantendrán como hasta el presente, no se afectarán, asimismo se transferirá al tipo de cambio de Cadeca" indicó.

Tierras

Incluso ante el llamado a reducir la importación de alimentos y dar uso a los terrenos ociosos, el vicepresidente cubano informó que existen irregularidades en las entidades encargadas de la entrega de tierras.

Murillo precisó que un millón de hectáreas están sin utilizar, una cantidad que equivale al 16 por ciento de la tierra cultivable. 

Aclaró también que el 71,8 por ciento de la tierra cultivable en Cuba está en manos de "no estatales", en comparación con el 28 por ciento que sigue siendo administrado directamente por las autoridades del Ministerio de Agricultura.

Respecto a la comercialización experimental de productos agrícolas en el occidente del país, expresó su decepción ante la falta de variación en los precios, al no ocurrir un abaratamiento, un resultado "no deseable y que no esperábamos".

Energía

Si los planes anunciados dan frutos, en el año 2030 una cuarta parte de la electricidad en Cuba se generará a partir de energías renovables, un cambio que costará 3700 millones de dólares en inversiones.

Al igual que hizo en el último Consejo de Ministros, apuntó lo costosa y fuertemente subsidiada que resulta la producción de energía con combustibles fósiles.

Salario

No hay noticias en las palabras de Murillo sobre el salario, solo una reiteración de lo explicado en más de una ocasión: no habrá un mayor salario para los trabajadores cubanos sin aumentos en la eficiencia económica o en la productividad.
Anunció que los cambios en la gestión de las empresas estatales permitirán distribuir parte de las utilidades entre los trabajadores, así como realizar pequeñas inversiones con sus propios recursos.

Velocidad

La meta de crecimiento del año 2015 queda redefinida: 1,4 por ciento, ocho décimas por debajo del plan original de 2,2 por ciento, pero solo si no hay contratiempos en el segundo semestre del año.

No habrá cambios en el ritmo de la actualización del modelo económico y continuará ejecutándose como hasta ahora. Esa posición no la reiteró Murillo, sino el presidente cubano Raúl Castro quien comentó que, "amén del deseo de muchos de avanzar más rápido en la implementación y desarrollo de los lineamientos aprobados por el VI Congreso del Partido, se ha de avanzar sin prisas pero sin pausa", según difundió la agencia cubana de noticias AIN.
MARZO FERNANDEZ

pd. DE LA ELIMINACION DE LA LIBRETA DE RACIONAMIENTO NI SE HABLA:


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Campaña por Eduardo Arocena