Hora del Este (Miami, Fl, USA)

Sintonizar desde su reproductor favorito ...

Winamp, iTunes Windows Media Player Real Player QuickTime Proxy Web

lunes, 31 de octubre de 2016

Enfoque Magazine 3

Enfoque Magazine 3


QUIERE SER PARTE DEL REBAÑO...¿O NO?

Posted: 30 Oct 2016 11:24 AM PDT

Opinión editorial EM3

Yo soy de los que están seguros, que hay que proteger al individuo para posibilitar la salud de la sociedad. La sociedad se compone de individuos, no el individuo de sociedades: y si el individuo no es convenientemente  protegido –como tal–, nada bueno se podrá lograr con la sociedad, pero los "masificadores" continuadores de las –actualizadas– ideas marxistas que controlan al partido demócrata, lo quieren hacer ver diferente. Usted para ellos no es más que un número de inventario; embelesado por el canto de sirena que le quiere convencer que su valor estriba en ser parte de un total, que usted no vale nada como individuo, que debe ser guiado por ellos, que son los componente del gobierno inmenso y costoso, que mas que servirle, le obliga y controla.
            Leyes, deben haber, para organizar la reunión de individuos que componen, con la participación individual, –repito– de cada uno de ellos: la sociedad.
           Pero esta gente ven al individuo como parte de una "masa" –mencionada por Marx, Lenin y otros–amorfa y controlable, que pueden hacer ir hacia donde ellos quieran. Me recuerda a esas manadas de ovejas, que con la ayuda de un bastón y un par de perros, son conducidas  para su esquileo.
           Mi pregunta es: ¿Se siente usted oveja, no le importa, ser conducido como un número más, como parte de la manada?  ¿No les importa ser llevado por los esquiladores al lugar donde le desprenderán la lana, para después devolverlo al rebaño, en espera de que le crezca nuevamente la lana. O sea, hasta las próximas elecciones? ¿O se sabe usted dueño de sí mismo… de su derecho a pensar y actuar sin que su conciencia le reclame…?
        En estas elecciones, usted puede elegir a alguien que tal vez no resulte simpático, pero que demuestra ser sincero. O por alguien que, ha demostrado, con sus acciones, ser voluntariosa, deshonesta y poco confiable. No por lo que dice, sino por lo que ya ha hecho. ¿Qué harás?

 

 

DEL MAL, EL MENOS (O DE PORQUE DEBEMOS VOTAR POR TRUMP)

Posted: 30 Oct 2016 11:27 AM PDT

(O DEL PORQUE DEBEMOS VOTAR POR TRUMP)

Por: Saturnino Polón     Ensayista y Ex-Preso Político cubano.
 El antiguo refrán sigue siendo tan válido como siempre. Enfrentado ante la alternativa de que todas las opciones son malas de nada sirve inmovilizarse en las lamentaciones, en la fantasía inútil de pensar en inexistentes soluciones ideales, o en escaparnos por la tangente metiendo la cabeza en un hueco como el avestruz. Solo hay una alternativa real e ineludible: Escoger del Mal, el menos.
Y ese es el caso en la actual contienda electoral presidencial norteamericana, donde la desastrosa administración del marxista Obama, entre otros muchos y acaso más importantes males, nos ha dejado un país mas que dividido, polarizado. Donde los extremistas de la derecha y la izquierda han tomado por asalto el escenario y han variado, quizás con carácter permanente, el tono y estilo de la campaña electoral. Todo con el apoyo entusiasta y militante de unos medios de difusión masiva que están claramente prejuiciados en favor de un populismo militante, demagógico y marxistoide.
Esta dicotomía ha producido dos lamentables candidatos. Ahora es tarde para especulaciones académicas sobre qué tal si lo que fue no hubiese sido. Ahora solo uno e inevitablemente uno de los dos será el futuro presidente (Los demás candidatos en la boleta son puro ejercicio teórico, ninguno tiene ni la mas remota posibilidad de salir). Por tanto a estas alturas solo cabe escoger el menor de los males posibles. Y este es Donald Trump, obviamente. De esto no puede caberle ninguna duda a nadie que tenga siquiera dos dedos de frente.

Si, por supuesto, Trump es un pedante insoportable que disfruta su pedantería como eficiente mecanismo para convertirse en centro de la atención. Algo inevitable en quien es claramente un   narcisista patológico tan intenso como el marxista Obama, solo que menos hipócrita, es decir menos hábil en el arte de ocultarlo.
          No es difícil pronosticar que su administración resultara mediocre. Salvo por el hecho de que posiblemente destruya o neutralicé a ISIS (Simplemente por el hecho de que le dará mano suelta a los especialistas en esa materia: Los servicios de inteligencia y las Fuerzas Armadas). De hecho, existe hasta una buena posibilidad de que su administración resulte mucho mejor de lo esperado.
             Pero es igualmente fácil pronosticar que nunca será ni remotamente tan desastrosa como podría ser la de Hillary. Si algo hay cierto en todo lo que se ha dicho es la afirmación de que la administración Hillary no será mas que una continuación de la de Obama. Trump es narcisista y, como dicen los cubanos, le gusta "el figurao". Pero de tonto no tiene un pelo. Su historia lo demuestra. Tiene un buen sentido de las realidades económicas, ideológicamente es un conservador. Ama a su país y el sistema que crearon sus fundadores. No persigue cambiar el sistema en virtud de algún proyecto populista marxistoide. Piensa en términos de garantizar la seguridad de la nación y sabrá atender el consejo de los especialistas.
               Porque no seamos tontos. Trump nunca hubiera desarrollado el imperio económico que tiene si no hubiera sabido rodearse de asesores eficientes, y no le hubiera hecho caso a sus consejos. Es un pedante sí, pero en virtud de sus propios negocios, es un experimentado negociador y conoce el arte la etiqueta y la cortesía social de alto nivel. Trump nunca va a causar ninguna crisis por su pedantería ni tampoco, como dice la estúpida metáfora con que tratan de manipularnos, jamás le dará un arrebato de locura y se pondrá a apretar el mítico botón rojo de las armas nucleares. Nada de eso va a pasar.
             No podemos decir lo mismo de la mediocre Hillary quien, de un modo irresponsable, se puso a jugar a ser aprendiz de maga y dejo un desorden sin precedentes en Libia y Egipto. Cuestión que ha dejado centenares de miles de muertos (incluyendo a unos cuantos norteamericanos y europeos) y ha comprometido seriamente la seguridad de esta nación y sus aliados. Aunque es justo aclarar que no fue toda su culpa. La mediocre Hillary fue, en gran medida, una "yes-woman" del marxista Obama.
            Hillary es una mediocre total. No en balde se le ha dicho que tiene mucha experiencia, pero toda mala. Su historia no incluye ningún éxito que valga la pena recordarse. Ni siquiera su vida personal vale la pena. Su matrimonio no es mas que una empresa aventurera en busca mutua de fama y fortuna sin tener escrúpulo alguno. Se auto titula feminista y no es mas que una cornuda consentidora dedicada a la persecución de las bellas amantes del mujeriego incorregible de su marido. Se ha de suponer que por temor a que naufrague la empresa matrimonial; porque en esa pareja el amor no se ve por ninguna parte.
             El desfachatado intercambio de favores gubernamentales por efectivos "donados" a su fundación (fuente principal de la riqueza personal de Los Clinton, Inc.) sería considerado corrupción aún en el país mas corrompido del Tercer mundo.
           Su ineptitud en el manejo de los asuntos gubernamentales es obvia. Su desfachatez al mentir es antológica (recuérdese aquella mentira de bajar de un helicóptero bajo una lluvia de balas). Pero sobre todo el asunto de los emails donde no solo se puso en riesgo la seguridad nacional por una malacrianza narcisista de esa bribona que aspira a presidirnos; sino donde también ella y otros mintieron bajo juramento ante una comisión congresional.
           Estos son delitos por los cuales Usted, amigo lector, y cualquier otro norteamericano del montón hubiese terminado en la cárcel. Dicho sea de paso, en opinión de este autor, todo ese asunto de los emails (equivalente al robo de documentos propiedad del estado) ocurrió por su interés de pulir y seleccionar su propia historia. Eliminando la documentación de cualquier error, impropiedad o ineptitud, autocensurando lograría así, de antemano, pulir el futuro contenido de su anhelada y soñada biblioteca presidencial.
             No creo que Trump pueda cumplir ni el diez por ciento de lo que está prometiendo hacer. El que dude de esta afirmación que busque y lea el libro "The Triumph of Politics. Why the Reagan Revolution failed" ("El Triunfo de la Política. Porque fracaso la Revolucion de Reagan ") por el autor David A. Stockman (pub. 1986). Pero espero que al menos cumpla con su promesa de designar una Comisión independiente que investigue a fondo a la Senadora, Ministra y Socia Principal de Los Clinton, Inc. Y que dilucide la cuestión de una vez por todas. Llevándola eventualmente a la justicia en caso de que se demostrara como cierto lo que hoy solo parece incierto; gracias a una gigantesca operación de encubrimiento.
              Quedan dos cosas muy importantes. De ganar, Hillary nombrará al menos dos jueces a la Corte Suprema sino más. Eso alterara el equilibrio de la corte. Los jueces izquierdistas y militantes que nombrará se dedicaran a ejercer la tiranía jurídica y a legislar para convertir a los EUA en el nuevo, siempre soñado y nunca olvidado, paraíso socialista marxistoide. Por otra parte seguirá nutriendo las filas de la burocracia federal con elementos de izquierda además de incrementar el tamaño y costo de la misma. Eso acelerara el ya iniciado proceso marxistoide de transformar a EUA en algo diferente a lo que soñaron sus fundadores.
                  Otra cosa. Si Hillary gobierna con una mayoría demócrata en el Congreso todo este proceso de "change" se acelerará exponencialmente. Si gobierna con la situación actual, donde los republicanos tienen el control pero solo por una exigua mayoría simple, entonces ella gobernara a su antojo siguiendo el ejemplo de Obama. Es decir controlará la situación gobernando por decretos (Órdenes Ejecutivas) que la exigua mayoría republicana no podrá vetar por carecer de los votos necesarios ya que los Demócratas, como el buen partido socialdemócrata de izquierda en que se han convertido, votarán siempre, por sistema, en bloque contrario a los republicanos.
              Pero si triunfa Trump el caso será enteramente diferente. Tendrá siempre a los demócratas en contra como un bloque. Pero como siempre ha estado en franco antagonismo con una buena parte de su propio partido no conseguirá los votos suficientes para poder gobernar por decreto en aquellos puntos en que resulte demasiado extremista.
               De modo que podemos predecir la situación siguiente. Si triunfa Trump tendrá que moderarse y negociar (Les recuerdo leer el libro antes citado). Al Congreso le será relativamente fácil controlar los excesos y nunca ocurrirá nada grave. Por otra parte, el narcisista pero conservador Trump, como buen hombre de negocios será pragmático y buscará adelantar sus fines mediante negociación y compromiso.
             Pero con la Hillary, demagoga, mediocre y enloquecida por su ambición de fama y fortuna, esto no va a funcionar así. Ella no vacilara en seguir el ejemplo de su secretamente envidiado maestro, el marxista Obama. No vacilara en gobernar por decreto. Al congreso (no querrán algunos y no podrán otros) le será imposible controlarla. Y perdida en su locura; desesperada por la gloria y la riqueza, su administración será herramienta dócil y ciega en las manos destructivas de las desatadas fuerzas de la extrema izquierda marxistoide. Las masas, emborrachadas de la gratuidad y el hedonismo, por el encantamiento transitorio del bienhechor y bien amado Estado de Bienestar, marcharan ciegos pero contentos. Siguiendo al nuevo flautista de Hamelin, ahora encarnado en forma de abuelita bonachona, se irán con rumbo al precipicio del hedonismo, la inflación y la insolvencia. Rumbo a la catástrofe del caos y la decadencia.
             De modo que, por todo lo anterior la única opción es clara e ineludible. Del Mal, el menos.
             Hay que votar por Donald Trump.
            Quien no lo haga así vota por su suicidio. Es, en el mejor de los casos, un idealista iluso, obnubilado  y manipulado.
            No sé si Trump gane. Lo que si se, es que no llevare en mi conciencia el peso de haber dado un voto en favor de promover la destrucción de los Estados Unidos de Norteamérica, el país mas adelantado del orbe y la historia: la cuna de la nueva civilización.
 

MAS OSADIA PARA LOGRAR LA PROSPERIDAD

Posted: 30 Oct 2016 11:07 AM PDT

Alberto Medina Méndez

Todos ambicionan, de una u otra forma, cierto progreso individual, pero también pretenden vivir en una sociedad que sea capaz de evolucionar como tal y alcanzar ese estándar que otras naciones ya disfrutan.
La comparación es casi inevitable. Abundan ejemplos de cómo otras comunidades transitaron la huella adecuada obteniendo logros relevantes de los que pueden sentirse orgullosos y exhibirlos como mérito propio.
En estas latitudes, quienes se llenan la boca explicando minuciosamente cómo esos países han resuelto sus desafíos, o como han minimizado sus inconvenientes a niveles razonables, no tienen el coraje suficiente para hacer lo que hay que hacer y encarar el rumbo preciso.
Les encantan los resultados obtenidos por los demás, pero no están dispuestos a pagar los costos que ese cometido implica. No perciben la relación causa efecto o son unos descarados que prefieren no hacerlo.
 
Para conseguir éxitos hay que esforzarse. En ese derrotero se hacen enormes sacrificios, se aceptan concesiones, inclusive se admiten eventuales tropiezos. El premio está al final del camino y no en su  trayecto.
          En la política, es altamente probable que los que inician el sendero no puedan finalmente disfrutar de esas victorias y sean entonces otros actores los que oportunamente aprovechen su verdadero impacto positivo.
           Los mayores triunfos llevan tiempo, los que realmente valen la pena involucran largos procesos, a veces imperceptibles, que dan pasos uno a uno, esos que un día se convierten en la meta tan anhelada.
            La sociedad sabe que existen cuestiones que ya no dan para más, que se necesitan reformas profundas, en serio y con mayúsculas. También es consciente de que cada una de esas determinaciones, implica asumir ciertos costos económicos, sociales y también políticos en el corto plazo.
             Las opciones son muy simples, pero las mismas conllevan decisiones siempre incómodas. Se puede alargar la agonía, dejar todo como está y solo soportar estoicamente las consecuencias de no hacer absolutamente nada. Pero también se puede elegir el camino de enfrentar los problemas y prepararse para pagar los platos rotos por no haberlo hecho a tiempo.
              Son los ciudadanos los que deben tomar esa difícil determinación e impulsar a los dirigentes para que hagan lo imprescindible, siempre asumiendo que también les queda la otra alternativa, la de no hacer lo correcto.
            Lo que no parece razonable es quejarse del presente y no estar dispuesto a hacer lo apropiado. Esa hipócrita contradicción tiene nombre y apellido. Es que cada uno de los votantes, con su lógica algo cínica, avala el presente en su totalidad. Está en sus manos cambiarlo todo pero es evidente que les resulta más fácil hacer de cuenta que nada ocurre y dejar todo como está.
             Del otro lado del mostrador están los políticos, esos que se postulan a ciertos cargos para transformar la realidad, según recitan hasta el cansancio. El problema empieza cuando llegan a sus lugares soñados y explícitamente optan por no tocar casi nada y seguir en la inercia suicida.
              Los dirigentes, pero también sus electores, saben que si no se opera con convicción sobre cada uno de los asuntos, estos solo se agravarán y se multiplicarán sus nocivas secuelas. Apuestan a que sus sucesores pagarán la fiesta, por eso se hacen los distraídos y se preparan entonces para disfrutar esta etapa sin pensar demasiado en lo que viene
             Pero es allí donde los líderes tienen que cumplir su rol de conductores y orientadores, para seducir a los ciudadanos, convocándolos a una épica que los lleve a apoyar esos cambios tan obvios que emergen sin disimulo.
Los políticos tienen una inexcusable responsabilidad, pero ellos prefieren la comodidad del poder y por eso no asumen riesgos adicionales. Hacer transformaciones siempre significa enfrentar peligros. Es saludable recordar que nada bueno se consigue sin superar escollos y que no existen las alfombras rojas para obtener metas realmente trascendentes.
            A estas alturas ya es inocultable que la sociedad quiere continuar con la corrupción vigente, con un sistema educativo ineficaz, con millones de empleados estatales que no trabajan y ganan un salario solo a cambio de casi nada, por solo citar algunos de los ejemplos más habituales.
             Mucha gente convive con esa dualidad del discurso ambiguo. Sostienen que éste presente es inaceptable, pero cuando surgen posibles soluciones para superar esos flagelos, esos mismos ciudadanos retroceden sobre sus pasos.
          Nadie quiere empleados estatales holgazanes, de esos que pululan en las oficinas públicas, pero se rechaza cualquier propuesta que plantee que los que sobran se busquen un trabajo digno, en el que se ganen su sustento ofreciéndole a la sociedad algo que realmente sea valioso para muchos.
           El resultado final está a la vista. Todo sigue igual. La gente se queja, pero no se anima a hacer lo necesario. Es un círculo vicioso, pero no es neutro. La ilusión de que todo quedará en el mismo lugar es absolutamente falaz. Esa decisión tiene consecuencias, a veces inapreciables, de esas que luego aparecen con total brutalidad y se cobran con creces esa actitud displicente.
           La sociedad debe recapacitar y pronto. Los dirigentes políticos actuales no disponen del espíritu para liderar los procesos de cambio imprescindibles. En todo caso son solo obedientes personajes de una casta que está programada solo para hacer lo que la gente les ordene explícitamente.
             Se necesitan, de una vez por todas, líderes dispuestos a enfrentar los problemas y no a esquivarlos eternamente. Las grandes metas requieren de valentía. En definitiva, se necesita más osadía para lograr la prosperidad.
 
 

COLOMBIA, NO A LA IMPUNIDAD

Posted: 30 Oct 2016 10:47 AM PDT

Por Pedro Corzo.
Son muchos los que consideran que los compromisos ciudadanos están en quiebra, que en las nuevas generaciones la tendencia es la frivolidad y  la evasión  de los problemas sociales y hasta personales, pero hay atisbos  de una reserva invalorable de  civismo en el rescate que el  "Chavo" Samuel, un joven de Medellín, hizo de esta frase de Mahatma Gandhi  "Un NO pronunciado desde la más profunda convicción es mejor que un "sí" pronunciado meramente para complacer, o peor, para evitar problemas".
 Samuel, a quien es de suponer por su comentario es partidario de la Paz pero basada en la justicia, obliga a pensar que muchos de los que votaron por el Sí lo hicieron porque llegaron a la conclusión que un mal acuerdo es mejor que una buena pelea, un craso error,  porque los problemas sociales son como los volcanes, acumulan energía hasta que un día eructan toda su furia.
Cierto que hubo una gran abstención y se puede especular ampliamente sobre las consecuencias de una mayor participación popular, sin embargo, el resultado del plebiscito deja espacios para pensar que una participación mayor habría posibilitado un NO más rotundo, porque el resultado del conteo confirma que la mayoría ciudadana comparte la visión de Gandhi. Considera que hay que actuar por convicción por encima de las formalidades, incluidas las corrientes de opinión por poderosas que estas sean. 

 El presidente Juan Manuel Santos, la gran prensa nacional, y la mayoría de los que tenían la posibilidad de hacer públicas sus opiniones criticaron con extrema severidad a los partidarios del NO que prácticamente contaron solo con las redes sociales para promover su posición.
              Por su parte Santo amenazó con el recrudecimiento de la guerra y un país sumido en la violencia urbana extrema. Advirtió que no habría una segunda oportunidad. La paz a su manera, o la guerra total.
                La prepotencia de Santos le condujo a convocar el encuentro de Cartagena. Dio por sentado que su voluntad sería acatada. Suscribió los acuerdos con las FARC sin conocer la opinión ciudadana, enredando en su aquelarre a  numerosos líderes internacionales  que participaron en el conclave sin preguntarse cuál era la opinión del electorado colombiano, una práctica  común de muchas de las familias presidenciales que esconden bajo la alfombra suciedades propias y ajenas, porque prefieren ignorar lo que padecen la gente de cada país, como consecuencia de los excesos de sus respectivos gobiernos.
               Después del fracaso plebiscitario la soberbia presidencial se esfumó. Santo quien afirmó que no había otra alternativa que los acuerdos que había suscrito con las FARC, que hizo campaña advirtiendo  de una guerra más cruenta que la padecida, ha dispuesto que sus negociadores viajen a La Habana - incompresible sede de los diálogos de Paz porque fueron los Castro los que nutrieron por décadas la guerra fratricida colombiana- para discutir con los jerarcas de la narco guerrilla el resultado del plebiscito.
               Como va a reaccionar la FARC a largo plazo es una gran interrogante. Fueron vencidos en la guerra y estuvieron a punto de tener todos los laureles de la paz. Las condiciones de los convenios le otorgaban la victoria que no habían conquistado.
              Con independencia a la impunidad por sus crímenes, incluido el narcotráfico,  se le concedieron posiciones congresionales por decreto, una condición contraria a la democracia.
              Durante décadas las FARC han pretendido representar la voluntad popular, pero la decisión del electorado lo ha desmentido rotundamente. Este plebiscito no solo refleja la derrota de los acuerdos, también el repudio de la población a la narco guerrillas y a que se le concedan privilegios.
              Si realmente las FARC están a favor del fin del conflicto como afirma Rodrigo Londoño, es de suponer que aceptaran renegociar. Cierto que los beneficios serán menores, pero podrán reincorporarse a la vida civil aunque quizás tengan que pagar algunos de sus crímenes.
               Los partidarios del No también tendrán que ceder terreno. El blanco y negro de los acuerdos tendrá que ser menos rutilante. Todos tendrán que hacer concesiones, no hay alternativas,  la paz no va a transitar por la impunidad de Santos, pero tampoco por una justicia absolutamente ciega capaz de decidir en base a los actos y no a la conveniencia.
              Los colombianos nos han dado un buen ejemplo. Contrario a lo que ocurre la mayoría de las veces, la derrota de lo políticamente correcto no fue para favorecer una corriente política excluyente, voluntarista y depredadora de derechos, sino para procurar un nuevo acuerdo en el que los verdugos no sean tratados como heroes.
 

MADONNA, ARTISTICAMENTE ESCANDALOSA

Posted: 30 Oct 2016 11:36 AM PDT


Madonna. Con una imagen camaleónica, la rubia explosiva de los ochenta es hoy una mujer de negocios, y si algo no ha cambiado en su vida, es su éxito en el mundo de la música. Con los cincuenta más que cumplidos, Madonna sigue siendo número uno, a pesar de la polémica y al escándalo, que la encumbraron hasta la categoría de diva musical y la sigue hoy. Recientemente prometió sexo oral, a todos los que votaran por la señora Clinton.

Con 16 años se fue de casa
La biografía de Madonna parece de novela. Tercera de ocho hijos, Madonna Louise Veronica Ciccone se quedó sin madre a los seis años y su padre se encargó de darle una educación estrictamente católica. En la escuela secundaria ya era una líder de masas además de conseguir excelentes resultados académicos. Pero su lucha por la originalidad llevó a Madonna a salir pronto de su hogar conservador. Con 35 dólares y su maleta llena de maillots de danza compró un billete para Nueva York cuando tenía 16 años.
Fresca, descarada y seductora
Desde sus duros inicios en la noche neoyorquina presentó su primera maqueta en una discoteca de moda en los ochenta en Nueva York-, Madonna ha sido la encarnación de la rebeldía, el escándalo y la provocación. Madonna se convirtió en el sex-symbol de la Norteamérica conservadora de Reagan. La revista Time la definió como "fresca, descarada y seductora" y People, como una chica que "luce como Marilyn y baila como Elvis". 

Una chica de oro 

             Madonna subía como la espuma. Entre 1984 y 1985 vendió 14 millones de discos; recaudó  aproximadamente 4 millones de dólares, por su primera película como protagonista, Buscando a Susan desesperadamente y batió el récord de venta anticipada de entradas en el Radio City Hall de Nueva York: en 34 minutos vendió las 17.622 localidades. La historia de Madonna era una batalla por conseguir que el mundo le dedicara su atención.

Una cuestión de respeto 
            Pero en 1997, con más de una decena de discos publicados, decidió decir adiós a la polémica y al escándalo. Con 37 años, Madonna se convirtió en la mujer de negocios que es hoy. El 14 de octubre de 1996 daba a luz a su primera hija, Lourdes María, fruto de su relación con el cubano Carlos León. Evita la consagró como actriz al hacerse con el Globo de Oro a la Mejor Actriz de un filme musical. Paralelamente, su nuevo éxito musical, Ray of light, marcaba el inicio de una Madonna madura, que infundía respeto. Los Grammy le ayudaron a desligarse de esa imagen de chica frívola de los ochenta: catalogaron su disco como uno de los mejores del pop de la última década.

Giro hacia la serenidad 
             Madonna comenzaba a serenar su vida. Después de romances sonados con Warren Beaty, Sean Penn, sus coqueteos con Antonio Banderas, Madonna parecía haber encontrado la estabilidad emocional con el director británico Guy Ritchie. Su vida se convirtió en un camino de rosas, el matrimonio tuvo un hijo en el año 2000, Rocco John Ritchie y seis años después llegaba a sus vidas, tras un complicado proceso de adopción, David Banda, un niño procedente de Malawi. Convertida en la musa de Ritchie, pues el cineasta la incluyó en algunas de sus películas, la pareja decidió poner fin a su convivencia en octubre de 2008 después de siete años y medio de matrimonio.                        
             Centrada en el cuidado de su familia y de su música, Madonna encuentra a los pocos meses el sustituto perfecto de Guy, en el modelo brasileño Jesús Luz, casi 30 años más joven que ella. Jesús devolvió a Madonna esa frescura y energía propia de una 'colegiala' e hizo de él su compañero de escapadas.          
             Enganchada al modelo brasileño, a Madonna aún le quedaba un motivo de peso para ser cien por cien feliz y eso motivo tenía nombre y apellidos: Mercy James, una niña también natural de Malawi, que en esta ocasión la diva de la música adoptó en solitario.
              Sin embargo, esta gran responsabilidad como madre no le ha impedido seguir triunfando en aquel mundo que más quiere: el fascinante mundo de la música

 

ARRECIADOS POR EL EXODO

Posted: 30 Oct 2016 10:12 AM PDT


Promesa

 María Eugenia Caseiro

  Te buscaré en las vertebras
del hombre del retrato
por la espiral del tiempo
blanco hueso sin límite ni juicio
hasta el dintel de la muerte
con la última mirada de tu espejo.

 
  Te buscaré jugando en la intemperie
con la tarde de que hoy es otra mujer
bajo el perfil de antaño
y el pelo de mi madre
haciendo largas ondas en los parques.

 
  Te encontraré de nuevo dibujado
ya sin prisa detrás de un abanico
donde habitó el calor
en un sillón de mimbre
meciéndote los ojos.

 (Libro: Arreciados por el éxodo. Imagine Cloud Editions, 2013, USA)

 

 

TRINIDAD CIUDAD DE ANECDOTAS E HISTORIAS "Una leyenda cubana"

Posted: 30 Oct 2016 11:37 AM PDT

René  León, historiador y poeta

 Muchas personas me han preguntado si nací en Trinidad o Casilda. No. Pero mis padres tenían un chalet en Casilda y otras propiedades. La familia de mi madre era de Trinidad. Mis años de juventud los pase con mi hermano Julio (†) de vacaciones en Casilda. Pero siempre íbamos a Trinidad, que en aquellos tiempos seguía manteniendo ese aire de antigüedad. Calles empedradas de piedra de río, desde los tiempos de la colonia. Cuando uno la visitaba sentía dentro de mí una felicidad interna que me invadía. De ese remoto pasado trinitario nos llegan recuerdos y tradiciones  gestadas a través de años que nunca se olvidarán.

El que piense que en aquellos tiempos de la colonia no pasaba nada en la ciudad. Se equivoca. Si pasaron sucesos horribles. La maldad humana no tiene límite. La historia que les voy a contar sucedió allá por 1878. Un malvado conocido por Carlos Ayala y Agama, pardo libre, degenerado sexual que abusaba y luego asesinaba a solo niños o niñas. Ayala siempre iba vestido según cuenta la historia de "blanco", de su cintura colgaba un fuete y un afilado cuchillo. Trataba de esconder su cobardía. Había desaparecido una niña. Se avisó a las autoridades, que con los vecinos empezaron a buscar a la niña, otra ya había desaparecido, nunca aparecieron. Varias personas fueron asaltadas. El capitán de la guarnición puso en alerta a los voluntarios y milicias. Se ofreció una recompensa de 50 monedas de plata.

    Las autoridades prenden a un chino al que acusan de robo y crimen. El pobre chino sólo decía "llo no mtle no vodi".  Le pedía a Confucio que le ayudara, eso dijo un guarda de la cárcel y se lo dijo luego al oficial; que el chino tenía un cómplice que se llamaba Konfucio. Al fin cae la sospecha sobre Ayala. Una señora que fue a un baile al volver a su casa le dio un "trancazo" y le robaron todo. La dejaron media desnuda, pero como era muy mayor se salvó. El pobre "chino" estaba preso, nadie podía acusarlo.

    Un día se aparece en una bodega Ayala con las manos ensangrentadas a comprar aguardiente.  Diciéndole al dueño que había "matado un cochino". Al caer en sospecha con el bodeguero, este manda a un dependiente avisar a las autoridades, siendo apresado Carlos Ayala, presionado por las autoridades confeso sus crímenes.

    Ayala se refugiaba en una cueva cerca de la calle de la Popa y con acceso a la Loma del Indio, como era conocida, llamada después como "La Cueva de Carlos Ayala". Tenía una entrada ancha, rodeada de muchas piedras, que vi en el año de 1952. Estaba oculta, de afuera no se veía nada. Dentro de la cueva Ayala tenía una choza de madera, con cama, sus utensilios para los sacrificios macabros. Las autoridades encontraron numerosos huesos humanos de niños. Prefería niñas, las violaba y luego se comía su carne. Allí ese día de su detención encontraron a una niña que le había arrancado sus pechos a mordidas. Se declaró culpable de sus crímenes y de los robos que había cometido.

    Culpó a su tío, cosa que no era verdad. Fue juzgado y condenado a muerte. Fue defendido por el abogado Dr. Manuel Cantero. Ayala simulaba ataques de locura, para no ser condenado a muerte. Fue condenado a morir en el "garrote". Se hizo el loco, hablaba en lengua de ñáñigos. Atacaba al sacerdote cuando venía a verlo. El verdugo que era negro le cogió miedo y rehusó matarlo. El padre de una de las niñas asesinadas por él, se ofreció para ajusticiarlo. Era el 16 de febrero de 1882.

    Para cambiar de tema. Esta historia es diferente pero muy interesante. Cuentan que llegó a Trinidad el Filadelfiano William Baker, que pasó a la historia de Trinidad, como Guillermo Becquer. Famoso terrateniente y naviero trinitario, que amasó una fortuna. Odiaba al Rey de España, y como desprecio al Rey, deseaba pavimentar un salón de su nuevo palacio con monedas donde aparecía la cara del Rey para pisotear su cara todos los días en muestra de desprecio. Como es natural no lo hizo por advertirle las autoridades que si lo hacía podía tener un "viajecito" preso a Chafarinas". Uno de los bisnietos  dijo que todo había sido una idea o antojo pasajero.

    Perdón, se me olvidaba algo muy importante. Al cabo de los días fue puesto en libertad  el pobre chino que fue acusado de asesinato y luego perdonado. Pues bien. Se fue para La Habana, y se puso a trabajar en una lavandería en la calle de Zanja, famosa años más tarde. Al pasar el tiempo abrió una lavandería que se llamaba "La siempre viva".

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.