Hora del Este (Miami)

Sintonizar desde su reproductor favorito ...

Winamp, iTunes Windows Media Player Real Player QuickTime Proxy Web

lunes, 21 de noviembre de 2016

Enfoque Magazine 3

Enfoque Magazine 3


CANEK SANCHEZ GUEVARA, EL NIETO APATRIDA DEL CHE

Posted: 20 Nov 2016 10:44 AM PST

Próximamente –en enero del 2017– se cumplirá dos años de la muerte, a los 40 años, Canek Sánchez Guevara, nieto del Che Guevara

LATINEWS/M3

 «Siempre he sido extranjero», dijo de sí mismo Canek Sánchez Guevara, nieto del Che, cuyos diarios de viaje por medio mundo se «comen» sus relatos y novelas breves.

En el primer volumen de «Diario sin motocicleta», Canek Sánchez Guevara relata su paso, cámara en mano, por Italia, Portugal, España y Francia. En la imagen, una de sus fotografías: «Pensamiento crítico» (Marsella, 2008) EDUARDO JORDÁ.
 En la Cuba de los primeros años de la Revolución, Hilda Guevara, la hija del Che Guevara, tenía que escuchar los discos de los Beatles con el volumen muy bajo, por miedo a que algún vecino la oyera y la denunciara por contrarrevolucionaria. En ese ambiente asfixiante, en 1974, nació Canek Sánchez Guevara. Su padre era un guerrillero mexicano que había secuestrado un avión. Su madre era la hija del Che.
Contra lo que pudiera parecer, el nieto del Che Guevara no heredó el fervor revolucionario de sus antepasados. Lo que sí heredó, fue el instinto aventurero y una inextinguible curiosidad, aparte de una rebeldía innata que le impulsó a amar todo lo que estaba mal visto en la Cuba revolucionaria: el «rock», las drogas, la música de vanguardia o los ensayos de Montaigne y Camus. Pero lo más importante de todo fue el rechazo instintivo hacia todo fanatismo. El ideario de Canek Sánchez Guevara se resumía en amar: «cualquier cosa que no me sea impuesta y que yo no pueda imponer a los demás».

 El único hogar
Ahí está el secreto de todo: Canek era un liberal, en el más noble y más revolucionario sentido de la palabra. Pero un liberal, claro, que había aprendido a vivir sin ataduras de ninguna clase. Canek se sentía como en su casa en el magma extraterritorial de internet y no concebía la vida sin deambular de un lado a otro –Cuba, México, Barcelona, Perú, Francia, Italia, Panamá, Nicaragua–, porque sabía instalarse en cualquier sitio donde pudiera dejar su mochila y su ordenador (esa mochila y ese ordenador fueron en realidad su único hogar permanente).
 
                     El nieto del Che Guevara no heredó el fervor revolucionario de sus antepasados
       Canek Sánchez Guevara hizo muchas cosas en su corta vida (murió a los 40 años, en 2015, en México, mientras era sometido a una operación cardíaca). Fue músico, programador informático, documentalista, escritor y paseante callejero («flâneur», prefería decir él). Pero sobre todo fue un hedonista que sentía curiosidad por todos los aspectos de la vida. Sufría de insomnio y escribía sin parar mientras cogía trenes y aviones o escuchaba a Sonic Youth. Canek se sentía a gusto en cualquier parte donde hubiera inmigrantes llegados de muchos sitios y una playa cercana y un "barucho" lleno de cervezas y cigarrillos. El espectáculo de la vida jamás le decepcionaba. Todo le llamaba la atención y todo se lo pensaba desapasionadamente, porque nunca se dejó engañar por ideología alguna. Era un lector omnívoro, igual que Cervantes, capaz de leerse enteras las instrucciones de los cereales para el desayuno. Su mejor definición de sí mismo era esta: «Yo siempre he sido extranjero». En Marsella se alojó en el apartamento de un amigo, «como tantos otros que he conocido: se desayuna cerveza, se come vino, la merienda es un "güisqui" y la cena, la suma de todo lo anterior. El baño es de película "gore"». Esta descripción podría ser la de un personaje de Roberto Bolaño, quien también había conocido esos apartamentos en su juventud, y que en el fondo, viviese donde viviese, siempre fue un extranjero.
   El extranjero que fue Canek Sánchez Guevara llevó una existencia en la sombra. No le gustaba demasiado hablar de su abuelo y tampoco le interesaba discutir la problemática de Cuba. Lo que le gustaba de verdad era la literatura y la música. Pero de repente, tras su muerte prematura –igual que su madre y su abuelo, que no llegaron a cumplir los 40 años–, Canek Sánchez Guevara ha pasado a convertirse en un personaje legendario. El volumen de relatos y novelas breves «33 revoluciones» (Alfaguara) ha sido lanzado simultáneamente en Europa y Estados Unidos. Y al mismo tiempo, Pepitas de Calabaza ha sacado el diario que Canek fue publicando por entregas, entre 2008 y 2011, en un periódico mexicano con el título de «Diario sin motocicleta». La editorial de Logroño tiene previsto publicar todos los diarios de Canek a razón de un volumen por año.
Verdadero talento
      Canek pasó su juventud en Cuba y sabía qué clase de estafa se escondía detrás de los términos «socialismo de Estado». Eso lo diferenciaba de todos esos rebeldes de pacotilla que en España conocemos tan bien. «33 revoluciones» no es la obra maestra que se nos está queriendo vender, aunque es un relato lleno de vida que cuenta muy bien cómo era La Habana en la época de los balseros, a mediados de los 90, cuando casi todos los cubanos soñaban con huir a Estados Unidos. Para mí, sin embargo, el verdadero talento de Canek se halla en sus diarios. Canek era un rebelde camusiano –es decir, un rebelde de verdad–, y por eso se lo cuestionaba todo y quería conocerlo todo. Las páginas dedicadas a su madre son hermosísimas, igual que sus apuntes de viaje o sus reflexiones sobre los barrios de inmigrantes de la Europa mediterránea donde Canek se sentía como en su casa. Leer estos diarios es lo más parecido a pasar una larga noche de charla, entre cervezas y cigarrillos, con Canek Sánchez Guevara.
     Durante la Guerra Civil, en Barcelona, George Orwell se encontró con un voluntario anarquista en un cuartel. Aquel miliciano tenía «el rostro de un hombre capaz de matar y de dar su vida por un amigo», pero Orwell se dio cuenta de que muy pocas veces «había conocido a alguien que despertara una simpatía tan inmediata». Pues bien, Canek Sánchez Guevara es un escritor así: alguien que despierta en nosotros, sus lectores, una simpatía inmediata. Salvo que él no hubiera matado nunca a nadie. Y siempre habría estado dispuesto a dar la vida por un amigo.

CUBA, LA SOLEADA ISLA DE IRAN

Posted: 20 Nov 2016 09:57 AM PST

Por Emanuele Ottolenghi 

La Administración Obama cree que la influencia de Irán en América Latina está en declive. Eso significa que no considera que los aproximadamente 80 centros culturales  que ha abierto por toda América Central y del Sur sean una amenaza.
En Teherán no piensan lo mismo. Para ellos, estos centros son un vehículo para difundir su ideología revolucionaria en el patio trasero de EEUU. Los viajes oficiales, los acuerdos diplomáticos, las relaciones comerciales y el volumen de negocio con la región no se divulgan demasiado. Para los ayatolás son mucho más importantes los miles de conversos latinoamericanos que, gracias a la labor misionera de esos centros, acuden cada año en tropel a la Universidad Internacional Al Mustafá de Qom para recibir adoctrinamiento.

Cuba ha sido la última –y más inopinada– incorporación a la creciente red iraní de centros misioneros. En los últimos tres años, Irán ha abierto un centro cultural chií y una mezquita en La Habana que están reclutando y convirtiendo activamente a cubanos. Varios de esos conversos ya han viajado a Irán; entre ellos, uno que se está formando para ser el primer clérigo chií nacido en Cuba. Irán quiere mantener y ampliar esta operación, especialmente ahora que Cuba tiene relaciones con Estados Unidos.
Hasta ahora, Irán sólo se ha ganado a un puñado de gente. La comunidad chií de La Habana no supera hasta la fecha los setenta miembros. Pero mucho más importante que esa cifra es el mero hecho de que exista la comunidad: la Cuba comunista no es exactamente un paraíso de la libertad religiosa, y allí el proselitismo está prohibido. Sin embargo, Irán dice que abrió el centro chií en la isla con el pleno conocimiento y consentimiento de las autoridades cubanas. Puesto que no había ninguna comunidad chií antes de que empezara su actividad proselitista, Irán no pudo abrirse camino con la excusa de prestar servicios a los musulmanes. Irán llegó para hacer proselitismo y el régimen de Castro lo consintió.
La importancia que Irán da a Cuba explica sus visitas de alto nivel en los últimos meses: el ministro de Exteriores, Mohamed Javad Zarif, viajó allí en agosto, y el presidente, Hasán Ruhaní, en septiembre.
El responsable de guiar a la pequeña comunidad chií de la isla es el chií de origen argentino Edgardo Rubén Soheil Asad. Según Joseph Humire, experto en las actividades de Irán en América Latina, se supone que Asad es el "embajador informal" de Irán para toda la región.
En una comparecencia ante el Congreso de EEUU en febrero de 2015, Humire describió a Asad como el principal "agente de influencia" de Irán en América Latina y como "discípulo" de Mohsen Rabani, clérigo chií iraní implicado en el ataque terrorista contra la AMIA (Asociación Mutual Israelita Argentina) de Buenos Aires, en julio de 1994, en el que murieron 85 personas.
Rabani, que por aquel entonces trabajaba de agregado cultural en la embajada argentina de Irán, se había mudado inicialmente a Argentina en 1983 para servir de clérigo a la comunidad chií local. Comenzó la misión proselitista para Irán en América Latina cuando se encontraba en Buenos Aires, reclutando a personas que hoy están profundamente involucradas en el despliegue misionero de Teherán en la región.
Hoy, Rabani ya no puede viajar, por la orden de captura cursada contra él por Interpol a causa de su participación en el atentado de 1994. Pero sigue moviendo los hilos desde Qom, donde trabaja como representante del líder supremo de Irán para América Latina y como profesor en la Al Mustafá. Asad sigue sus órdenes: cuando no está en América Latina para sus viajes misioneros, forma a estudiantes latinoamericanos en la Al Mustafá, probablemente siguiendo directrices de Rabani. 
Clérigos jóvenes y mayores comparten la visión de que América Latina es un terreno fértil para la penetración del mensaje revolucionario de Irán. Y el régimen les da plena cobertura política y recursos económicos para el cumplimiento de esa misión.
Irán presume abiertamente de su trabajo misionero en Cuba. En febrero de 2014, Hispan TV, el canal iraní en lengua española para América Latina, produjo una pieza de vídeo sobre un grupo de latinoamericanos conversos que visitaban Irán, bajo los auspicios de un instituto cultural dirigido por Rabani, a fin de conmemorar el aniversario de la revolución iraní. Uno de ellos era cubano.
En mayo de este año, la televisión estatal iraní emitió un documental sobre la vida y la obra misionera de Asad. El documental, de 45 minutos, revelaba la existencia de un centro chií en La Habana y mostraba a Asad en la ciudad y con sus estudiantes cubanos en Qom. Hispan TV también está emitiendo una serie documental sobre Asad y su actividad en América Latina. Dos capítulos están dedicados a Cuba.
En agosto, Asad volvió a aparecer en la televisión estatal, en una entrevista de 40 minutos donde habló largo y tendido de las dificultades de difundir el islam en Cuba.
Los conversos cubanos entrevistados por Hispan TV se muestran cautelosos respecto a los objetivos del centro. Están pisando un terreno peligroso, pues han de lidiar con los espías cubanos y a la vez seguir las órdenes de Teherán. Asad abordó este problema al admitir que las autoridades cubanas le habían negado recientemente la entrada, cuando su último viaje coincidió con la breve visita del presidente Obama a Cuba en marzo.
Asad y el presentador del programa dijeron a continuación que es posible que le negaran la entrada a instancias de Washington, con la connivencia de La Habana. Pero es poco probable: los centros islámicos financiados por Irán proliferan en toda la región, sin ningún obstáculo de las autoridades y sin apenas una palabra de inquietud por parte del Departamento de Estado.
Es un error. Los conversos de Irán son tan radicales en su visión del islam y su odio hacia Occidente como los radicalizados por extremistas suníes como Al Qaeda o el Estado Islámico en Irak y Siria (ISIS). Teherán los ve como la vanguardia de la revolución islámica en el propio patio trasero de EEUU.

EL COMPROMISO DE ELEGIR

Posted: 20 Nov 2016 09:50 AM PST

Por Pedro Corzo.

En la acción de votar se conjugan elementos importantes como el deber, la obligación y el derecho. Hay que hacer conciencia que la opinión de cada uno cuenta y que las decisiones que se asuman, podrían tener importantes consecuencias.
No votar significa dejar  que otros decidan sobre nuestras vidas y la de nuestros hijos. Para bien o mal,  ninguna persona se debe sustraer del ejercicio de sus derechos, máxime si es para seleccionar a quienes van a representarlo en el servicio público.
Sí la abstención es funesta para el fortalecimiento de la democracia, no es menos perjudicial que el elector favorezca a un candidato por amiguismo, simpatías, raza, nacionalidad, o por reflejo de lo que hacen y opinan los otros.
Una anomalía que afecta negativamente el desarrollo de una sociedad democrática, es la baja participación del electorado en los comicios regionales, porque la abstención a quien más favorece,  es al político electo que ha hecho mal su trabajo o al por elegir que ha escogido la cosa pública como vía para su enriquecimiento personal.
 
Hay ciudadanos que opinan que las elecciones claves son aquellas en las que se selecciona al presidente y a los congresistas, una apreciación válida, pero insuficiente, porque el representante electo que más influirá en nuestros intereses primarios será el concejal, comisionado o alcalde de la localidad. 
Un candidato electo no es un actor que solo deja sentimientos de alegría o pesar cuando concluye su gestión. Un aspirante elegido tendrá la potestad de hacer uso de los derechos de sus electores,  en consecuencia,  si no hacen bien el trabajo para el cual fue favorecido,  los perjuicios que se deriven de sus acciones pueden ser catastróficos para el individuo y la sociedad.
Ejercitar el voto sin considerar todos los factores,  es un gesto imprudente que se puede pagar caro y con intereses. Elegir un inepto para un voto público es un grave error, tan a lamentar, como haber seleccionado a un depredador para el cuidado de los hijos.
Votar en un marco en el que se presenten diferentes opciones políticas y hasta ideológicas, en secreto, en un ambiente de completa transparencia y libre de coacción, es el mejor método para elegir a los gobernantes.
 El elector debe prepararse para hacer su elección. Estudiar los candidatos. Sus compromisos  con la comunidad, pero también con los sectores que le promueven. Un candidato dependiente de  intereses que no sean los de su electorado, es muy probable que decida en contra de su elector.
 Cierto que en la política hay muchas personas incompetentes, corruptas y mal intencionadas, individuos que escogen la gestión pública como una vía para enriquecerse y abusar de los privilegios que le confieran la posición que ocupe, pero cuando eso ocurre en una democracia, es de exclusiva responsabilidad de quienes lo eligieron,  porque fue el electorado quien lo llevó al poder.
En la democracia representativa existe una especie de contrato en la que el elector selecciona libremente  a quien le va a representar, por lo tanto quien elige,  debe prepararse para cumplir con su deber, como es de esperar lo hagan los candidatos.
Los pueblos e individuos sometidos a regímenes  de fuerza no tienen la opción de adoptar a sus líderes, en esos casos no corresponde  el refrán, "cada pueblo tiene el gobierno que merece", pero en la democracia, el elector es el responsable de quienes le gobiernan,  por lo tanto debe prepararse a conciencia, para determinar quiénes van a decidir sobre su futuro.
Por otra parte Konrad Adenauer, quien fuera canciller de la República Federal Alemana, dijo que "la política era demasiado importante para dejársela a los políticos", así que no queda otra alternativa que participar en la política,  haciendo uso de esa guillotina electoral que llaman voto.
 

ACLARACION DE LOS NOMBRES DE LOS ESTUDIANTES FUSILADOS EN NOVIEMBRE DE 1871

Posted: 20 Nov 2016 09:46 AM PST

Por René León historiador y poeta.

Estos son los nombres verdaderos de los Estudiantes de Medicina Fusilados el 27 de noviembre de 1871. Nunca se pueden guiar por lo que otros autores han escrito, pues todos, uno tras otro cometen errores, por no averiguar, hasta el mismo Fermín Valdés. Según aparecen, lugar, y fecha de nacimientos, iglesia parroquial donde fueron bautizados, más la edad que tenían cuando fueron fusilados. Con mi hermano Julio (†) (1958) fuimos juntos a comprobar lo escrito por Fermín Valdés Domínguez, en su libro sobre los estudiantes, publicado en los años entre 1940 al 1945, pues habían errores en los nombres y terminar el ensayo que estábamos preparando. Años más tarde sale publicado el famoso libro de Luis Felipe Le Roy y Gálvez. Nosotros no contamos con ayuda de nadie, pagamos en cada parroquia, lo que nos decían como donación, antes de la desgraciada revolución comunista en nuestra patria. Saber que toda aquella información y muchos más fue destruida. Hoy en día muchas de las iglesias han sido cerradas.
  Alonso Álvarez de la Campa y Gamba, nació en La Habana, el 25 de junio de 1855; bautizado en la iglesia Parroquial de Nuestra Señora de Monserrate, La Habana, fusilado a los 16 años.
José de Marcos y Medina, nació en La Habana, el 7 de marzo de 1851; bautizado en la iglesia Parroquial de Nuestra Señora de Monserrate; fusilado a los 20 años.
Juan Pascual Rodríguez y Pérez, nació en La Habana, el 24 de junio de 1851; bautizado en la iglesia Parroquial del Espíritu Santo; fusilado a los 20 años.
Anacleto Bermúdez y González de la Piñera, nació en La Habana, el 7 de junio de 1851; bautizado en la iglesia Parroquial de Nuestra Señora de Guadalupe de la Caridad; fusilado a los 20 años.
Ángel Laborde y Perera, nació en La Habana, el 5 de diciembre de 1853; bautizado en la iglesia Parroquial de El Salvador del Mundo, en la barriada del Cerro; fusilado a los 17 años.
Eladio González y Toledo, nació en Quivicán, provincia de La Habana, el 29 de octubre de 1851; bautizado en la iglesia Parroquial de San Pedro Apóstol de Quivicán; fusilado a los 20 años.
Carlos Verdugo y Martínez, nació en Matanzas, provincia de Matanzas, el 15 de enero de 1854; bautizado en la iglesia Parroquial de San Carlos de Matanzas; fusilado a los 17 años.
Carlos Augusto de la Torre y Madrigal, nació en Puerto Príncipe, Camagüey, el 29 de julio de 1851; bautizado en la antigua Parroquial Mayor de Puerto Príncipe; fusilado a los 20 años.
         Al dar inicio Le Roy su libro en su dedicatoria a los estudiantes, menciona sus nombres, y añade: "Sacrificados a la ferocidad de los voluntarios de La Habana, el 27 de noviembre  de 1871."
"Su inmolación prestó a la patria un concurso sin precedentes."
 "A la memoria del noble reivindicador de sus compañeros, Fermín Valdés Domínguez."
        El odio de los voluntarios españoles contra los cubanos, era inmenso. Individuos que vinieron de España donde pasaban hambre y maltratados por los pudientes. Pensaban que el venir a Cuba los haría rico, o respetables. Lo único que hicieron fue manchar su nombre y lo que ellos representaban ESPAÑA.
En el libro del historiador Luis Felipe Le Roy y Gálvez, A cien años del 71: El Fusilamiento de los Estudiantes, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 1971. En la página 447, aparece esta información sobre la llegada del hijo de Castañón.: "Llegada a La Habana del hijo de Castañón a llevarse los restos de su padre: entrevista en el cementerio de Espada entre este último y Fermín Valdés Domínguez. Testimonio escrito dado por el hijo de Castañón del estado en que encontró el nicho nunca profanado de su padre".  
        Federico Capdevila, murió el 1ro de agosto de 1898. Sus restos fueron depositados en el Cementerio de Santiago de Cuba, no lejos de la tumba de José Martí. Luego trasladados para La Habana, e inhumados en el panteón del Dr. Ramírez Doval y al pasar el tiempo llevados para ser depositados en el Monumento a los Estudiantes de Medicina, donde hay una lápida que dice: "Teniente Coronel Federico Capdevila. Murió en Santiago de Cuba, el 1ro de enero de 1898. Se trasladaron sus restos a este Panteón, el 27 de noviembre de 1904".

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

"EL CASTRISMO" LA HISTORIA DE ESTA TRAICION

Posted: 20 Nov 2016 10:12 AM PST


ESTE ES UN LIBRO QUE TODOS DEBEMOS TENER CERCA A LA HORA DE BUSCAR LOS ORIGENES DE LA ACTUAL CRISIS CUBANA


Con el título de "EL CASTRISMO" La Historia de Una Traición, elaboró Hiram González, un interesante y esclarecedor libro, donde no solamente se documentan acontecimientos que llevaron a la llamada revolución de los hermanos Castros a someter al pueblo cubano, sino los antecedentes que permitieron, que esto sucediera.
El libro no es un libro de historia para leer, de un "tirón", –aunque podría hacerse–, sino para tenerlo como una fuente de datos esclarecedores que nos ayuda, –tras su consulta– conocer diferentes acciones que prepararon el camino para que esta traición se efectuara. El castrismo es el actor principal, pero no el único.
Hubo mucho otros actores en esta tragedia social, política y económica que condujo a Cuba a la situación en la que hoy se encuentra.
EL CASTRISMO, Historia de Una Traición, debe ser un libro que todos debemos tener, y utilizar, como herramienta informativa, para evitar que el tiempo cubra bajo sus polvos lo que aun está sucediendo en Cuba, y además, para poner a cada uno de los actores de esta desgracia, en la posición en que la casualidad o la causalidad los situaron. Toda responsabilidad, debe ser conocida para poder entender lo que ha sucedido y tratar de evitar que una situación semejante vuelva a efectuarse.
Información de cómo obtener: EL CASTRISMO Historia de Una Traición,puede encontrarse en: HGonz7781@aol.com

EL NEW YORK TIMES SE FUE A LA PAZ

Posted: 20 Nov 2016 10:11 AM PST

Por Luis Marín.

En su flamante editorial del viernes 14 el diario NYT afirma que de los actos terroristas que perpetren las FARC en el futuro "Uribe sería a quien tendríamos que culpar", en ningún caso al secretariado ni tanto menos a sus anfitriones comunistas cubanos.
Esta escandalosa transferencia de responsabilidad, equivalente a la inimputabilidad de las FARC por actos propios, es el corolario necesario de una actitud que ha recorrido todo este tortuoso proceso de negociaciones, que consiste en ignorar que el conflicto es producto exclusivo de la voluntad de unos actores concretos que han decidido realizar sus ambiciones políticas mediante la táctica de "la lucha armada".
Si las FARC decidieran deponer las armas e incorporarse a la política legal, como hizo el Partido Comunista de Venezuela en los años 70, se acaba el conflicto; el problema es que para hacerlo le imponen a la sociedad colombiana unas condiciones que son un vil chantaje, además de ser inviables política, jurídica y económicamente.
Si esto lo sabe cualquier desprevenido lector de periódicos, con tanta más razón los que hacen el periódico, por lo que este desplante del NYT no puede ser producto sino de una combinación de administrada ignorancia, interesada propaganda e imperial soberbia.
A que "Uribe haya surgido como el mayor obstáculo para negociar el fin del conflicto" se une la admonición "no es demasiado tarde para empezar a comportarse como un hombre de Estado y no como un aguafiestas". Esta oposición entre "hombre de Estado" y "aguafiestas" sí que es un aporte original del NYT que al menos nos da una medida de la seriedad con que se toman las tragedias latinoamericanas, con ron y coca cola.
Muchos votantes colombianos rechazaron el Acuerdo "bajo la influencia de una campaña excesiva y engañosa dirigida por Uribe", un mundo al revés donde quienes votaron SI no estuvieron bajo nada parecido de parte de JMS; pero "también aseguró, sin prueba alguna, que el Acuerdo afectaría al sector privado". Si bien lo que está a la vista no necesita prueba, baste observar que la única diferencia entre el Acuerdo y lo que pasa en Venezuela es que allá escribieron lo que aquí improvisaron en el camino.
Dejemos atrás la Reforma Rural Integral y veamos la Jurisdicción Especial para la Paz, porque es falso que la "justicia restaurativa" sea única en el mundo, si hace lustros que opera aquí aunque mejor sería llamarla "justicia retaliativa", resumida en politización de la justicia y judicialización de la política.
La todopoderosa Comisión de Funcionamiento y Reestructuración del Sistema Judicial ignoró a los jueces de carrera designando otros sin estabilidad en los cargos, proscribió hasta la idea misma de objetividad e imparcialidad funcionarial a favor de una burocracia partisana, abolió todos los principios de Derecho junto a las garantías legales y el debido proceso, reabrió juicios con sentencias definitivamente firmes y causas ya prescritas; en fin, la justicia transicional es de transición al comunismo, para fusilar contrarrevolucionarios, aquí "la extrema derecha apátrida", escuálidos y fascistas, allá "enemigos de la paz" y "sucesores del paramilitarismo".
Esta posición del NYT tampoco es nueva en absoluto. En su Editorial del 11 de octubre de 2014 exhortando a la administración Obama a sacar al régimen de Castro de la lista de Estados que apoyan al terrorismo dice que "Cuba fue incluida en 1982 por su apoyo a movimientos rebeldes en América Latina, aunque ese tipo de vínculos ya no existen". Increíble, pero, ¿cuáles serán las pruebas en que basa su afirmación tan categórica?
La única cosa útil de estos editoriales del NYT es que ponen de relieve la gravitación de grandes poderes mundiales en las cuestiones más apremiantes de nuestra vida cotidiana, como la ONU con sus diversas oficinas, comisiones y comités, las emisoras rojas como CNN, BBC, que dictan la agenda mundial que puede resumirse en: ideología de género, multiculturalismo, ecologismo y alguien podría agregar "pacifismo".

Ningún comunista cultural dirá que alguien se opone al Acuerdo sino que está "en contra de la paz", un slogan de propaganda barata que les transmite a sus camaradas la firme disposición a mentir cuando así lo exija la línea del partido.

Sufrimos esa especie de blitzkrieg bien definida como "un proceso rápido y eficaz", del tipo "Acuerdo Ya", que atropella los acontecimientos en olas que no dan tiempo de asimilar una cuando ya otra cae encima y cuando se reacciona ya todo está consumado, superado por un asunto más urgente y así: es una táctica mediática tomada del asalto militar típico del nacionalsocialismo, ahora adoptado por el socialismo internacional.

Pero después que pasan su aplanadora, algo queda en el fondo echando raíces y a veces los grandes medios se llevan las grandes sorpresas, cuando emerge lo que llamamos corrientes profundas, los fenómenos telúricos, que ellos creen, precisamente, enterrados.

Hace muchos años que Venezuela le está diciendo que NO a Castro y sus amigos en el continente, incluyendo al NYT, pero ponen todo el empeño en ignorar y apabullar.

Así que lo que ocurra será por sorpresa, como el NO de Colombia.

RENE LEON O LA HSTORIA DE UN MUNDO APASIONANTE

Posted: 20 Nov 2016 09:26 AM PST

Lola Benítez Molina Málaga

 Recientemente he tenido el privilegio de conocer a una persona entrañable. Me llamó la atención su gran sabiduría, fruto de un exhaustivo estudio sobre Historia, no en vano es historiador, periodista y poeta. Asimismo, es miembro de la Academia de la Historia de Cuba, del Colegio Nacional Panamericano de Cultura, de la Academia Poética de Miami, del Club Cultural "Atenea" de Miami. Además de editor y director de la prestigiosa y enriquecedora publicación literaria e histórica "Pensamiento".
 Despertó, pues, mi curiosidad su labor de investigación profunda y genial, perfectamente datada, sobre dónde se hallan los restos de Cristóbal Colón. Realizó un ensayo realmente fidedigno del que él mismo da detalles de cómo tuvo acceso a documentos e información sobre dónde se encuentran realmente dichos restos.
Decía Tácito que "la verdad se robustece con la investigación y la dilación". Pues bien, D. René León, cubano que reside en Tampa (Florida), lleva toda una vida dedicada a la investigación de calidad.
            En su revista, anteriormente citada, hay interesantísimos artículos suyos y de otros escritores reconocidos. Podría mencionar el excelente retrato que realiza sobre el historiador romántico Washington Irving y sus fastuosos "Cuentos de la Alhambra".

            Además, explica cómo conoció al inmortal escritor Ernest Hemingway en La Habana, en el "Floridita", en una de sus frecuentes visitas a la isla. Del mismo dirá: "era un hombre agradable y no se daba importancia". Según Gustave Le Bon: "El talento de los historiadores de gran prestigio consiste en hacer verosímiles las inverisimilitudes de la historia", pues bien podemos decir que D. René León es un historiador de prestigio sumamente reconocido no solo en Cuba y EE UU, sino también otros países del orbe, puesto que la veracidad de sus escritos está ampliamente contrastada, gracias a sus estudios profundos y pormenorizados.

Durante los cuatro años que lleva publicándose la Revista "Pensamiento" su director y editor nos detalla hechos relevantes de la historia de Cuba, nos habla de la fascinante labor de los "Boticarios" de antaño, y ante esa añoranza dice: "Otra vez mi pensamiento vaga por el espacio y el tiempo, por donde físicamente no puedo caminar. El tiempo nos rememora la eternidad, y esta nos trae la visión de nuestra vida pasada", para concluir afirmando que "recordar es vivir".

D. René León escribe con sabiduría y creatividad, con entusiasmo y positividad, desde su esencia íntegra, porque sabe perfectamente jugar con palabras sin aristas, sin dobleces, sin disfraces... Vocablos que cimientan y elevan ideas que abren nuevos caminos, apaciguan tempestades, siembran y cultivan la paz y proporcionan una óptima calidad de vida para todos los hombres y mujeres, en cuyos generosos corazones procrean y abrigan deseos y esperanzas con ansia de progreso para el presente, en muchos campos aletargado, y el futuro.

El emperador Marco Aurelio, de estirpe ibérica, nos dejó en herencia: "O kosmos, alloosis; o bios, hypolepsis" ("El Universo, mudanza; la Vida, firmeza"). Si la vida de cada persona fuera sinónima de "firmeza" y de "comprensión", de "entrega" y de "respeto", como es la de D. René León, ¡qué distintas serían las relaciones entre los humanos de cualquier latitud del orbe!
 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Campaña por Eduardo Arocena