Hora del Este (Miami)

Sintonizar desde su reproductor favorito ...

Winamp, iTunes Windows Media Player Real Player QuickTime Proxy Web

lunes, 12 de diciembre de 2016

Enfoque Magazine 3

Enfoque Magazine 3


LA CULTURA DE LA MUERTE EN LA CUBA DE CASTRO

Posted: 04 Dec 2016 12:59 PM PST

SIGUIENDO EL RASTRO…

LATINEWS/Adam Dehoy
El filósofo izquierdista argentino Oscar del Barco 
reconoció: "Los llamados revolucionarios se convirtieron
en asesinos seriales, desde Lenin, Trotzky, Stalin y Mao, 
hasta Fidel Castro y Ernesto Guevara".
 El verdadero legado de Fidel Castro, –como remarcan su más incondicionales defensores– no fue su capacidad política, su agudo sentido del oportunismo, y mucho menos sus convicciones ideológicas, o políticas. Características que poseía. El verdadero legado es haber dejado tras sí, un rio de sangre inocente. Hasta enero del 2013, se habían compilado datos como estos:  
 5.700  cubanos fueron fusilados en la Cuba de Fidel Castro.
Hubo 1,203 Asesinatos extrajudiciales.
Se registraron. 2,199 muertos en prisión, por diversas causas
Se contabilizaron 198 desaparecidos.
77,833 "balseros" muertos mientras huían del régimen castrista (aunque no hay datos confirmados, se cree que pudieran ser mas.
 
El castrismo nació –y se ha mantenido– chorreando sangre por todos sus poros. Hoy tras la muerte, de Fidel Castro los que pretender justificarlo, se agarran a un discurso sistematizado, construido a su alrededor, y que intenta obviar todas sus acciones de carácter criminal y elevar únicamente cualidades, que no podrían nunca justificar la esencia de su verdadera personalidad. Nadie, que le hiciera "sombra" sobrevivió; en especial los que en algún momento habían sido sus incondicionales. Porque la verdadera consigna de la llamada revolución cubana, ha sido: FIDEL O MUERTE.
 
RAÚL CASTRO (actual jefe del gobierno) PROMETE MÁS EJECUCIONES

 Raúl Castro comandante y hermano de Fidel Castro
le recordó a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y
Caribeños (CELAC) en enero de 2013:
"Nuestras leyes permiten la pena de muerte,
está suspendida, pero ahí está, de reserva".
 
JUSTICIA REBELDE
 La revolución cubana fue un movimiento social y políticamente heterogéneo que surgió como reacción al golpe de Estado de Fulgencio Batista el 10 de marzo de 1952. La vía violenta elegida por sus diversos líderes –Prío, Castro, Echeverría, Barquín, San Román– no sólo era un componente de la cultura política insular desde la segunda mitad del siglo XIX sino una opción que, a los ojos de aquellos "revolucionarios", estaba justificada por el cese de garantías constitucionales en un régimen de facto.
 Sin embargo, como es sabido, durante los seis años y medio que Batista gobernó (1952-1958) no siempre esas garantías estuvieron suspendidas. Aún bajo sus Estatutos Constitucionales, que amarraban autoritariamente la carta magna del 40, Batista restableció dichas garantías en 1954, volvió a suspenderlas en enero del 57 y, luego de un breve restablecimiento, las suprimió nuevamente en marzo del 58. En esos años, los revolucionarios –incluyendo a Fidel Castro– se beneficiaron de las amnistías, del habeas corpus, del estado de derecho y de las libertades públicas que, a pesar de la incuestionable represión, subsistían en Cuba.
 La idea de una revolución legítima, es decir, justificada por un régimen de facto, ganó terreno dentro de la propia oposición pacífica, liberal y democrática de la isla, en buena medida, por la crueldad de la policía batistiana entre el 57 y el 58. –más tarde esta sería superada por los castristas– Es en esa idea donde habría que encontrar el origen de un tipo despiadado de justicia que se presenta como reacción al autoritarismo gubernamental. Frente al estado de emergencia de Batista se colocaba el estado de excepción de la legalidad revolucionaria.
 El tema ha apasionado a filósofos de derecha, como Carl Schmitt, y de izquierda, como Walter Benjamin, y ha llamado la atención, en los últimos años, del pensador italiano Giorgio Agamben. El estado de excepción o de emergencia es entendido, en esa tradición intelectual, como un tipo de legitimidad no democrática que logra el consentimiento de los gobernados sobre la base de una limitación de los derechos políticos por razones de seguridad nacional.
 Los fusilamientos en la Sierra Maestra, durante el primer año de la guerra, son una buena prueba del estado de excepción revolucionario. En 1957, según los cálculos de Armando M. Lago, habrían muerto más hombres por fusilamientos en las montañas –46– que rebeldes por bajas militares: 35. Este contraste tiene que ver, naturalmente, con el hecho de que la confrontación propiamente militar se produjo en el año 58, cuando podrían haber muerto, según los mismos cálculos, 409 rebeldes, frente a 49 fusilados. La mayoría de esos ejecutados no eran soldados enemigos, a quienes se les liberaba para enviar un mensaje amistoso al ejército, sino campesinos orientales.
 ¿Por qué se fusilaba en la Sierra? Los testimonios de los guerrilleros, especialmente del Che Guevara, son exhaustivos. Muchos fusilados eran desertores o informantes, pero también se aplicaba la pena capital por asesinato, robo o violación. Guevara se refiere en extenso a los casos del "chino" Chang, que asesinó a varios campesinos, de Dionisio y Juan Lebrigio, ladrones de víveres y reses, el "bizco" Echevarría, que hacía robos a mano armada en territorio rebelde, y el guajiro Arístidio, ejecutado por haber vendido su revólver y amenazar –sólo amenazar– con hacer contacto con el ejército: "durante los momentos en que el enemigo arrecia su acometividad no se puede permitir ni el asomo de una traición".
 También habla Guevara de "ejecuciones simbólicas", como la de tres muchachos, "unidos a las tropelías del chino Chang", quienes "fueron vendados y sujetos al rigor de un simulacro de fusilamiento". Pero entre todos los fusilamientos de la Sierra, tal vez, el más emblemático de un estado de excepción fue el de un campesino apodado "el maestro", referido en un testimonio de Castro que recoge Carlos Franqui en Diario de la revolución cubana (1976). A este guajiro lo fusilan por aparentar haber sido asaltante del Moncada y tripulante del Granma y hacerse pasar por el Che en la zona rebelde, con el fin de seducir muchachas: "¿Quieren cosa más grande? –Fue directo–, no se le hizo juicio. Lo fusilamos".
 Tras la muerte de Frank País, Castro lanzó la consigna de "todo para la Sierra", en medio de fuertes tensiones con Ramos Latour. Entre agosto y diciembre de 1957, los fusilamientos cumplieron una función disciplinaria y simbólica en el reforzamiento político y militar de la guerrilla. En esos meses, los choques con el ejército de Batista siguieron siendo escaramuzas, como la toma del cuartel de Bueycito, el combate de Mar Verde o las emboscadas que Camilo Cienfuegos y Efigenio Almejeiras tendían a las tropas de Sánchez Mosquera. Pero el terror revolucionario, unido a la construcción de panaderías, hospitales, talleres y escuelas, surtió efecto y, a fines del 57, ya los rebeldes controlaban un buen tramo de la costa sur de Oriente.
 A eso se unió una aguda caída en la moral del ejército, y en conocidos actos de corrupción donde oficiales de alto rango vendían  información y armas a los rebeldes, como el permitir que la "columna" comandada por Ernesto Guevara, llegara a Santa Clara, sin problemas.
Pero nada de esto evito que el principal elemento de disciplina fuera la amenaza del fusilamiento de cualquiera que no cumpliera a "raja tablas" las órdenes.


 

EL JUICIO DE LA HISTORIA

Posted: 04 Dec 2016 12:58 PM PST

Anna Ayuso Pozo

CENTRO DE ESTUDIOS Y DOCUMENTACIONES DE BARCELONA

El fallecimiento a los 90 años de Fidel Castro, aunque previsible, ha dado la vuelta al planeta. Desaparece uno de los líderes que han esculpido el siglo XX. Desde una pequeña isla del Caribe frente a la costa de la primera potencia mundial, el carismático comandante de la revolución construyó un relato épico de resistencia al imperialismo hegemónico y quiso cambiar el rumbo de la historia. La experiencia de la revolución cubana vino marcada por su lucha frente al Goliat de Estados Unidos, desde donde se intentó derrocar el régimen y se impuso el embargo y otro sin nú­mero de sanciones buscando el aislamiento político en el bloque occidental y particularmente en América Latina, como medida terapéutica frente al virus del comunismo.
El bloqueo fue determinante de la alineación del Gobierno de Fidel Castro con el bloque soviético opuesto al bloque capitalista occidental. En el contexto de la guerra fría, la difusión internacional de la revolución cubana y el sistema socialista fue una constante de la política exterior cubana como parte del ADN revolucionario que se extendió al apoyo de la liberación de los pueblos coloniales en África. Ello dio lugar a la aparente paradoja de que, a pesar del intento de aislamiento político del régimen revolucionario, Cuba adquirió un protagonismo internacional y regional muy por encima de su peso económico y demográfico. También a un alto coste para los cubanos.
 
En América Latina se dio en paralelo el ascenso y la caída dramá­tica de los gobiernos de Perón en Argentina y de Allende en Chile y otras fracasadas experiencias de movimientos populares. Una parte de la izquierda latinoamericana adoptó la forma de guerrilla miliciana frente a gobiernos autocráticos de la región y recibió el apoyo de Cuba, como ocurrió en África con las guerras de liberación. La herencia de esas experiencias de lucha armada no fue exitosa. Si bien en África aún hoy se reconoce el apoyo cubano a los movimientos de liberación, en América Latina, en cambio, tras el fin de las dictaduras de los años setenta, la mayoría de los países transitaron hacia democracias liberales. La excepción fue el triunfo de la revolución sandinista en Nicaragua, que no llegó a consolidarse, en buena parte por la intervención estadounidense.

Con la consolidación de la democracia en la región vino el abandono paulatino de los grupos de lucha armada o su marginalización, con excepción de las FARC en Colombia, que paradójicamente han negociando los acuerdos de paz en La Habana. Cuba sufrió un doble aislamiento al caer el bloque soviético y perder su apoyo, y un empobrecimiento debido a un modelo de desarrollo dependiente de la financiación soviética. En lugar de transitar hacia una reforma del modelo socialista, Fidel Castro se atrincheró y abocó a la isla al periodo especial, con consecuencias dramáticas para la calidad de vida de la población y con un endurecimiento de la persecución de la disidencia política que dañó la imagen del país en los movimientos de izquierda en el mundo y especialmente en la Europa post soviética.
Pero la llegada al  poder de Hugo Chávez en Venezuela en 1998 y el giro a la izquierda de varios países de la región (Argentina con Kirchner, Brasil con Lula, Bolivia con Evo Morales, Ecuador con Correa o Daniel Ortega en Nicaragua) dio nuevas alas al régimen. Gracias a la bonanza económica por el aumento de los precios de las materias primas y sobre todo el petróleo de Venezuela, Cuba pudo sustituir sus antiguos lazos económicos y políticos con nuevos aliados estratégicos. El impulso de la agenda bolivariana por un grupo de presión de gobiernos del socialismo del siglo XXI devolvió a Cuba a la primera línea política en la región. Se trataba de difundir la idea de una nueva revolución que construyera un nuevo socialismo alternativo a la socialdemocracia liberal. El motor era el petróleo venezolano, que subvencionó al país con 100.000 barriles diarios a cambio de servicios médicos. Eso se acabó, y el régimen cubano de nuevo tiene que reinventarse. El relevo de Fidel Castro por su hermano Raúl en el 2008 agilizó reformas económicas y políticas eufemísticamente denominadas actualización del modelo. En plena crisis venezolana, el inicio del desbloqueo con Estados Unidos pareció una tabla de salvación que el régimen presentó como un triunfo del pueblo cubano y el reconocimiento del error por parte de Washington.
Ciertamente, las medidas del presidente Obama  no han supuesto concesiones aparentes del régimen, pero la muerte de Fidel es un símbolo de un final de etapa en el que la generación de los revolucionarios de Sierra Maestra deberá dar paso a una nueva que debe buscar su legitimidad en el futuro y no en la historia. Para lo bueno y para lo malo, el inmovilismo ya no es una opción. La muerte de Castro y la elección de Trump en Estados Unidos abren una nueva etapa de incertidumbre que no puede ser un regreso al pasado.

 

EN TORNO A LA MUERTE DE CASTRO

Posted: 04 Dec 2016 12:58 PM PST

Por: Angel Cuadra
     El reciente fallecimiento del dictador Fidel Castro ha estado siendo comentado por múltiples medios de prensa en muchas partes del mundo, Desde luego, siempre con el señalamiento de que ha sido el dictador, o tirano, que durante más años ha tenido sometido a su pueblo a su férreo mandato. Y no han faltado elogios, indolentes a veces y mal informados  o informados a  medias en otros casos.
     No obstante haré  especial señalamiento a la forma en la que el hecho se recibió en la Florida, en especial en el Condado Miami Dade, en donde reside la mayor y más activa concentración de cubanos exiliados.
     Desde la medianoche en que llegó la noticia a los medios de prensa se produjo un desbordamiento popular multitudinario en las calles y establecimientos  comerciales, sobre todo en los famosos comercios que suelen ser visitados corrientemente por los cubanos y miembros de otras comunidades hispanas. Miles de personas inundaron de hecho, calles como la famosa  Calle 8 del S.W, lo que puso de manifiesto varias cosas.


     La propaganda del régimen castro comunista –que durante años ha estado trabajando para minar el exilio cubano militante, histórico o convencional, ha venido planteando que ya ese exilio ha cambiado (por vejez, cansancio y falta de motivación), y una nueva emigración– no ya desfavorable al régimen, o al menos indiferente, tiene la primacía en este destierro. Pero salieron a manifestar un especial júbilo miles de miles de cubanos, con una peculiaridad, que no menos del cincuenta por ciento de esas multitudes, estaba  compuesta por jóvenes. Y que  esa supuesta emigración por el régimen castrocomunista señalada, ni tenía fuerza en esta emigración, ni valor para mostrar la cara.  Luego, estos hechos constituyen un triunfo histórico e incluso ideológico, no obstante, sobre una tragicómica atmósfera funeral.
Entre los muchos temas que los medios de prensa internacionales vienen comentando en los funerales del dictador fallecido, está  esa especie de recuento del paso del citado tirano por el escenario histórico  durante el cual nos tocó a los cubanos padecerlo, que le han dado  en llamar "el legado" de Castro, en donde priman elogios.  Y, por supuesto, esa es la mirada desde el exterior (indolente,  información a medias o complicidad, que antes así calificamos), Pero, mirando al interior de lo que se ha sufrido dentro de Cuba por el pueblo llano, lo que debe sumarse lo que ha habido en el fondo de la presencia e intervención de Castro y su régimen, la realidad es otra.
     Al legado del dictador Fidel Castro; hay que añadir y aún muy someramente: l) Ha sido el tirano que durante más años ha estado gobernando a un país  en la historia de Hispanoamérica.  2) El más sanguinario todos  ellos. 3) El recuento probado de cubanos asesinados en los infernales paredones de fusilamiento sobrepasa el número de los siete mil. 4) Llenó el país de cárceles y distintos centros carcelarios, por los que pasaron algo más de trescientos  mil cubanos por disentir del gobierno, conspiraciones y disensiones debido a que el régimen cerró las vías pacíficas e institucionales para manifestarse políticamente.  Y aquí, en cuanto a prisioneros bajo el castrocomismo, y quiero anotar con letras mayúsculas, que durante este gobierno alrededor de SEIS MIL mujeres pasaron por las  cárceles políticas, hecho no registrado en la historia de país alguno, y con condenas hasta de veinte años de reclusión.  5) Huyendo de la represión y la falta de libertad, ha tenido que marcharse del país alrededor del 20% de  la población (antes Cuba era un país donde sus habitantes no se marchaban en forma masiva); y ahora lo han estado haciendo por los medios más insólitos y riesgosos, al extremo que se calcula en unos l5 mil cubanos fallecidos en el intento de escapar de la Isla lanzándose al mar.  (Agréguese recientemente miles de cubanos atravesando el riesgoso camino de la selva en Centroamérica, intentando huir hacia Estados Unidos).  6) El sistema totalitarios impuesto por Fidel Castro y su camarilla gobernante, ha propiciado la división de la familia cubana – extremos del odio) debido a disensiones políticas en el seno familiar.  7) Ha empobrecido el país, con el fracaso económico del sistema comunista; y hemos subsistido en la Isla con el subsidio económico desde el exterior (la Unión Soviética, Venezuela, las Remesas desde el exilio… Y ahora asidos a la nueva esperanza de las posibles inversiones del capitalismo norteamericano. 
     Además de todo lo anterior, añádase que la represión policial, las golpizas y los arrestos masivos continúan  en la Isla contra pacíficos activistas por los derechos humanos y la libertad.  Luego al hablar del "Legado de Castro", para ser honestos y ante la historia, hay que incluir todo lo antes expuesto.                  

LA CUBA QUE DESTRUYERON

Posted: 04 Dec 2016 12:06 PM PST


 DR. MANUEL CEREIJO. P.E.
La Cuba que destruyeron, el The New York Times, la Izquierda Eterna de Washington y Fidel Castro.
Para recordarle a los más jóvenes y para que se informen los que puedan respetar, admirar y hasta dolerles la partida de Fidel castro al Infierno, si es que este existe, a continuación les incluyo las estadísticas de lo que era Cuba en 1958, gracias al profesor Dr. Manuel Cereijo.
A Fidel Castro le entregaron Cuba, para su destrucción, los que hace 8 años eligieron a un Barack Hussein Obama, Radical Socialista de la Escuela de Saúl Alinsky y... hoy lloran, el no haber podido elegir a otra seguidora de Alinsky, la deleznable amiga de Vilma Espin, Hillary Rodham, mejor conocida como Hillary Clinton, la esposa de otro bueno para poco, que no sea malo, Bill Clinton.
Solo la Izquierda Eterna está de luto, al haber perdido, en el mismo mes, a dos de sus mejores destructores. Una por la via de las urnas y el otro se lo llevó la carroña.
Los dejo con Cuba 1958, de la pluma del Dr. Cereijo. 
SUMARIO DE DATOS SOBRE CUBA 1959  

En 1958
La tierra estaba repartida a saber:
Cultivos 25.8%
Pastos 40.8%
Bosque 13.3%
Matorrales 0.8%
Otros usos 19.3%
Las aéreas cultivadas se dividían:
Caña 61%
Viandas, hortalizas y
Frutos menores 29.7%
Café 5%
Tabaco 2.3%
Otros 2%

 Había un total de 159,958 fincas, con una superficie de 676,390 caballerías (9, 083,918 Hectáreas)
La ocupación de estas fincas era:
Ocupadas por sus dueños 48,792
Dirigidas por administradores 9,342
Manejadas por arrendatarios 46,048
Por sub-arrendatarios 6,987
No verdaderos dueños 33,064
Ocupantes ilegales o precaristas 13,718
Otros 2,007
La zafra de azúcar de 1958 fue de: 5, 613,332 millones de toneladas, y se obtuvo 230, 684,742 millones de galones de melaza.

INDUSTRIAS   En 1958
Industrias 33,384 fabricas
Establecimientos comerciales 65,872
Obreros total 1, 214,770
ECONOMIA EN1958
Reserva de oro, dólares, y valores convertibles en oro $373 millones (tercero en América Latina)
Ingreso nacional bruto $2, 834, 000,000 (40 lugar en el mundo)
Ingreso per cápita $520
Presupuesto $400, 000,000(per cápita #1 en AL)
RESES EN 1958
Cabezas de ganado 6, 000,000
Reses per cápita 0.84
Reses per cápita mundial 0.32
Reses sacrificadas 835,000
Precio $0.38/libra
Vacas Cebú 20,000
Crías Cebú 16,000
Toros padreando Cebú 20,000
Exportación de raza cebú 3,000
Ingreso por exportación de cebú $1, 200,000

 Litros leche 980 millones
Plantas leche enlatada 7
Plantas mantequilla y queso 55
Caballos 400,000
Mulos 32,000
Asnos 3,000
Ovejas 221,000
Chivos 205,000

 Salario promedio en 1958 de trabajador agrícola $3/día (segundo en AL, 7mo en mundo)
SANIDAD 1958
Mortalidad infantil 37.6%, más baja en AL.
Médicos 6,500 (22 en escala mundial)
Hospitales 100
Camas de Hospital 1 por 170 habitantes (1era en AL)
ENERGIA 1958
léctrica 11.8 Megavatios hora anuales per cápita, #25 en el mundo (1era en AL)

TRANSPORTE 1958
Ferrocarriles 1 Km de vía por 8Kms cuadrados de superficie (1ro en el mundo)
Ferrocarriles 18,059 Kms
Guaguas 4,500 unidades
Camiones 45,250
Carreteras 6,000 Kms
Automóviles 140,297 (privados) uno por 27 habitantes (3ro en Hemisferio)

COMUNICACIONES 1958
191,500, uno/38 habitantes (3ro en AL)
Radio Estaciones 160 (3ro en AL)
Televisores 400,000 (1 por 17 habitantes (1era en AL)
Estaciones de TV 23
En colores 2 (1ra en AL)
Salas de cine 600 (1ra en AL)
Periódicos 58 diariamente
Revistas 126 semanales

TURISMO 1958
Habitaciones de hoteles 6,552
Capacidad hotelera 12,067
Turistas extranjeros 700,000

 ALIMENTACION Y PRODUCCION AGRICOLA 1958
Arroz 181,200 toneladas métricas (55% mercado nacional) (3roenAL)
Frijol 56,000 toneladas métricas
Maíz 12,500 caballerías (167,875 Hectáreas)
Garbanzos (consumo) 40 libras/persona
Consumo tomate de ensalada 2, 502,000 quintales
Consumo malanga 91, 206,000 kilogramos
Consumo boniato 162, 389,131kilogramos
Consumo yuca 186, 350,000 kilogramos
Consumo ñame 23, 005,000 kilogramos
Consumo papa 118,000 toneladas métricas (2da en rendimiento en el mundo)
Consumo plátano macho 220 millones de kilogramos
Consumo plátano manzano 363,000 kilogramos
Producción de café 1, 342,000 quintales
Producción de tabaco 91, 527,245 libras de tabaco en rama
Superficie sembrada de frutas * 120,963 Hectáreas
* Aguacate, coco, fruta bomba, guayaba, limón, mamey, mango, melones, naranjas, piñas, plátanos, toronja

Consumo de pollo 12 libras anuales/persona
Consumo de carne 76 libras de carne al año/persona
Consumo de huevos 47 huevos anuales/persona
Consumo pescado 110 millones de libras
Calorías 2,800 diarias/persona (2da en AL)

CENTRALES AZUCAREROS 1958
Total centrales 163
Cubanos 121(75%)

 MINERIA 1958
Minas 287
Obreros 25,000
Níquel 50, 000,000 libras
Cobalto 4, 500,000 libras

EDUCACION 1958
Kindergarten 1,864
Escuelas primarias del gobierno 8,900
Escuelas primarias privadas 1,700
Primarias superiores 240
Institutos 171
Escuelas Normales para maestros 14
Escuelas Normales de Kindergarten 7
Escuelas del hogar 14
Escuelas de Comercio 168
Escuelas Tecnológicas 22
Escuelas de Periodismo 6
Escuelas de Bellas Artes 6
Escuelas Provinciales Agrícolas 6
Escuela forestal 1
Escuelas de agrimensura 12
Universidades 12
Publicas 3

 BIBLIOGRAFIA
Thomas, Hugh---Cuba, The pursuit of freedom-Harper&Row, 1971
ICEA (Instituto de Estabilización del Azúcar. revista Cuazucar, 1959
Márquez Sterlong, Carlos Historia de Cuba, Las Américas Publishing Company, 1969
Marrero, Levi Geografía de Cuba, 1970
Álvarez Díaz, José R y Grupo Cubano de Investigaciones Económicas, Universidad de Miami, 1963
Ginsburg, Norton- Atlas of Economic Development, Chicago, 1961
Rostow, W.W.-Las Etapas del Crecimiento Económico, Méjico, 1961
Lacoste. Ives-Los Países Subdesarrollados, Buenos Aires, 1962
Goldenberg, Boris-The Cuban Revolution and Latin America, Londres, 1965
Arredondo, Alberto-Reforma Agraria-La Experiencia Cubana, Puerto Rico, 1969

 

 

FIDEL CASTRO ENTERRO A CUBA

Posted: 04 Dec 2016 11:42 AM PST

Jorge Riopedre  

Después de una larga espera ha vencido al fin el plazo biológico de Fidel Castro, figura tan dañina para la población cubana que muchos lo cotejan con una maldición divina o sobrenatural en un esfuerzo por describir de algún modo el desasosiego y el dolor lacerante ocasionado por 57 años de absolutismo vital. Ciertamente, Cuba no goza aún de libertad política, pero era necesaria su desaparición física para quitarse de encima un trauma existencial.
Continuación de la Guerra Civil Española en forma y función, al menos así lo creo yo desde hace años, Fidel Castro encontró en Buenaventura Durruti y Francisco Franco los ingredientes complementarios de una implacable estrategia en la conquista y la conservación del poder: asesinar o encarcelar a sus rivales, separar o ejecutar a la familia y sembrar, en fin, el odio fratricida bajo la consigna de tierra arrasada. Borracho de cólera y envidia, la mayor parte del pueblo cubano se lanzó al abismo al son que tocaba la flauta castrista.
Aquello de construir el socialismo o una patria grande y fuerte no era más que una obra de teatro diseñada (como casi todas) para enaltecer la estupidez de las masas, acorde con la necesidad antropológica de enmascarar con rezos y consignas la cruda realidad de un porvenir sombrío. Terminados los aplausos surgen las primeras dudas, después un temor creciente y más tarde un dolor profundo ante la traición inusitada, cuando la verdadera intención de los actores de la tragicomedia revolucionaria no podía ser más clara.
A partir de entonces no alcanzan los epítetos para llamar o definir en toda su extensión la maldad sobrehumana del comandante en jefe. Pero, ¿acaso fue Fidel Castro el único responsable de la catástrofe cubana? ¿No publicó la revista Bohemia un dibujo de Castro que parecía un Cristo redivivo? ¿No gritó al unísono la población cubana, "esta es tu casa, Fidel"?
El error ha llegado a su fin. La deuda ha quedado zanjada. Ahora el espíritu o el subconsciente colectivo, lo mismo da, se siente más ligero, más dispuesto, más esperanzado. Sin embargo, Cuba aún está muy lejos de ser libre, tanto, que son pocas las probabilidades de que los cubanos de mi generación lo puedan ver en vida o en condiciones de recorrer las calles y lugares que conoció la juventud. Sigo firme como el primer día en la lucha que comencé a los 17 años, pero de nada me valdría haber vivido si no aprendí algo en la jornada.
¡Claro que espero estar equivocado! Lo deseo fervientemente, pero la experiencia dicta otra cosa. El castrismo incurrió en un error similar al de España al expulsar a los judíos, quebró la espina dorsal de la sociedad cubana, desmanteló el estamento profesional y productivo de un país en plena evolución. Desintegró la nación cubana forzando la anexión voluntaria de su pueblo y la dependencia cada vez mayor de los recursos del vilipendiado vecino del Norte, en lo que se vislumbra ya como un nuevo Puerto Rico. Los argumentos de José Antonio Saco, José Martí o Rubén Martínez Villena contra la anexión a Estados Unidos no pudo evitar que un proceso tan costoso colapsara por la locura del hombre, ¡vaya ironía!, que presuntamente era el elegido de los dioses para llevar a feliz término la obra iniciada por el Apóstol de la independencia de Cuba.
La experiencia de la historia nacional me induce al escepticismo, Cuba probablemente no volverá a ser lo que fue ni llegará a ser lo que desearíamos que fuera. Su suerte pertenece ahora al Arco de las Antillas, destino turístico controlado por los sucesores del castrismo, gerentes (como en Rusia) de todos los medios de producción del país.
Percibo, en suma, una democracia parcializada, corrupta y desenfrenada pero de libre tránsito luego de la desaparición de Raúl Castro, aceptada por Estados Unidos como el desenlace previsto de un pueblo que ha quedado en condición ingobernable. El fallecimiento de Fidel Castro es un paso de avance en esa dirección, un respiro de alivio para la población cubana, muy lejos del pluralismo político y el poder judicial independiente indispensable para un sistema realmente democrático, pero un rayo de luz, al fin y al cabo, por pequeño que sea.

CUBA DESPUES DE CASTRO

Posted: 04 Dec 2016 11:33 AM PST

Susanne Gratius.    Centro de Estudios y Documentación Internacionales de Barcelona

Tantas veces escenificada y pronosticada, finalmente llegó la última hora del comandante Fidel Castro. Con su muerte, el 26 de noviembre de 2016, desaparece el icono de la lucha contra el imperialismo y el capitalismo, pero también se abren nuevos horizontes políticos en Cuba.
Para algunos fue un dictador longevo, un cruel caudillo latinoamericano que llevó Cuba al borde del abismo, para otros un símbolo de la autonomía y emancipación de América Latina contra la hegemonía de Estados Unidos. Fidel dividió la sociedad cubana, pero también la cohesionó. La desaparición del principal líder de la revolución deja un vacío de poder y legitimidad que su hermano Raúl difícilmente puede ocupar.

 Nadie ha dividido tanto como Fidel Castro. Su muerte a los noventa años de edad marca el fin de la revolución cubana que él lideró y condicionó, a partir de 2006 desde la sombra, hasta el final. Retrasó las reformas, defendió el socialismo y desconfió de Estados Unidos hasta el último día. Aunque oficialmente había entregado el poder a su hermano Raúl en 2006, se despidió del escenario político en abril de 2016 con su último discurso ante un Congreso del Partido Comunista.
Fidel representó ante todo la resistencia. Vivió en un estado de guerra permanente contra su enemigo histórico Estados Unidos. Luchó contra todo lo que simbolizó Estados Unidos: la democracia, el libre mercado, la desigualdad y el poder hegemónico.
Su última lucha fue la "batalla de ideas" para preservar y atar su herencia política y que terminó Raúl. Fidel sobrevivió más de sesenta intentos de asesinato, la invasión en la Bahía de los Cochinos, la crisis de los misiles, el embargo, las sanciones extraterritoriales de Estados Unidos y, finalmente, el derrumbe de la Unión Soviética que había subsidiado la revolución cubana y que provocó el colapso de la economía cubana hasta que Fidel pudo construir una nueva alianza económica ideológica con Venezuela.
 Por varias razones, su muerte puede acelerar la apertura política y económica de la isla. Primero, podrían salir a la luz las divisiones internas en la cúpula política que hasta ahora habían sido subordinadas a la unidad en torno al liderazgo histórico de Fidel. Segundo, con la desaparición de su icono, los Fidelistas pierden toda capacidad de influencia y poder político en un régimen que se apoya cada vez más en las Fuerzas Armadas Revolucionarias lideradas por Raúl. Tercero, se desinfla el régimen del "miedo" por una represión arbitraria selectiva que representó Fidel y que siguió intimidando a gran parte de la sociedad civil. Cuarto, su muerte facilita la anunciada retirada de Raúl Castro en 2018 y la instauración de la generación post-revolucionaria en el poder. Quinto, su desaparición podría provocar una catarsis colectiva y poner fin a la ilusión de la unidad política que garantizó sobre todo la presencia de Fidel Castro. Sexto, el abandono del poder por parte de Raúl y sus coetáneos, sea voluntaria o forzada, ya sólo es una cuestión de tiempo.
 Fidel salió del escenario político unos meses antes del ascenso de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos. Es una constelación paradójica: la salida de Fidel promete cambios en Cuba, pero un posible retorno de Donald Trump a la política de la Guerra Fría puede frenar la apertura ya que podría volver a ofrecer la imagen del enemigo externo que justifica la unidad interna.
 Si Donald Trump hace lo que prometió a los duros del exilio en La Florida y lo que dice el programa electoral de los Republicanos, las relaciones con Cuba volverán al Reaganismo de los años ochenta: Radio Martí y otra propaganda anti-castrista, enfriar las relaciones diplomáticas y apoyar la oposición cubana dentro y fuera de la isla – el viejo blueprint de la promoción de la democracia que no ha funcionado, pero sirve para ganar el apoyo político interno que Trump va a necesitar. La muerte de Fidel llegó en un momento de grandes incertidumbres para el futuro del régimen: la crisis existencial de una desgastada y corrupta revolución Bolivariana en Venezuela cuestiona la supervivencia económica por el intercambio entre recursos humanos y petróleo (que Cuba revende en el mercado internacional). La victoria electoral del populista de derechas Donald Trump podría poner fin a la restauración de relaciones con Estados Unidos que prometió más recursos económicos, y la posible entrega de poder de Raúl Castro abrirá una nueva y desconocida fase en la vida política de la isla.
 Sin duda, Fidel ocupará un lugar en la historia de Cuba y del mundo. Su legado póstumo será tan controvertido como su larga vida: algunos le absolverán, otros no.

VERDADES COMO PUÑOS SOBRE EL TIRANO FALLECIDO

Posted: 04 Dec 2016 11:26 AM PST


ROCÍO MONASTERIO DIJO:
Rocío Monasterio es empresaria y arquitecto. Hija de cubano, tiene pasaporte cubano y español. Ayer la invitaron a un debate sobre Fidel Castro en un medio muy afín a su régimen comunista.
Diciendo la verdad sobre Castro en un medio afín al régimen comunista.
El medio en cuestión es HispanTV. Como ya sabéis, uno de los más conocidos presentadores de ese canal, que es propiedad de la República Islámica de Irán, es el líder de Podemos, Pablo Iglesias. Desde la muerte del tirano, este canal lleva haciendo propaganda de Fidel Castro sin ningún pudor. Sin ir más lejos, el programa de debate ayer se titulaba "Cuba: Hasta siempre, Comandante" (se puede ver entero aquí). La intervención de Rocío (que es miembro de Vox), junto con la de otro tertuliano -el abogado José Luis Urosa-, han sido las únicas voces críticas a esa dictadura que se han podido escuchar sus espectadores. Vox ha publicado hoy en su canal de Youtube el vídeo de las intervenciones de esta tertuliana. Os animo a verlas porque no tiene desperdicio contemplar cómo sacó de quicio a los castristas que se sentaban a esa mesa:
Cuba es una 'democracia', según uno de los tertulianos castristas
Rocío, con mucha calma, dijo la verdad sobre la dictadura cubana sin tapujos ante el visible enfado e incluso los resoplidos de algún tertuliano, que en algunos momentos le interrumpió para negar la evidencia y hacer propaganda del régimen comunista. Luis Pérez, de la procastrista Asociación de Cubanos en Madrid "Playa Girón", llegó a decir que en Cuba hay una "democracia". Una curiosa democracia de partido único, sin libertad de manifestación, ni libertad de expresión, ni libertad de prensa, ni libertad de circulación, entre otros muchos derechos humanos que el régimen comunista niega a los cubanos. ¿Qué entenderá este hombre por democracia?
¿Fidel Castro defendía la libertad?
En su primera intervención, Alejandro León, de Los Verdes, dijo que Fidel Castro defendió "la independencia y la libertad". Una curiosa idea de la independencia que convirtió a esa isla en un títere de la URSS hasta el derrumbamiento del bloque soviético, y una curiosa idea de la libertad que consiste en negársela a todos los cubanos. Este señor confirma, una vez más, que hay ecologistas que son "verdes sandía": verdes por fuera y rojos por dentro. Claro que nadie se puede sorprender en este caso teniendo en cuenta que Los Verdes han concurrido a diversas elecciones en coalición con los comunistas de Izquierda Unida.

PASAJE DE LA GUERRA DE LOS DIEZ AÑOS

Posted: 04 Dec 2016 10:49 AM PST


Pasajes de la Guerra de los Diez Años (1868) de Carlos Manuel de Céspedes
 Por René León historiador y poeta

 He tomado del libro De Bayamo a San Lorenzo, Selección y Prólogo de Andrés de Piedra-Bueno, Publicaciones del Ministerio de Educación, Dirección de Cultura, La Habana, 1944. Estos "Pasajes de la Guerra de los Diez Años (1868-) del que fuera el Primer Presidente de la República de Cuba en Armas. En ellos Céspedes narra los abusos de las tropas españolas y de los cobardes voluntarios que cometieron con el pueblo cubano, sin importarle sin eran niños, o niñas, mujeres, ancianos y hombres. Era pura maldad y cobardía.

 
     1.- "En los llamados verbales se sustancian y fallan las causas de plano, incontinenti, luego de aprehendido el llamado reo, sin garantías para éste. En medio de todo, afortunado aquél que logra que se le abra procedimiento, porque es muy frecuente, en particular en los campos, detener una partida española a un vecino, y aunque esté desarmado, o sea anciano, o niño, darle implacablemente la muerte sin forma de juicio. Llenas de "sospechosos" a quienes no se ha abierto causa ni tomado declaración, y en cambio se les ha arrancado violentamente de sus hogares, están las cárceles de la Isla de Cuba. Doscientos cincuenta "sospechosos" fueron deportados por el Capitán General Dulce a la mortífera Isla de Fernando Poo, y de ellos han perecido más de cien, de resultas de las penalidades y torturas de una navegación de sesenta y cinco días por la zona tórrida, en un buque estrecho y malsano, bajo la custodia de los soeces y feroces voluntarios de La Habana".

    2.- "Algunas señoras y señoritas, emparentadas con individuos del Ejército Libertador, han sido encausadas con ligeros pretextos para atacar al enemigo, quizás después de una victoria, en esos inermes miembros de su familia. Algunas de ellas han sido condenadas a muerte, y se ha dado ya el ejemplo de derramar la sangre de esas débiles criaturas…El plan concebido, y en parte puesto en práctica por los españoles en la Isla, parece ser el del exterminio de los criollos. Así en los asesinatos de La Habana del Teatro Villanueva, del Café del Louvre, y en los que siguieron a la muerte del procaz escritor español Castañón en Cayo Hueso; en los de Colón, Sancti Spíritus y otros puntos, los voluntarios, encubiertamente protegidos por las autoridades en algunos de ellos, han sacrificado en su furor a habitantes pacíficos ocupados en el tranquilo ejercicio de sus habituales tareas…

    3.-  "El 6 de Enero de 1871, una distinguida y pacífica familia compuesta de las Sra. Juana y Mercedes Mora y los niños Alberto, Adriano, Ángel y Juana Mola, de 13, 12, 8 y 2 años respectivamente, fue sorprendida en su habitación  de la hacienda "Lázaro", a 22 leguas de la ciudad de Puerto Príncipe o Camagüey, por una columna al mando del Coronel Acosta y Albear. Con la seguridad que este jefe les diera de ser respetadas en sus personas, permanecieron tranquilas y confiadas en su habitación mientras las fuerzas españolas acampaban en las inmediaciones. Más por la noche fue aquella asaltada por algunos guerrilleros, completamente robadas dichas señoras y asesinada toda la familia siendo luego pasto del fuego que los malhechores dieron a la casa. Con noticia de semejante catástrofe, murió de dolor pocos días después el marido de la señora Mercedes Mora, el C. Melchor Loret de Mola, padres de los infortunados niños Alberto y Adriano. (1 Episodio de la guerra en Cuba.- El 6 de Enero de 1871.- Por M.L.M., superviviente de la hecatombe. Puerto Príncipe, 1893)

     España se llamaba un país "civilizado". Las autoridades de Puerto Príncipe, dijeron que iban a celebrar un juicio a los involucrados en la masacre.  Nunca se hizo nada. Pero a los cubanos no perdían tiempo en condenarlos.
    4.- "A mediaos del año 1869, una columna española llegó al ingenio El Canal,  en la jurisdicción e Holguín, propiedad del C. Salvador Rojas, anciano de más de 60 años de edad y padre de familia. Los soldados le dieron muerte y a 10 más, entre individuos de su familia y trabajadores del ingenio, en ocasión en que se hallaban ocupados tranquilamente en las faenas de la finca. Cebárnosle con singular saña en el cuerpo del anciano propietario, abriéndole el vientre y gozándose diabólicamente en rellenárselo de raspadura".  (España fue un gran Imperio y lo perdieron todo por los abusos en los indios primero, y luego en los criollos. Se creían superiores a nosotros los nacidos en este Continente. Así fue también en Filipinas).
   5.- 'Se pueden contar tantas BARBARIDADES cometidas contra los cubanos, imposibles de creer. "Una partida de catalanes salió de Manzanillo hacia el punto titulado Cabaiguán, y dieron horrorosa muerte a los pacíficos labriegos Antonio Arias, Natalio Machado, de 80 años de edad, y a los niños de 16 y 17 años. Después de haberlos atado fuertemente pies con manos, como cerdos, los tendieron aquellos españoles sobre el mostrador de la bodega de Juan Riera, y los degollaron recogiendo su sangre en unos garrafones". (Para hacer luego morcilla)
   6.- "Ni aun los extranjeros están exentos del furor de la soldadesca y de la plebe española. Wyeth y Speakman,  (americanos) fusilados sin solemnes formas de juicio en 1869 en el Departamento Oriental; el retratista Cohner (americano), asesinado en La Habana por los voluntarios el día de los excesos del Louvre; Isaac Grinwald, víctima de la furia de otro voluntario de La Habana, por el grave delito de llevar corbata azul; Mr. Philips, Cónsul americano en Santiago de Cuba, insultado y amenazado por los catalanes; los numerosos ciudadanos de los Estados Unidos presos y con sus bienes embargados, sin formación de causa, son ejemplos que confirman el poco civilizado sistema de España de hacer la guerra en Cuba".
    Por estas cosas en todas sus colonias fue perdiendo su poder España por los abusos en toda América del Sur, México, Filipinas, Puerto Rico y Cuba. Ellos se creían los todos poderosos, con derecho de mandar en la vida de los oprimidos. La lucha no fue fácil en nuestro Continente, pero fuimos libres del poder criminal de España. Los Voluntarios fueron unos verdaderos asesinos. Muertos de hambre que venían de España donde eran tratados como una "basura" y al llegar a las colonias, eran unos perros criminales. Cuba sufrió mucho, nuestra juventud se lanzó a luchar contra ellos. Pero fuimos libres. Para al pasar los años caer en una trampa y ser traicionados por cubanos, y convertir nuestra vida Democrática, en la lacra más terrible del mundo el COMUNISMO. Luego traicionados por el nefasto Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, de descendencia MUSLIN.
    Cuba tiene que volver a ser libre, no podemos perder nuestras esperanzas. Yo no lo veré, pero otros quizás lo vean.

FIDEL Y RAMIRO

Posted: 04 Dec 2016 10:35 AM PST

EN LAS SECUELAS DE LA MUERTE DEL DÉSPOTA. FIDEL Y RAMIRO.
Especial y exclusivo para ENFOQUE.
NO; No se trata de Ramiro Valdés; continúe leyendo....
             El hermano Ramiro, arribó a Cuba, por barco en los cuarentas. El "galleguito" fue asignado por la congregación al sanatorio San Juan de Dios, antigua finca Lilliam de Gómez Mena localizada en los Pinos las afueras de la Habana, frente a Fortuna, el paradero de las rutas 13 y 83. Todavía allí existe como una institución privada
            
 
Al novicio navarro, un adolescente, le fue asignada la limpieza de las cabañitas, una increíble variopinta y espectacular cúmulo de casitas en colores que Ud. podía ver con asombro al entrar en las instalaciones, y que dejaban boquiabiertos, por su belleza, a los visitantes.
              Allí Ramirito tenía que arreglar las habitaciones para los ingresos. En los cuarentas tardíos no había  muchas opciones para el tratamiento de enfermedades mentales, por lo que el psiquiatra de turno  decidía a quien hospitalizar, en caso de que el enfermo fuera un peligro para él mismo o la sociedad.
Me contaba Ramiro que "en PD".– yo era el médico clínico del Sanatorio siendo ya el superior de la congregación–, que una tarde recibió la orden por escrito de preparar una cama para un joven llamado Fidel Castro, un desconocido en aquél entonces. La familia lo había llevado a la consulta externa y el galeno decidió el ingreso.
             Como era la costumbre el hermanito preparó todo para el día siguiente. Castro no se presentó. Todavía lo están esperando en el sanatorio San Juan de Dios.
Dr. Santiago Cárdenas

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.